AN­TO­NI MUN­TA­DAS: SI ME QUE­RÉIS IR(SE)

El tiem­po de aho­ra, que tan­to nos apu­ra, nos ale­ja del es­pec­ta­dor que el Pre­mio Na­cio­nal An­to­ni Mun­ta­das quie­re reivin­di­car en es­ta ex­po­si­ción pa­ra el CGAC

ABC - Cultural - - ARTE - MA­RÍA PE­ÑA LOM­BAO

PA­RA EL AR­TIS­TA, EL PAI­SA­JE ES LA IN­TER­FAZ, LA PIS­TA DE DES­PE­GUE Y ATE­RRI­ZA­JE PA­RA TRA­TAR OTROS ASUN­TOS

Ala ge­ne­ra­ción que en­tra le ha­bla­re­mos de los va­sos de yo­gur co­nec­ta­dos con un hilo que usá­ba­mos pa­ra «co­mu­ni­car­nos» y le re­sul­ta­rá fas­ci­nan­te. Ha­brá in­ves­ti­ga­cio­nes al res­pec­to. No­so­tros en­ton­ces es­ta­re­mos fas­ci­na­dos con los lu­ga­res a don­de la cá­ma­ra de ví­deo ha­brá lle­ga­do. El im­pac­to del mun­do di­gi­tal y la exi­gen­cia de ab­sor­ber la in­for­ma­ción «a ve­lo­ci­da­des in­dus­tria­les» ha mar­ca­do el ca­mino de cier­tos ar­tis­tas que, por los años se­ten­ta, de­ci­die­ron se­guir la co­rrien­te de los New Me­dia: la apa­bu­llan­te lle­ga­da de la flui­dez de la in­for­ma­ción.

An­to­ni Mun­ta­das (Bar­ce­lo­na, 1942) es co­no­ci­do co­mo uno de los pri­me­ros crea­do- res es­pa­ño­les en in­tere­sar­se por el ví­deo co­mo lien­zo pa­ra sus tra­ba­jos. En 1971 se ins­ta­ló en Nue­va York y, des­de en­ton­ces, su tra­ba­jo ha si­do ex­pues­to en múl­ti­ples y re­co­no­ci­dos mu­seos co­mo el MoMA o el MNCARS. Du­ran­te 24 años fue pro­fe­sor in­vi­ta­do en el MIT y ac­tual­men­te es pro­fe­sor en el Ins­ti­tu­to Uni­ver­si­ta­rio de Arquitectura de Ve­ne­cia. Ha es­ta­do pre­sen­te a lo lar­go de su ca­rre­ra en cer­tá­me­nes in­ter­na­cio­na­les, Do­cu­men­ta de Kas­sel, Bie­nal de Whit­ney... Y en 2005 re­ci­bió el Pre­mio Na­cio­nal de Ar­tes Plás­ti­cas.

Las sie­te pro­yec­cio­nes que se en­cuen­tran en la ac­tua­li­dad en el CGAC ba­jo el tí­tu­lo Es­tra­te­gias del des­pla­za­mien­to son mo­no­ca­nal en sa­la os­cu­ra; se tra­ta de pai­sa­jes que trans­cu­rren sin acon­te­ci­mien­to al­guno. Los ví­deos que pro­ta­go­ni­zan la mues­tra – en­tre 30 y 60 mi­nu­tos de du­ra­ción ca­da uno– se ti­tu­lan: Dé­ri­ve Ve­ne­zia­ne, Gua­dia­na y Fi­nis­te­rre. El pri­me­ro, de 2015, y los dos últimos, de 2017.

Las fil­ma­cio­nes – del Gua­dia­na gra­ba­do des­de el ai­re, Fi­nis­te­rre des­de la tierra y Ve­ne­cia des­de los ca­na­les– in­ter­ca­lan fra­ses co­mo las que si­guen: «Otra ca­te­go­ría de au­sen­cia en el mun­do, un exilio aún más le­jano» o «El via­je­ro se to­pa con-

ti­nua­men­te con lí­mi­tes y apo­rías que no pue­de evi­tar».

La co­mi­sa­ria Ali­cia Chi­lli­da es­cri­be pa­ra la mues­tra: «Si en­ten­de­mos car­to­gra­fiar co­mo le­van­tar un ma­pa de una por­ción de su­per­fi­cie te­rres­tre o ma­ri­na, la ex­po­si­ción in­terio­ri­za la flui­dez del agua. El ar­tis­ta le­van­ta ma­pas no li­nea­les re­gis­tra­dos me­dian­te el ví­deo y la fotografía. En ca­da tra­ba­jo ge­ne­ra car­to­gra­fías si­nes­té­si­cas que in­ci­tan a leer la ima­gen y mi­rar el tex­to me­dian­te tres geo­me­trías: la­be­rín­ti­ca-on­du­lan­te en Ve­ne­cia, in­ter­mi­ten­te en el Gua­dia­na, ho­ri­zon­tal-ver­ti­cal en Fi­nis­te­rre. Per­der(se). Des­apa­re­cer. Ir(se)».

La ciu­dad aco­sa­da

En­tre los te­mas que so­bre­sa­len en el tra­ba­jo de An­to­ni Mun­ta­das, des­ta­ca el in­te­rés por los me­dios de co­mu­ni­ca­ción y su ac­ción so­bre el in­di­vi­duo, la tec­no­lo­gía co­mo ge­ne­ra­do­ra de pai­sa­jes y la ciu­dad aco­sa­da de tu­ris­tas: el flâ­neur, o deam­bu­la­dor ur­bano, el sur­fis­ta de ca­lles bus­can­do olas, el na­ve­gan­te de ace­ras. En pa­la­bras del ar­tis­ta: «Per­der­se, des­apa­re­cer e ir­se son ver­bos que de­fi­nen ac­cio­nes y mo­vi­mien­tos li­ga­dos a de­ci­sio­nes más o me­nos cons­cien­tes y que tie­nen un re­fle­jo en un pai­sa­je na­tu­ral trans­for­ma­do por la in­ter­ven­ción hu- ma­na, de­li­mi­ta­do por una cier­ta ar­ti­fi­cia­li­dad: cons­truc­cio­nes, em­bal­ses, cam­bios de sen­ti­do, me­dios de des­pla­za­mien­to y fi­nal­men­te… La cá­ma­ra».

La cá­ma­ra de Mun­ta­das uti­li­za un án­gu­lo abier­to, en do­cu­men­ta­les y en­tre­vis­tas, en fo­to­gra­fías de ca­lles; no hay zoom, el de­ta­lle es tra­ta­do tam­bién co­mo un cam­po abier­to. Pa­ra el ar­tis­ta, el pai­sa­je es la in­ter­faz, la pis­ta de des­pe­gue y ate­rri­za­je, la vía de co­mu­ni­ca­ción de otros asun­tos; es el in­ter­me­dia­rio en­tre su dis­cur­so y te­mas sub­ya­cen­tes que no son es­pe­cí­fi­cos del pai­sa­je: la au­to­ma­ti­za­ción de los ges­tos, las ru­tas tu­rís­ti­cas, las re­li­gión, la po­lí­ti­ca... La in­ten­ción de­cla­ra­da en sus úl­ti­mas obras: Vol­ver a mi­rar, vol­ver a ver, vol­ver a des­apa­re­cer.

Abrir los ojos

«El mun­do fue el primer li­bro; el sol, el primer lec­tor», siem­pre lú­ci­do, Pas­cal Quig­nard. El mun­do fue el primer pai­sa­je y el sol el primer es­pec­ta­dor. El sol, el oro, la luz que to­do lo ba­ña. Per­te­ne­ce­mos a un sis­te­ma de vi­sión con­ti­nuo des­de el na­ci­mien­to, pa­cien­tes, es­pec­ta­do­res, siem­pre ac­ti­vos des­de el mo­men­to en que abri­mos los ojos. Ha­ce lus­tros que uno de los ob­je­ti­vos de la obra de ar­te es el de pa­ra­li­zar­nos, de­te­ner­nos, cla­var­nos an­te ella pa­ra ob­ser­var más tiem­po del de­bi­do la re­pre­sen­ta­ción que es­tá a la vis­ta y la que no lo es­tá tan­to. El tiem­po de aho­ra, que tan­to nos apu­ra, nos ale­ja del ser es­pec­ta­dor que An­to­ni Mun­ta­das quie­re reivin­di­car en es­ta ex­po­si­ción: Per­der(se). De­sa

pa­re­cer. Ir(se).

En las imá­ge­nes, al­gu­nos de los mo­men­tos de las gra­ba­cio­nes que com­po­nen «Es­tra­te­gias del des­pla­za­mien­to», ac­tual ci­ta del ca­ta­lán en el CGAC de San­tia­go de Com­pos­te­la

FI­GU­RA CA­PI­TAL

Pre­mio Na­cio­nal de Ar­tes Plás­ti­cas 2005, du­ran­te 24 años Mun­ta­das fue pro­fe­sor in­vi­ta­do en el MIT y ac­tual­men­te lo es en el I. Uni­ver­si­ta­rio de Arquitectura de Ve­ne­cia An­to­ni Mun­ta­das Es­tra­te­gias del des­pla­za­mien­to CGAC. San­tia­go de Com­pos­te­la. C/ Valle Inclán, 2. Co­mi­sa­ria: Ali­cia Chi­lli­da. Has­ta el 17 de ju­nio

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.