Los abo­ga­dos del ex­pre­si­dent cam­bia­ron el tex­to ya tra­du­ci­do

ABC (Castilla y León) - - ESPAÑA - S. E.

La tra­duc­to­ra de la de­man­da pre­sen­ta­da en Bél­gi­ca por el ex­pre­si­dent de la Ge­ne­ra­li­tat Car­les Puig­de­mont y cua­tro de sus ex­con­se­je­ros con­tra el ins­truc­tor de la cau­sa del pro­ce­so so­be­ra­nis­ta, Pa­blo Lla­re­na, se de­sen­ten­dió ayer de la al­te­ra­ción, en la ver­sión fran­ce­sa del do­cu­men­to re­mi­ti­do al juz­ga­do, de las pa­la­bras ma­ni­fes­ta­das por el ma­gis­tra­do en un ac­to pri­va­do que fun­da­men­tan la ci­ta­da ac­ción ci­vil.

Así lo se­ña­ló De­lia S.B. a «El Es­pa­ñol», se­gún re­co­ge Ep, al ase­gu­rar que se li­mi­tó a tra­du­cir del fran­cés al es­pa­ñol el tex­to que le en­via­ron los abo­ga­dos. Aña­de que, ade­más, se tra­ta de una tra­duc­ción ju­ra­da y que su fir­ma apa­re­ce úni­ca­men­te en la ver­sión cas­te­lla­na del tex­to. Se­gún es­ta ver­sión, ha­brían si­do los abo­ga­dos de Puig­de­mont en Bél­gi­ca, coor­di­na­dos por Gon­za­lo Bo­yé, quie­nes pre­sun­ta­men­te ha­brían pos­te­rior­men­te ma­ni­pu­la­do las ma­ni­fes­ta­cio­nes del juez Lla­re­na en la ver­sión fran­ce­sa de la de­man­da.

Esa tra­duc­ción en fran­cés fue en­via­da por co­rreo elec­tró­ni­co a una fir­ma de tra­duc­to­res, don­de es­ta em­plea­da reali­zó su tra­ba­jo si­guien­do fiel­men­te el tex­to ori­gi­nal que le lle­gó, que sí res­pe­ta­ba las pa­la­bras del juez. La de­fen­sa de Puig­de­mont ten­drá que es­pe­rar has­ta el pró­xi­mo mar­tes 4 de sep­tiem­bre, cuan­do se ce­le­bre la vis­ta por la de­man­da ci­vil pre­sen­ta­da con­tra el ma­gis­tra­do del Tri­bu­nal Su­pre­mo, pa­ra co­rre­gir el su­pues­to error que, si se atien­de a la ver­sión de la tra­duc­to­ra, se­ría atri­bui­ble a los abo­ga­dos que re­dac­ta­ron ori­gi­nal­men­te la de­man­da en fran­cés. Las de­cla­ra­cio­nes ori­gi­na­les de Lla­re­na uti­li­za­das pa­ra ar­mar la de­man­da fue­ron rea­li­za­das en con­di­cio­nal pa­ra re­fe­rir­se a los en­cau­sa­dos, mien­tras que la tra­duc­ción pre­sen­ta­da en la de­nun­cia afir­ma que el ma­gis­tra­do di­jo que co­me­tie­ron efec­ti­va­men­te los de­li­tos de los que es­ta­ba ha­blan­do.

De­cla­ra­cio­nes

La tra­duc­to­ra ase­gu­ra que la ma­ni­pu­la­ción se hi­zo des­pués de que ella re­dac­ta­ra el tex­to co­rrec­to

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.