La plan­ti­lla de­nun­cia «par­ti­dis­mo»

Los tra­ba­ja­do­res cla­man con­tra la elec­ción de An­drés Gil co­mo pre­si­den­te

ABC (Castilla y León) - - ESPAÑA - MAR­CO NA­YA MA­DRID

La no­ti­cia del acuer­do en­tre el Eje­cu­ti­vo de Pedro Sánchez y Po­de­mos pa­ra po­ner al fren­te de RTVE al pe­rio­dis­ta An­drés Gil pro­vo­có nue­vas pro­tes­tas en una plan­ti­lla que mos­tró su ma­les­tar en las re­des so­cia­les. Los pe­rio­dis­tas de la ra­dio y la te­le­vi­sión pú­bli­ca car­ga­ron con­tra una elec­ción que, a su jui­cio, no cum­ple con los cri­te­rios de­man­da­dos por ellos du­ran­te me­ses to­dos los vier­nes y cons­ti­tu­ye otro gol­pe po­lí­ti­co a los me­dios de co­mu­ni­ca­ción pú­bli­cos de Es­pa­ña.

Im­par­cia­li­dad e in­de­pen­den­cia po­lí­ti­ca, ex­pe­rien­cia pre­via y co­no­ci­mien­to del fun­cio­na­mien­to de los me­dios pú­bli­cos, son sus tres reivin­di­ca­cio­nes; cua­li­da­des que pe­rio­dis­tas co­mo An­na Bosch no de­tec­tan en el po­si­ble pre­si­den­te de To­rres­pa­ña. «¿Era mu­cho al­guien del sec­tor au­dio­vi­sual y me­nos iden­ti­fi­ca­ble ideo­ló­gi­ca­men­te? Por ge­ne­rar un po­co de con­fian­za», re­cla­mó ayer Bosch en sus re­des so­cia­les.

A su re­cri­mi­na­ción se unie­ron otras ca­ras de la plan­ti­lla co­mo el co­rres­pon­sal de TVE en Washington, Car­los Fran­ga­ni­llo, que re­su­mió el des­con­ten­to de los em­plea­dos de la em­pre­sa al des­cri­bir la de­ci­sión con una afir­ma­ción: «Más de lo mis­mo. Par­ti­dis­mo y de­cre­to». El re­por­te­ro tam­bién hi­zo alu­sión a la cons­tan­te in­je­ren­cia po­lí­ti­ca en la di­rec­ción del me­dio de co­mu­ni­ca­ción pú­bli­co al ase­gu­rar que «los que ayer cri­ti­ca­ban, aho­ra aplau­di­rán, y así has­ta la pró­xi­ma».

Es­tas pro­tes­tas se unie­ron a las de­ce­nas de re­pro­ba­cio­nes si­mi­la­res pro­ve­nien­tes de sus com­pa­ñe­ros que, en un nue­vo «vier­nes ne­gro», han al­za­do sus vo­ces pa­ra pro­tes­tar con­tra el «de­da­zo» so­cia­lis­ta –así lo des­cri­bió ayer la por­ta­voz en Ca­ta­lu­ña de Ciu­da­da­nos, Inés Arri­ma­das– y cla­mar por una te­le­vi­sión pú­bli­ca in­de­pen­dien­te. Una de las más crí­ti­cas fue la co­rres­pon­sal en Nue­va York de TVE, Al­mu­de­na Ari­za, que pi­dió a tra­vés de

su cuen­ta de Twit­ter que se in­ter­ce­da pa­ra lo­grar una ra­dio­te­le­vi­sión pú­bli­ca «des­po­li­ti­za­da, in­de­pen­dien­te e in­no­va­do­ra» en la que «po­der ha­cer pe­rio­dis­mo». Asi­mis­mo, la pe­rio­dis­ta exi­gió que no se pro­du­je­se «más de lo mis­mo» y que no se nom­bren pre­si­den­tes «con un ses­go po­lí­ti­co» mar­ca­do.

La tra­yec­to­ria pro­fe­sio­nal del can­di­da­to su­ge­ri­do por PSOE y Po­de­mos pa­ra el car­go, An­drés Gil, mar­ca­do por su de­di­ca­ción, has­ta el mo­men­to, al pe­rio­dis­mo es­cri­to tras va­rios años en las fi­las de el­dia­rio.es y sin con­tar con ex­pe­rien­cia pre­via en el me­dio au­dio­vi­sual, tam­po­co ha si­do pla­to de buen gus­to pa­ra al­gu­nos tra­ba­ja­do­res de la em­pre­sa pú­bli­ca afec­ta­da. Pa­co Gran­de, pe­rio­dis­ta de­por­ti­vo en es­te me­dio, es otro de los crí­ti­cos que mos­tró ayer su «de­cep­ción» en las re­des con el nom­bra­mien­to de un nue­vo pre­si­den­te «sin ex­pe­rien­cia en te­le ni ra­dio ni en ges­tión una cor­po­ra­ción pú­bli­ca». «Más de lo mis­mo. Los po­lí­ti­cos siem­pre a lo su­yo», sen­ten­ció re­sig­na­do el re­por­te­ro.

«Ha­bría evi­ta­do per­fi­les fá­cil­men­te iden­ti­fi­ca­bles con sen­si­bi­li­da­des po­lí­ti­cas. Nues­tra pe­lea de años por la in­de­pen­den­cia lo me­re­cía», la­men­tó en su cuen­ta la pe­rio­dis­ta Ale­jan­dra Mar­tí­nez. Por su par­te, la co­rres­pon­sal de TVE en Pe­kín, Ma­vi Do­ña­te, se unió al mo­vi­mien­to re­cla­man­do una te­le­vi­sión «des­po­li­ti­za­da y que no sea mo­ne­da de cam­bio de nin­gún par­ti­do po­lí­ti­co».

La mo­vi­li­za­ción de los tra­ba­ja­do­res de RTVE au­pó el hash­tag #Vier­ne­sNe­gro10 has­ta si­tuar­se, du­ran­te gran par­te del día, en­tre las ten­den­cias más re­le­van­tes de Twit­ter des­pués de que mu­chos in­ter­nau­tas se unie­sen a la pro­tes­ta del co­lec­ti­vo. Es­to se de­be a que el nom­bra­mien­to de An­drés Gil tras­cen­dió en un día se­ña­la­do en la agen­da de los dis­con­for­mes tra­ba­ja­do­res de la ra­dio­te­le­vi­sión pú­bli­ca al ser el dé­ci­mo «vier­nes ne­gro» que se reúnen ata­via­dos con pren­das os­cu­ras. El ob­je­ti­vo de la ini­cia­ti­va es de­nun­ciar la pa­si­vi­dad po­lí­ti­ca pa­ra abordar la re­no­va­ción de la cú­pu­la del me­dio y la ma­ni­pu­la­ción a la que es­tán so­me­ti­dos ade­más de con­se­guir orien­tar a la em­pre­sa pa­ra rea­li­zar un pe­rio­dis­mo más ho­nes­to que apa­ci­güe el ma­les­tar in­terno.

Em­plea­dos de TVE pro­tes­tan ves­ti­dos de ne­gro con­tra la ma­ni­pu­la­ció­nABC

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.