Mé­xi­co y su ex­por­ta­ción de te­le­no­ve­las

ABC - Cultural - - Portada | Una Lengua Global - ADRIÁN ESPALLARGÁS

Mé­xi­co es el país con el ma­yor número de ha­blan­tes de es­pa­ñol del mun­do, lo que con­fie­re a los dia­lec­tos que se ha­blan en la an­ti­gua co­lo­nia un pe­so ca­pi­tal den­tro de la len­gua que usan a dia­rio unos 550 mi­llo­nes de per­so­nas. Cul­tu­ral­men­te, su in­dus­tria te­le­vi­si­va es de gran re­le­van­cia a la ho­ra de di­fun­dir la len­gua es­pa­ño­la: se pro­du­cen cien­tos de te­le­no­ve­las que son ex­por­ta­das a otros paí­ses la­ti­noa­me­ri­ca­nos y, so­bre to­do, a EE.UU. De he­cho, el «me­xi­cano» es el ti­po de es­pa­ñol que sue­len apren­der los es­ta­dou­ni­den­ses de­bi­do a los es­tre­chos la­zos cul­tu­ra­les y los mi­llo­nes de emi­gran­tes que vi­ven en la pri­me­ra po­ten­cia. Una de las ca­rac­te­rís­ti­cas que más sor­pren­de del es­pa­ñol de Mé­xi­co es la ex­qui­si­ta edu­ca­ción en el uso del idio­ma. Cons­tan­te­men­te se di­ce «gra­cias» y «por fa­vor», ade­más de uti­li­zar ex­pre­sio­nes dia­rias co­mo «¿man­de?» en vez de «¿qué?» o «per­mi­so» al re­ti­rar­se de la me­sa o pa­sar al fren­te de al­guien. No obs­tan­te, hay pa­la­bras que a oí­dos de un es­pa­ñol chi­rrían, co­mo es el ca­so de «ca­lien­ti- to» –no «ca­len­ti­to»– o ex­pre­sio­nes que sa­can de qui­cio co­mo «aho­ri­ta», que, en reali­dad, sig­ni­fi­ca «lo ha­ré cuan­do me ape­tez­ca» o el con­tra­dic­to­rio «lue­go-lue­go», que quie­re de­cir ya. Por otro la­do, el es­pa­ñol me­xi­cano es­tá pla­ga­do de nom­bres de lu­ga­res pro­ve­nien­tes de los idio­mas me­soa­me­ri­ca­nos, lle­nos de «x» –que ge­ne­ran el so­ni­do «j» co­mo en Mé­xi­co y Oa­xa­ca- o el ex­tra­ño «tl» que apa­re­ce en nom­bres de lu­ga­res co­mo el de es­ta­do «Tlax­ca­la», el mu­ni­ci­pio de «Tlal­ne­pantla» o el vol­cán «Po­po­ca­té­petl». De esas an­ti­guas len­guas prehis­pá­ni­cas, pro­vie­ne la pa­la­bra «ti­za», que en «náhuatl» se de­cía « ti­zatl » , « cho­co­la­te » , for­ma­da por «xo­co» (amar­go) y «atl» (agua); o «to­ca­yo», cu­yo ori­gen es «to­caitl» Y, co­mo en otras par­tes de Amé­ri­ca La­ti­na, es­ta el con­ti­núo uso de la «s» pa­ra se­sear las vo­ca­les acom­pa­ña­das por «z»y «c» que ha­ce que mu­chos me­xi­ca­nos co­me­tan fa­llos gra­ma­ti­ca­les cons­tan­te­men­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.