¿Có­mo se­ría un mun­do sin cuen­tos?

Un mun­do sin cuen­tos tal vez se­ría un jar­dín sin flo­res, por eso re­co­pi­la­cio­nes co­mo es­ta nos acer­can a la me­jor tra­di­ción del gé­ne­ro

ABC - Cultural - - Libros Narrativa - LUIS AL­BER­TO DE CUEN­CA

Si hay al­go que si­gue fas­ci­nán­do­me tan­to co­mo en­ton­ces, ese al­go es el cuen­to po­pu­lar, folk­ta­le o Mär­chen, des­cen­dien­te di­rec­to del mi­to en plan pro­fano. El poe­ta ex­pre­sio­nis­ta aus­tría­co Georg Trakl te­nía mis mis­mos gus­tos, pues su­ya es la frase que Isa­bel Her­nán­dez, una de nues­tras me­jo­res y más pro­lí­fi­cas ger­ma­nis­tas, es­co­gió pa­ra que fi­gu­ra­se en con­tra­cu­bier­ta del li­bro que nos ocu­pa: «Un mun­do sin cuen­tos ni mi­tos se­ría un mun­do sin so­ni­do, una vi­da sin mú­si­ca». El si­glo XIX fue, a con­se­cuen­cia del desa­rro­llo del ro­man­ti­cis­mo, es­pe­cial­men­te sen­si­ble con los folk­ta­les, lo que en­tra den­tro de lo nor­mal, pues en esa cen­tu­ria es cuan­do los ale­ma­nes desa­rro­llan la idea de Volks­geist («es­pí­ri­tu po­pu­lar»), el alien­to del que sur­gie­ron crea­cio­nes anó­ni­mas co­mo nues­tro Ro­man­ce­ro. Pe­ro se­ría, co­mo he di­cho, en la cen­tu­ria de­ci­mo­nó­ni­ca cuan­do, al amparo del pres­ti­gio al­can­za­do por el tér­mino Volks­geist, los pa­leo­fol­clo­ris­tas se lan­za­ron al rue­do de la con­sul­ta di­rec­ta a los más vie­jos del lu­gar, en bus­ca de la ver­sión ge­nui­na de ca­da cuen­to. Los her­ma­nos Grimm fue­ron los pa­la­di­nes de esa nue­va sen­si­bi­li­dad. Afa­ná­siev, en Ru­sia, desa­rro­lló una la­bor si­mi­lar a la de los Grimm en sus Cuen­tos po­pu­la­res ru­sos, sin du­da la se­gun­da gran co­lec­ción de folk­ta­les del si­glo XIX, tam­bién muy trans­for­ma­da y em­be­lle­ci­da a pos­te­rio­ri.

FRANZ XA­VER VON SCHÖNWERTH (1811-1886) fue un es­cri­tor y fol­clo­ris­ta bá­va­ro que, en­tre 1857 y 1859, pu­bli­có tres vo­lú­me­nes de sa­gas y le­yen­das po­pu­la­res del Al­to Pa­la­ti­na­do y re­co­pi­ló en las mis­mas fe­chas has­ta un to­tal de 500 cuen­tos na­rra­dos por in­for­man­tes de esa mis­ma re­gión ale­ma­na. Cuen­tos que, an­te el fra­ca­so de ven­tas de la co­lec­ción de sa­gas y le­yen­das, nun­ca vie­ron la luz en su épo­ca. Has­ta que, en 2009, la es­tu­dio­sa Eri­ka Ei­chen­seer los des­cu­brió en una se­rie de ca­jas que se en­con­tra­ban en el ar­chi­vo mu­ni­ci­pal de Re­gens­burg. Ha­llaz­go ex­cep­cio­nal, pues esos cuen­tos no ha­bía si­do «tra­ta­dos» li­te­ra­ria­men­te por Von Schönwerth, sino que se ofre­cían a la vis­ta en las trans­crip­cio­nes au­tén­ti­cas, dán­do­nos la po­si­bi­li­dad de co­no­cer ca­da uno de esos re­la­tos en su es­truc­tu­ra na­rra­ti­va ori­gi­nal, sin pa­sar por el lif­ting de la li­te­ra­tu­ra. Al­ba Clá­si­ca nos ofre­ce, en pul­qué­rri­ma tra­duc­ción de Isa­bel Her­nán­dez, 73 de esos cuen­tos po­pu­la­res re­co­gi­dos en el si­glo XIX e iné­di­tos has­ta el XXI. Una au­tén­ti­ca fies­ta.

El es­cri­tor bá­va­ro Franz Xa­ver von Schönwerth

La prin­ce­sa de las re­mo­la­chas... Franz Xa­ver Al­ba, 2018 272 pá­gi­nas 19,50 eu­ros

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.