Ma­cron se eri­ge lí­der de una Eu­ro­pa fa­vo­ra­ble a la in­mi­gra­ción

▶ Con­tes­ta así a las alu­sio­nes di­rec­tas que so­bre él hi­cie­ron Sal­vi­ni y Or­ban

ABC (Castilla y León) - - INTERNACIONAL - JUAN PE­DRO QUIÑONERO CORRESPONSAL EN PA­RÍS

Em­ma­nuel Ma­cron asu­me gus­to­so el li­de­raz­go ima­gi­na­rio de las fuer­zas eu­ro­peas pre­sun­ta­men­te fa­vo­ra­bles a la in­mi­gra­ción que le atri­bu­yen Mat­teo Sal­vi­ni y Vik­tor Or­ban, es­pe­ran­do con­se­guir al­gu­nos ré­di­tos na­cio­na­les e in­ter­na­cio­na­les que no pa­re­cen anun­ciar los son­deos ni la au­sen­cia de alian­zas tan­gi­bles y ope­ra­ti­vas. Se tra­ta de un due­lo que am­bos ban­dos es­pe­ran ga­nar cuan­do los elec­to­res eli­jan el pró­xi­mo Par­la­men­to eu­ro­peo, el mes de ma­yo de 2019.

Abrió el fue­go Ma­cron, en su dis­cur­so an­te el Par­la­men­to Eu­ro­peo, en abril pa­sa­do, anun­cian­do una «gue­rra ci­vil eu­ro­pea» en­tre par­ti­da­rios y ad­ver­sa­rios de la «so­cie­dad abier­ta», de­nun­cian­do el au­to­ri­ta­ris­mo «ili­be­ral» de Or­ban y los lí­de­res eu­ro­peos ul­tra­na­cio­na­lis­tas. Si­guie­ron me­ses de en­fren­ta­mien­tos muy ten­sos, has­ta el mar­tes pa­sa­do, cuan­do Vik­tor Or­ban, pri­mer ministro hún­ga­ro, acom­pa­ña­do de Mat­teo Sal­vi­ni, ministro del In­te­rior ita­liano, anun­ció la gue­rra que vie­ne: «Hay dos cam­pos en Eu­ro­pa. Ma­cron es­tá a la ca­be­za de las fuer­zas po­lí­ti­cas que sos­tie­nen la in­mi­gra­ción. En el otro ban­do es­ta­mos quie­nes desea­mos pa­rar la in­mi­gra­ción ile­gal».

En­can­ta­do, con ese nom­bra­mien­to ofi­cio­so de lí­der ima­gi­na­rio de un «cam­po» por cons­truir, Ma­cron no du­dó en co­ger la per­cha, de­cla­ran­do, en Co­pen­ha­gue, don­de se en­con­tra­ba en via­je ofi­cial: «No ce­de­ré en na­da a los na­cio­na­lis­tas y a los que pro­mue­ven es­te dis­cur­so de odio. Si han que­ri­do ver en mi per­so­na a su prin­ci­pal opo­nen­te, tie­nen ra­zón».

Cau­tos, Or­ban y Sal­vi­ni no ci­ta­ron a An­ge­la Mer­kel en su fi­lí­pi­ca con­tra Ma­cron, que con­ti­núa con­si­de­ran­do a la can­ci­ller ale­ma­na co­mo su prin­ci­pal alia­da es­tra­té­gi­ca y es­pe­ra con­se­guir otros apo­yos, co­men­zan­do por Es­pa­ña, en la cum­bre eu­ro­pea del pró­xi­mo 20 de sep­tiem­bre, en Salz­bur­go.

So­cie­dad abier­ta

El pre­si­den­te fran­cés ya ex­pu­so su vi­sión muy ma­ti­za­da de la so­cie­dad abier­ta que él de­fien­de, en Eu­ro­pa, en el Con­se­jo Eu­ro­peo del mes de ju­nio pa­sa­do, pro­po­nien­do la crea­ción de «cen­tros ce­rra­dos» pa­ra in­ter­nar inmigrantes ile­ga­les, con un éxi­to por aho­ra in­vi­si­ble: los alia­dos eu­ro­peos es­tán muy di­vi­di­dos en to­dos los fren­tes de los pro­ble­mas mi­gra­to­rios: las ayu­das a los paí­ses de ori­gen cues­tan mu­cho di­ne­ro; el con­trol de las fron­te­ras co­mu­nes es mo­ti­vo de ten­sio­nes per­ma­nen­tes; la aco­gi­da de bar­cos de re­fu­gia­dos sus­ci­ta su­ce­si­vas ba­ta­llas cam­pa­les con re­sul­ta­dos muy mo­des­tos; la aper­tu­ra de «cen­tros ce­rra­dos» en paí­ses del Ma­greb no ter­mi­na de cua­jar; las opi­nio­nes pú­bli­cas per­ci­ben con in­quie­tud cre­cien­te la lle­ga­da con­tro­la­da o in­con­tro­la­da de inmigrantes, le­ga­les o ile­ga­les…

Ins­ta­la­do en el po­dio ofi­cio­so de un li­de­raz­go por cons­truir, Ma­cron cuen­ta con el apo­yo ve­la­do pe­ro real de An­ge­la Mer­kel y es­pe­ra con­se­guir nue­vos apo­yos de paí­ses más o me­nos re­ti­cen­tes, co­mo Di­na­mar­ca o Fin­lan­dia. Ma­cron con­tó en el pa­sa­do con el apo­yo de Ma­riano Ra­joy y cuen­ta hoy con el de Pe­dro Sán­chez. Es un fren­te va­rio­pin­to, con in­tere­ses na­cio­na­les muy di­ver­sos y una efi­ca­cia por de­mos­trar, en el te­rreno de una «so­li­da­ri­dad eu­ro­pea» a geo­me­tría har­to va­ria­ble.

Du­ran­te la cam­pa­ña pre­si­den­cial de 2017, Ma­cron ya ju­gó y ga­nó el en­fren­ta­mien­to en­tre los par­ti­da­rios del «bún­ker eu­ro­peo» (Ma­ri­ne Le Pen) y los par­ti­da­rios de la «so­cie­dad abier­ta». La in­ci­pien­te cam­pa­ña de las pró­xi­mas elec­cio­nes eu­ro­peas ame­na­za con re­pe­tir ese due­lo, con un re­sul­ta­do muy im­pre­vi­si­ble.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.