LA FIS­CA­LÍA RE­TRA­TA LA DE­SES­PE­RA­DA ES­TRA­TE­GIA DE PUIG­DE­MONT

En un es­cri­to des­ta­pa el in­ten­to de los gol­pis­tas hui­dos de apar­tar a los jue­ces del tri­bu­nal del 1-O DEL­GA­DO ASU­ME SU ERROR: CON­TRA­TA A UNA FIR­MA BEL­GA LA DE­FEN­SA DE LLA­RE­NA

ABC (Castilla y León) - - PORTADA - NATI VILLANUEVA MADRID

«SAR­CAS­MO» « CON­TRA­SEN­TI­DO» «INO­CUO» «INASU­MI­BLE» «AB­SUR­DO»

Sar­cas­mo, frau­de, inasu­mi­ble, sin sus­ten­to, ab­sur­do... La Fis­ca­lía del Tri­bu­nal Su­pre­mo no es­ca­ti­ma en sus­tan­ti­vos ni ad­je­ti­vos pa­ra des­ta­par la es­tra­te­gia obs­tru­cio­nis­ta de los pro­ce­sa­dos por re­be­lión en el mar­co del jui­cio del 1-O. En un con­tun­den­te es­cri­to an­te la Sa­la es­pe­cial que de­ci­di­rá so­bre las re­cu­sa­cio­nes de los ma­gis­tra­dos que for­man el tri­bu­nal de esa vis­ta, la co­no­ci­da co­mo «Sa­la del 61», el Mi­nis­te­rio Pú­bli­co cri­ti­ca el in­ten­to de los lí­de­res in­de­pen­den­tis­tas de apar­tar a es­tos cin­co jue­ces ale­gan­do una fal­ta de im­par­cia­li­dad que no se sos­tie­ne.

En un mo­men­to en el que, en pa­ra­le­lo y fue­ra de nues­tras fron­te­ras, se ha pues­to de ma­ni­fies­to el in­te­rés de los hui­dos por des­acre­di­tar el sis­te­ma ju­di­cial es­pa­ñol –con la de­man­da ci­vil a Lla­re­na, y con ella, a to­do el Es­ta­do de De­re­cho–, la Fis­ca­lía cri­ti­ca es­pe­cial­men­te las re­cu­sa­cio­nes pro­mo­vi­das por el ex­pre­si­den­te Car­les Puig­de­mont y otros dos hui­dos:

Cla­ra Pon­sa­tí y Lluís

Puig.

En re­bel­día

«Cons­ti­tu­ye un sar­cas­mo que ac­cio­ne la re­cu­sa­ción quien es­tá hui­do de la jus­ti­cia. Los re­cu­rren­tes no pue­den ac­cio­nar la jus­ti­cia en un pro­ce­di­mien­to en el que ha si­do de­cla­ra­da su re­bel­día por ha­ber­se sus­traí­do a la au­to­ri­dad del juez y a la per­se­cu­ción del de­li­to y ave­ri­gua­ción de res­pon­sa­bi­li­da­des por nues­tra ju­ris­dic­ción so­be­ra­na», sub­ra­ya el fis­cal Jaime Mo­reno en su in­for­me an­te la Sa­la que en su mo­men­to ile­ga­li­zó Ba­ta­su­na.

A su jui­cio, «es com­ple­ta­men­te ab­sur­do que re­cu­sen a un tri­bu­nal que no va a juz­gar­les por ha­llar­se en re­bel­día y a cu­ya ju­ris­dic­ción se han sus­traí­do elu­dien­do la ac­ción de la Jus­ti­cia», in­sis­te. Pa­ra Mo­reno, uno de los cua­tro fis­ca­les que lle­van el ca­so –jun­to con Javier Za­ra­go­za, Con­sue­lo Ma­dri­gal y Fi­del Ca­de­nas– se tra­ta de «frau­de pro­ce­sal» y un «aten­ta­do a la bue­na fe».

Res­pec­to a los pro­ce­sa­dos que sí se sen­ta­rán en el ban­qui­llo en el jui­cio pre­vis­to pa­ra es­te oto­ño, el Mi­nis­te­rio Pú­bli­co con­si­de­ra que tam­po­co en es­te ca­so se dan las ra­zo­nes pa­ra apar­tar a los miem­bros de ese tri­bu­nal cu­ya im­par­cia­li­dad cues­tio­na: Manuel Mar­che­na, An­drés Mar­tí­nez Arrie­ta, Juan Ramón Ber­du­go, Lu­ciano Va­re­la y An­to­nio del Mo­ral. Los cin­co que lo com­po­nen.

A su jui­cio, las cau­sas de re­cu­sa­ción –en­tre las que ci­tan el he­cho de que al­gu­nos ad­mi­tie­ran la que­re­lla de la Fis­ca­lía en oc­tu­bre, que par­ti­ci­pa­ran en la re­so­lu­ción de re­cur­sos con­tra de­ci­sio­nes del ins­truc­tor Lla­re­na, que juz­ga­ran a Fran­cesc Homs o sim­ples «cues­tio­nes ideo­ló­gi­cas»– se fun­da­men­tan úni­ca­men­te en «apre­cia­cio­nes o im­pre­sio­nes sub­je­ti­vas y per­so­na­les de los acusados sin sus­ten­to pro­ba­to­rio al­guno».

«Los pro­ce­sa­dos –se­ña­la– es­tán in­ten­ta­do al­te­rar por es­te ar­ti­fi­cio­so cau­ce» la com­po­si­ción de un tri­bu­nal le­gal­men­te cons­ti­tui­do y con­se­guir otro «a la car­ta», lo que su­po­ne una «fla­gran­te vul­ne­ra­ción del de­re­cho al juez or­di­na­rio pre­de­ter­mi­na­do por la ley y del de­re­cho a un pro­ce­so sin di­la­cio­nes que con­sa­gra el ar­tícu­lo 24 de la Cons­ti­tu­ción».

Pre­mi­sas inasu­mi­bles

So­bre las sos­pe­chas de par­cia­li­dad so­bre los ma­gis­tra­dos, el fis­cal di­ce que no es­tán «ni le­gí­ti­ma­men­te ni ob­je­ti­va­men­te jus­ti­fi­ca­das». Par­ten de una pre­mi­sa «ab­so­lu­ta­men­te inasu­mi­ble y ob­je­ti­va­men­te ino­cua»: el he­cho de que, sin ana­li­zar ni pre­juz­gar na­da, miem­bros de es­ta Sa­la Se­gun­da abrie­ran una una in­ves­ti­ga­ción pa­ra de­pu­rar los he­chos for­mu­la­dos en la que­re­lla de la Fis­ca­lía.

Lo mis­mo pue­de pre­di­car­se de las cau­sas de re­cu­sa­ción ba­sa­das en ha­ber re­suel­to re­cur­sos so­bre com­pe­ten­cia, ha­ber in­ter­ve­ni­do en ca­sos análo­gos, o las que cues­tio­nan la ideo­lo­gía de los ma­gis­tra­dos, que no cons­ti­tu­yen más que «ar­ti­fi­cio­sos cau­ces pa­ra obs­ta­cu­li­zar el pro­ce­so y una anó­ma­la ex­ten­sión in­de­bi­da de las cau­sas le­ga­les de re­cu­sa­ción».

Li­ber­tad ideo­ló­gi­ca

Res­pec­to a es­ta re­fe­ren­cia a cues­tio­nes ideo­ló­gi­cas de los ma­gis­tra­dos, «ar­bi­tra­ria­men­te pre­su­mi­da por per­te­ne­cer a la mis­ma Sa­la que el ins­truc­tor (Pa­blo Lla­re­na), Mo­reno re­cuer­da que la ideo­lo­gía «es un va­lor cons­ti­tu­cio­nal­men­te pro­te­gi­do que no pue­de con­fun­dir­se con la amis­tad o ene­mis­tad ni con el in­te­rés di­rec­to o in­di­rec­to en el plei­to». «Que el de­re­cho a la li­ber­tad ideo­ló­gi­ca de los ma­gis­tra­dos pre­ten­da ser anu­la­do por la ima­gi­na­ria cau­sa de re­cu­sa­ción re­ve­la un pro­fun­do des­pre­cio por el res­pe­to de­bi­do a los de­re­chos fun­da­men­ta­les y va­lo­res del Es­ta­do de De­re­cho», se­ña­la el re­pre­sen­tan­te del Mi­nis­te­rio Pú­bli­co.

Con es­te es­cri­to so­bre la me­sa, el miér­co­les se reúne la «Sa­la del 61» pa­ra

«Frau­de pro­ce­sal» Pa­ra el fis­cal, es­tas re­cu­sa­cio­nes son un «frau­de pro­ce­sal» y un «aten­ta­do a la bue­na fe»

«A la car­ta» Acu­sa a los pro­ce­sa­dos de pre­ten­der con­se­guir un tri­bu­nal «a la car­ta»

Un «sar­cas­mo»

«Cons­ti­tu­ye un sar­cas­mo que ac­cio­ne la re­cu­sa­ción quien es­tá hui­do de la jus­ti­cia»

«Ab­sur­do»

«Es com­ple­ta­men­te ab­sur­do que (los hui­dos) re­cu­sen a un tri­bu­nal que no va a juz­gar­les por ha­llar­se en re­bel­día»

«Pro­fun­do des­pre­cio»

«La cau­sa de re­cu­sa­ción re­ve­la un pro­fun­do des­pre­cio por el res­pe­to de­bi­do a los de­re­chos fun­da­men­ta­les y va­lo­res del Es­ta­do de De­re­cho»

de­ci­dir so­bre es­tas re­cu­sa­cio­nes.

Es­ta Sa­la es­pe­cial, que pre­si­de el pre­si­den­te del Su­pre­mo, Car­los Les­mes, es­tá for­ma­da por los pre­si­den­tes de las cin­co Sa­las del Su­pre­mo y por el ma­gis­tra­do más an­ti­guo y más mo­derno de ca­da una de ellas.

Sin em­bar­go, no for­ma­rá par­te de la de­li­be­ra­ción nin­gún in­te­gran­te de la Sa­la Pe­nal al es­tar re­cu­sa­dos, en­tre otros, su pro­pio pre­si­den­te, Manuel Mar­che­na, quien pre­si­di­rá, ade­más, el tri­bu­nal que juz­ga­rá a la cú­pu­la del «pro­cés».

EFE

El nom­bra­mien­to de Ma­ría Jo­sé Se­ga­rra –en la ima­gen– co­mo fis­cal ge­ne­ral del Es­ta­do no ha su­pues­to nin­gún cam­bio de rum­bo en la pos­tu­ra de la FGE res­pec­to al 1-O

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.