El há­bi­to ha­ce a Es­te­fa­nía Mar­tín Sáenz

Nue­vo ca­pí­tu­lo de «Co­ne­xio­nes», en apo­yo del di­bu­jo es­pa­ñol, en el Mu­seo ABC. Es­te­fa­nía Mar­tín Sáenz «lo bor­da»

ABC - Cultural - - ARTE - CAR­LOS DEL­GA­DO MA­YOR­DO­MO

Dos con­cep­tos apa­ren­te­men­te an­ta­gó­ni­cos, el lu­jo y el lu­to, po­nen tí­tu­lo a la nue­va ci­ta del ci­clo «Co­ne­xio­nes», or­ga­ni­za­do por el Mu­seo ABC en co­la­bo­ra­ción con la Fun­da­ción Ban­co San­tan­der. Su co­mi­sa­rio, Ós­car Alon­so Mo­li­na, in­vi­ta en ca­da edi­ción a un ar­tis­ta –siem­pre vin­cu­la­do al di­bu­jo– pa­ra que dia­lo­gue con dos obras pro­ce­den­tes de am­bas ins­ti­tu­cio­nes. Es­ta su­ge­ren­te ex­cu­sa ha si­do asu­mi­da con ri­gor por Es­te­fa­nía Mar­tín Sáenz ( Bil­bao, 1982): un bo­de­gón de Juan de Arellano y una por­ta­da de la re­vis­ta Blan

co y Ne­gro, firmada por Ma­nuel Es­cu­de­ro, fun­cio­nan co­mo mar­co con­cep­tual de una pro­pues­ta atra­ve­sa­da por la ico­no­gra­fía flo­ral y sus víncu­los sim­bó­li­cos con la fu­ga­ci­dad de la exis­ten­cia.

Te­jer el tiem­po

La aso­cia­ción con es­tas dos obras es­ta­ble­ce un tiem­po na­rra­ti­vo dia­cró­ni­co que la ar­tis­ta asu­me con au­da­cia: por un la­do, re­cu­pe­ra la pul­sión del Ba­rro­co co­mo mo­de­lo cul­tu­ral ca­paz de su­pe­rar los már­ge­nes de la his­to­ri­ci­dad; por otro, in­ter­pe­la cues­tio­nes vin­cu­la­das a las re­pre­sen­ta­cio­nes –y tam­bién au­sen­cias– de las mu­je­res en el ima­gi­na­rio oc­ci­den­tal. La ar­tis­ta tam­bién in­te­gra en su obra la cos­tu­ra y el bor­da­do, ac­ti­vi­da­des tra­di­cio­nal­men­te aso­cia­das a ese tiem­po con­ti­nuo y de­va­lua­do de la de­no­mi­na­da la­bor do­més­ti­ca fe­me­ni­na. Pa­ra Mar­tín Sáenz, la téc­ni­ca del bor­da­do con­fi­gu­ra una for­ma no ca­nó­ni­ca de di­bu­jo, lo que pro­pi­cia que el so­por­te se ex­pan­da más allá del pa­pel pa­ra aco­ger tex­ti­les, en­ca­jes y vi­si­llos.

El re­sul­ta­do su­po­ne un am­plio y arries­ga­do avan­ce en los mo­dos de pro­duc­ción de la ar­tis­ta bil­baí­na, pe­ro tam­bién en el al­can­ce con­cep­tual de su poé­ti­ca. Un buen ejem­plo de es­te nue­vo pro­ce­der es el gran telón bi­fron­te y se­mi­cir­cu­lar, in­ter­ve­ni­do por ex­qui­si­tos di­bu­jos con hi­lo, que en­vuel­ve la pin- tu­ra de Arellano. En es­te dis­po­si­ti­vo ha­bi­tan el plie­gue, el des­pla­za­mien­to, la des­cen­tra­li­za­ción, la su­per­po­si­ción, la ocul­ta­ción, el tram­pan­to­jo y el des­ve­la­mien­to, cla­ves de ca­rác­ter (neo)ba­rro­co que la ar­tis­ta reade­cúa a los di­ver­sos ma­ti­ces de su dis­cur­so.

Or­den y error

Es­pe­cial­men­te re­ve­la­do­ra re­sul­ta la ins­ta­la­ción de tres con­jun­tos de flo­res na­tu­ra­les, cu­ya fun­ción es dar cuen­ta de su pro­pia ca­du­ci­dad a lo lar­go del pe­río­do ex­po­si­ti­vo. En torno a ellos, se ubi­ca su pro­pia es­ce­ni­fi­ca­ción por me­dio de di­bu­jos, co­lla­ges y bor­da­dos de te­má­ti­ca flo­ral. Reali­dad y fic­ción ri­va­li­zan en su afán por ca­li­brar el ac­ce­so al tiem­po his­tó­ri­co, ba­ta­lla don­de la re­pre­sen­ta­ción do­mi­na a lo efí­me­ro de la exis­ten­cia. Una vic­to­ria, la del ar­ti­fi­cio so­bre el de­ve­nir del pre­sen­te, que Mar­tín Sáenz uti­li­za pa­ra sub­ra­yar la al­ta den­si­dad se­mán­ti­ca de los mo­ti­vos de­co­ra­ti­vos, con­so­li­da­dos en la his­to­ria cul­tu­ral a tra­vés de lo que el his­to­ria­dor Ernst Gom­brich de­no­mi­nó «la fuer­za del há­bi­to», re­sul­ta­do de nues­tra re­sis­ten­cia al cam­bio y cu­yo ori­gen es­ta­ría en la ne­ce­si­dad de or­den es­pa­cial en nues­tro en­torno.

Un or­den en el que la ar­tis­ta in­cor­po­ra su­til­men­te no­cio­nes de error, au­sen­cia y he­ri­da. Los rít­mi­cos pa­tro­nes que de­co­ran las te­las son al­te­ra­dos pun­tual­men­te gra­cias a la sus­trac­ción de al­gu­nos de sus ele­men­tos; a tra­vés de es­tas hue­llas, la de­gra­da­ción inevi­ta­ble de la vi­da se in­cor­po­ra tam­bién a unos te­ji­dos que, real­men­te, so­lo pue­den lle­gar a con­te­ner el re­cuer­do de la be­lle­za. La ex­po­si­ción se con­fi­gu­ra, en su con­jun­to, co­mo una con­tun­den­te vá­ni­tas que bus­ca re­sis­tir­se a los ac­tua­les có­di­gos de ur­gen­cia, in­me­dia­tez e ins­tan­ta­nei­dad.

Es­te­fa­nía Mar­tín Sáenz Mu­seo ABC. Ma­drid. C/ Ama­niel, 29. Co­mi­sa­rio: Ós­car Alon­so Mo­li­na. Pa­tro­ci­nio: San­tan­der Fun­da­ción. Has­ta el 16 de sep­tiem­bre

De­ta­lle de «Lu­jo y lu­to I» y «Po­li­lla, man­tón y pá­ja­ro V»

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.