Car­los To­rres, el mai­re­ne­ro que sue­ña con ga­nar La Voz

Mai­re­na del Al­cor tie­ne una ci­ta ma­ña­na con la par­ti­ci­pa­ción de su nue­vo ído­lo en la ron­da de di­rec­tos del pro­gra­ma

ABC de la Provincia - - Carmona / Los Alcores - A. GUI­LLÉN MAI­RE­NA DEL AL­COR

Co­mien­za la ron­da de di­rec­tos en La Voz 4, el «ta­lent show» de Te­le­cin­co que arra­sa en la pa­rri­lla te­le­vi­si­va, con un es­pe­cial in­te­rés para Mai­re­na del Al­cor, que cuen­ta en­tre los as­pi­ran­tes a Car­los To­rres. El mai­re­ne­ro, que tie­ne a me­dio pue­blo lo­co com­par­tien­do ví­deos y fotos en las re­des so­cia­les, es el ele­gi­do jun­to a Es­me­ral­da y Ma­ría Cam­bas para re­pre­sen­tar el equi­po de Ma­nuel Ca­rras­co en la pró­xi­ma ron­da del con­cur­so, que arran­ca ma­ña­na miér­co­les.

Des­de su pri­me­ra apa­ri­ción en el pro­gra­ma, en la au­di­ción a cie­gas el pa­sa­do 19 de oc­tu­bre, con­si­guió el aplau­so uná­ni­me del ju­ra­do con una ver­sión del allí pre­sen­te Ale­jan­dro Sanz, que no du­dó en abra­zar­lo y fe­li­ci­tar­lo emo­cio­na­do por la in­ter­pre­ta­ción. Emo­ción que com­par­tió tam­bién Ma­nuel Ca­rras­co, que lle­gó a re­co­no­cer­le de su pro­pia voz que «me la­te el co­ra­zón di­fe­ren­te». Pe­ro fue una no­che de sen­sa­cio­nes fuer­tes so­bre to­do para Car­los To­rres, que se­lla­ba su pa­so a la fa­se fi­nal del pro­gra­ma an­te va­rios de sus ído­los y es­co­gien­do unir­se al equi­po del «coach» onu­ben­se. Re­cuer­da que «ver a Ale­jan­dro Sanz allí, que es un com­po­si­tor que ad­mi­ro tan­to, me dio mu­cha se­gu­ri­dad y tran­qui­li­dad». El mo­men­to que más dis­fru­tó mien­tras can­ta­ba fue «cuan­do Ma­nuel se dio la vuel­ta, a par­tir de ahí lo dis­fru­té mu­chí­si­mo». To­rres tam­bién tie­ne pa­la­bras de agra­de­ci­mien­to para Ma­lú y Me­len­di, los jue­ces del cer­ta­men que tam­bién le pi­die­ron unir­se a su equi­po, pe­ro To­rres, que se con­fie­sa ad­mi­ra­dor de am­bos, de­ci­dió que­dar­se con Ca­rras­co «por­que lo si­go des­de que en­tró en OT, siem­pre ha si­do uno de mis re­fe­ren­tes cla­ros y ado­ro sus can­cio­nes».

De per­cu­sio­nis­ta a au­tor

Aun­que en su DNI re­za co­mo Car­los Ma­dro­ñal Sal­gue­ro, na­ci­do en 1989, de­ci­dió adop­tar el nom­bre ar­tís­ti­co de Car­los To­rres por­que «a la fa­mi­lia siem­pre se nos ha co­no­ci­do por ‘los To­rres’ y para mí es un or­gu­llo». Ex­pli­ca que es en el seno de es­ta fa­mi­lia don­de cre­ció «siem­pre can­tan­do y es­cu­chan­do fla­men­co». Cuan­do te­nía 14 años le re­ga­la­ron su pri­mer ca­jón fla­men­co y otra vez con miem­bros de la fa­mi­lia, se lan­zó en 2010 a la for­ma­ción de In­da­ma, su pri­mer gru­po, don­de se­gún ex­pli­ca, «yo era per­cu­sio­nis­ta y ha­cía

co­ros». Con ellos se ha man­te­ni­do va­rios años ac­tuan­do: «Ha­cía­mos ver­sio­nes de Pa­rri­ta, El Ba­rrio, o Ma­ka­ri­nes», pe­ro en 2013 em­pie­za a to­car la gui­ta­rra y a can­tar, lo que cam­bia un po­co su vi­sión de per­cu­sio­nis­ta a com­po­si­tor de can­cio­nes.

En di­ciem­bre de 2014 ofre­ció su pri­mer con­cier­to co­mo so­lis­ta en for­ma­to acús­ti­co en un bar de co­pas de Mai­re­na, don­de pre­sen­tó un re­per­to­rio ba­sa­do prin­ci­pal­men­te en ver­sio­nes, pe­ro in­ter­pre­tó por pri­me­ra vez en pú­bli­co te­mas su­yos. De allí sa­lió un ba­lan­ce po­si­ti­vo: «Me di cuen­ta de que te­nía esa ne­ce­si­dad de de­cir mis co­sas y ade­más a la gen­te le gus­ta­ba, le lle­ga­ba, que es lo que a mí me im­por­ta, y me dio mu­cha fuer­za para se­guir ha­cia de­lan­te».

Así co­mien­za a en­ca­de­nar ac­tua­cio­nes, pri­me­ro con aquel for­ma­to acús­ti­co y lue­go ya con ban­da, que él lla­ma «mis amu­le­tos», re­co­gien­do ova­cio­nes y elo­gios por ba­res de co­pas y sa­las. Ese re­co­no­ci­mien­to le sir­vió para apa­re­cer por pri­me­ra vez en Ca­nal Sur, en abril de 2015, jun­to al gui­ta­rris­ta Juan An­to­nio Gar­cía y el vio­lín de Elisa Pren­da. Gus­tó mu­cho, re­co­no­ce, «y nos lla­ma­ron para re­pe­tir en la Ga­la de No­che­bue­na».

Un con­cier­to es­pe­cial

Su lle­ga­da a La Voz, ex­pli­ca, fue un po­co de re­bo­te: «Unos ami­gos me de­cían que o me apun­ta­ba yo o me obli­ga­ban ellos, y yo ya lo ha­bía pen­sa­do pe­ro te­nía mis du­das..., al fi­nal me ins­cri­bí yo an­tes de que lo hi­cie­ran ellos, y me ale­gro». En ma­yo pa­só el cas­ting de Se­vi­lla, al que con­cu­rría con el nú­me­ro «42031», cu­ya pe­ga­ti­na lle­va des­de en­ton­ces en la fun­da de la gui­ta­rra. Cuan­do lle­gó al «cas­ting» de Madrid le im­pre­sio­nó el ni­vel de los par­ti­ci­pan­tes y lle­gó a pen­sar: «Es­to no lo pa­so yo». Pe­ro su afor­tu­na­da ver­sión de «A que no me de­jas» le abrió las puer­tas de la au­di­ción a cie­gas. Tras su pa­so por las ba­ta­llas, se con­fie­sa an­sio­so por­que em­pie­cen los di­rec­tos: «Ten­go mu­chas ga­nas de can­tar y pa­se lo que pa­se voy a dar­lo to­do», di­ce.

En cuan­to a la re­per­cu­sión del pro­gra­ma, To­rres ex­pli­ca que «es­tá sien­do to­do co­mo un sue­ño». Se con­fie­sa en­can­ta­do tam­bién con el apo­yo que le es­tá mos­tran­do el pue­blo de Mai­re­na y para de­vol­ver el ges­to ha pro­gra­ma­do un «con­cier­to es­pe­cial» que ten­drá lu­gar el pró­xi­mo sá­ba­do 3 de di­ciem­bre en la ca­se­ta mu­ni­ci­pal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.