De­fí­na­se en un tra­zo

ABC - Cultural - - Arte - JA­VIER DÍAZ-GUAR­DIO­LA

Qué le in­tere­sa. Es di­fí­cil ex­pli­car con pa­la­bras mi tra­ba­jo cuan­do és­te tie­ne mu­cho que ver con ellas. En reali­dad, creo que es erró­neo ha­cer­lo. Mi la­bor es un ar­te­fac­to que se des­plie­ga en imá­ge­nes, en na­rra­cio­nes, en ex­pe­rien­cias. Pe­ro po­dría­mos de­cir que ha­bi­tual­men­te es­tas cues­tio­nes to­man for­ma si­mu­lan­do tex­tos e imá­ge­nes que re­mi­ten al cuer­po. De dón­de vie­ne. Des­de mi pri­mer pro­yec­to in­di­vi­dual en 2001, he par­ti­ci­pa­do en mu­chas ex­po­si­cio­nes, tam­bién en el ex­tran­je­ro. Re­cuer­do es­pe­cial­men­te una de mis pri­me­ras in­di­vi­dua­les, Su­je­to ( 2004), en la des­apa­re­ci­da sa­la Ed­gar Ne­vi­lle de Al­fa­far. Que­dé muy sa­tis­fe­cho con los pro­yec­tos que reali­cé pa­ra el Cen­tro Pá­rra­ga en 2014 y pa­ra SCAN en 2017. Tam­bién he dis­fru­ta­do las co­la­bo­ra­cio­nes con Ser­gio Por­lán (co­mo The per­fect lo­ver). Su­po que se de­di­ca­ría al ar­te… Lle­gué a la fa­cul­tad de Be­llas Ar­tes un po­co de ca­sua­li­dad; mi pri­me­ra op­ción eran los idio­mas. Pe­ro creo que de­fi­ni­ti­va­men­te me en­gan­ché a es­to el año que es­tu­dié en el Sout­ham­pton Institute (Reino Uni­do). La ex­pe­rien­cia de es­tar en el ex­tran­je­ro, de «ser ex­tran­je­ro», es fun­da­men­tal, pues tie­ne mu­cho que ver con ser ar­tis­ta. Su yo «vir­tual». Las re­des son pa­ra mí una he­rra­mien­ta muy útil de in­for­ma­ción, pe­ro no ter­mino de acep­tar que fun­cio­nen en cuan­to a la di­fu­sión del tra­ba­jo ar­tís­ti­co, de­ma­sia­do sen­si­ble y com­ple­jo pa­ra la in­me­dia­tez del mun­do di­gi­tal. A pe­sar de to­do, las uti­li­zo. Más allá de eso, no soy muy co­mu­ni­ca­ti­vo di­gi­tal­men­te: pre­fie­ro re­la­cio­nar­me y so­cia­li­zar en un ám­bi­to más di­rec­to y na­tu­ral, sin tan­tos «fil­tros», sin en­cua­dres. Dón­de es­tá cuan­do no ha­ce ar­te. Du­ran­te unos años tra­ba­jé en el es­tu­dio de di­se­ño Un­der­bau; si­go co­la­bo­ran­do con ellos. Ha­ce un par me in­cor­po­ré a la edi­to­ra Oga­mi Press, con Obra de la se­rie «Pier Pao­lo Pa­so­li­ni» DNI ELEC­TRÓ­NI­CO Nom­bre: Ja­vier Pi­vidal Gar­cía. Lu­gar y fe­cha de na­ci­mien­to: Car­ta­ge­na, 6 de no­viem­bre de 1971. Re­si­den­cia ac­tual: Ma­drid. Es­tu­dios: Li­cen­cia­do en BB.AA. y Más­ter en Mu­seo­gra­fía por la UPV.

Ocu­pa­ción ac­tual: Ar­tis­ta. Tra­ba­jo en Oga­mi Press y co­la­bo­ro con el es­tu­dio de di­se­ño Un­der­bau. la que ya tra­ba­ja­ba co­mo ar­tis­ta. Aun­que a ve­ces es com­pli­ca­do, ten­go suer­te de po­der compaginar mi la­bor ar­tís­ti­ca con es­tas dos ac­ti­vi­da­des. La re­tro­ali­men­ta­ción es muy va­lio­sa. Le gus­ta­rá si co­no­ce a... Mis re­fe­ren­tes pro­vie­nen más de lo li­te­ra­rio o de la es­ce­na con­tem­po­rá­nea, pe­ro por su­pues­to vi­si­to ex­pos con­ti­nua­men­te. Du­ran­te mi eta­pa va­len­cia­na, com­par­tí es­tu­dio con Álex Fran­cés. Ten­go es­pe­cial apre­cio a su tra­ba­jo. Es­toy aten­to a la es­ce­na del ar­te es­pa­ño­la, en con­cre­to a la ma­dri­le­ña (aca­bo de ver una ma­ra­vi­llo­sa expo de Jo­sé Mª Guijarro). In­ter­na­cio­nal­men­te, me in­tere­sa lo que ha­cen Tau­ba Auer­bach, E. Dekyndt, Ca­mi­lle Hen­rot o Hen­rik Ole­sen. Qué se trae aho­ra en­tre ma­nos. Pre­pa­ro jun­to a Ma­nuel Rodríguez (bai­la­rín) y Je­sús Al­cai­de (co­mi­sa­rio) una per­for­man­ce pa­ra la ex­po­si­ción que ten­go ac- tual­men­te en la Sa­la Ve­ró­ni­cas de Mur­cia. Des­pués lle­ga­rá mi par­ti­ci­pa­ción en Un cam­po os­cu­ro, en el Jo­sé Gue­rre­ro. Pa­ra ju­nio pre­pa­ro in­di­vi­dual pa­ra el off de PHo­toEs­pa­ña en Oga­mi Press y en sep­tiem­bre par­ti­ci­po en un pro­yec­to co­lec­ti­vo de la ga­le­ría Art Nue­ve. Pro­yec­to fa­vo­ri­to has­ta el mo­men­to. El más gran­de es mi ac­tual expo ¿Por qué du­rar es me­jor que ar­der?, en Ve­ró­ni­cas. He con­se­gui­do po­ner en va­lor el es­pa­cio –una igle­sia desa­cra­li­za­da del XVIII–, e in­clu­so dia­lo­gar ín­ti­ma­men­te con él, sin te­ner que ce­der en mi tra­ba­jo. ¿Por qué te­ne­mos que con­fiar en él? Me pa­re­ce una osa­día pe­dír­se­lo a na­die. Pe­ro acom­pa­ñar a un ar­tis­ta en su evo­lu­ción, se­guir su ca­rre­ra y dis­fru­tar de sus dudas y acier­tos es una de­di­ca­ción que com­ple­men­ta y en­ri­que­ce la exis­ten­cia dia­ria de cual­quie­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.