«Ta­nio», el bo­xeo co­mo re­li­gión

Utre­ra

ABC de la Provincia - - Portada - AL­BER­TO FLO­RES UTRE­RA

En Utre­ra An­to­nio Gar­cía del Mo­ral se pro­nun­cia «Ta­nio» y con ese ca­ri­ño­so ape­la­ti­vo se de­sig­na a un ex­bo­xea­dor muy po­pu­lar que cos­tea de su pro­pio bol­si­llo el úni­co club de bo­xeo de la lo­ca­li­dad «por­que no quie­ro que es­te de­por­te des­apa­rez­ca de Utre­ra». Ta­nio fue campeón de Es­pa­ña del pe­so ga­llo, pe­ro un ac­ci­den­te de trá­fi­co en 1976 le im­pi­dió op­tar al cam­peo­na­to de Eu­ro­pa en la épo­ca de la edad de oro del bo­xeo es­pa­ñol y utre­rano, con otros cam­peo­nes co­mo Mi­guel So­la, Esteban Ma­ri­ño o «Po­pe­ye». Ta­nio, de 66 años, se hi­zo car­go del club ha­ce 34 cuan­do era una ac­ti­vi­dad lu­cra­ti­va y re­co­no­ci­da, pe­ro des­de ha­ce mu­chos años es un ne­go­cio rui­no­so. A la ma­yo­ría de sus dis­cí­pu­los no les co­bra, pe­ro le com­pen­sa en­se­ñar­les to­do lo que él apren­dió so­bre un ring.

Co­rría la dé­ca­da de los se­sen­ta y el jo­ven utre­rano «Ta­nio» se que­dó pren­da­do cuan­do vio bo­xear a Muham­mad Alí en una de las es­ca­sas te­le­vi­sio­nes en blan­co y ne­gro que ha­bía en al­gu­nos ho­ga­res utre­ra­nos. Des­de en­ton­ces so­lo exis­tió un ob­je­ti­vo en su vi­da; con­ver­tir­se en bo­xea­dor y emu­lar a esos ído­los de­por­ti­vos que veía a tra­vés de la pan­ta­lla. Con­si­guió lle­gar a la éli­te, pro­cla­mar­se campeón de Es­pa­ña y con­ver­tir­se pos­te­rior­men­te en una de las per­so­nas que más ha he­cho por es­te de­por­te en Utre­ra, des­de ha­ce más de tres dé­ca­das es el res­pon­sa­ble del Club de Bo­xeo de Utre­ra, una en­ti­dad que no exis­ti­ría sin él y que le ter­mi­na cos­tan­do el di­ne­ro ca­da fi­nal de mes.

El club se fun­dó ha­ce me­dio si­glo y des­de ha­ce 34 años es «Ta­nio» el res­pon­sa­ble de es­ta en­ti­dad que du­ran­te mu­cho tiem­po ha si­do una au­tén­ti­ca re­fe­ren­cia en es­te de­por­te en to­da la pro­vin­cia se­vi­lla­na. Ha­ce no mu­cho se vi­vió una épo­ca do­ra­da, con la celebración de ve­la­das a la que acu­dían cen­te­na­res de per­so­nas, pe­ro co­mo el mis­mo «Ta­nio» ex­pli­ca, «aho­ra es un mo­men­to di­fí­cil por­que no hay bo­xea­do­res que ti­ren del ca­rro y ade­más nos po­nen mu­chas pe­gas des­de el pun­to de vis­ta ad­mi­nis­tra­ti­vo para or­ga­ni­zar com­ba­tes: al fi­nal nos ter­mi­nan cos­tan­do el di­ne­ro».

En la ac­tua­li­dad to­das las se­ma­nas más de 30 jó­ve­nes en­tre­nan en las ins­ta­la­cio­nes del Club de Bo­xeo de Utre­ra, don­de so­lo una de­ce­na pa­gan una sim­bó­li­ca cuo­ta de diez eu­ros al mes, por lo que «Ta­nio» con­fie­sa que «al fi­nal, des­pués de pa­gar la luz y el agua, me ter­mi­na cos­tan­do el di­ne­ro». Un club que lle­va ade­lan­te una im­por­tan­te la­bor so­cial, ayu­dan­do a tra­vés del de­por­te a mu­chos jó­ve­nes a su­pe­rar mo­men­tos di­fí­ci­les en sus vi­das, a sa­car­los de las ca­lles con sus po­si­bles pe­li­gros y sien­do tam­bién un lu­gar al que lle­gan per­so­nas que han te­ni­do en­con­tro­na­zos con la Jus­ti­cia y han si­do con­de­na­dos a cum­plir tra­ba­jos por la co­mu­ni­dad.

Los ini­cios

Cuan­do so­lo te­nía 11 años, «Ta­nio» fue un día al só­tano del edi­fi­cio del Fren­te de Ju­ven­tu­des, que se en­con­tra­ba don­de en la ac­tua­li­dad se ubi­ca la bi­blio­te­ca pú­bli­ca mu­ni­ci­pal, en la ca­lle Ál­va­rez Quin­te­ro. Allí es­ta­ba el pri­mer gim­na­sio en el que se prac­ti­có es­te de­por­te en Utre­ra, y en es­te lu­gar que­dó «Ta­nio» pren­da­do del mun­do del bo­xeo, ini­cian­do una pre­coz ca­rre­ra que iba ofre­cer­le mu­chas sa­tis­fac­cio­nes.

Con 12 años se en­fun­dó por primera vez los guan­tes para su­bir­se a un ring, co­men­zan­do un re­co­rri­do que lo iba a lle­var a tra­vés de ca­si 300 com­ba­tes co­mo «ama­teur» y 99 co­mo pro­fe­sio­nal. Con­si­guió pro­cla­mar­se campeón de Es­pa­ña en Vi­go en el pe­so «Ga­llo» y so­lo un ac­ci­den­te de trá­fi­co le pri­vó de pe­lear por el tí­tu­lo de campeón de Eu­ro­pa en Ita­lia. «Ta­nio» fue uno de los re­pre­sen­tan­tes de lo que po­dría lla­mar­se la «edad de oro» del bo­xeo utre­rano, unos años en los que sa­lie­ron de la lo­ca­li­dad des­ta­ca­dos de­por­tis­tas, co­mo Mi­guel So­la, Esteban, Ma­rín o «Po­pe­ye».

Co­mo Rocky

«To­dos los días sal­go cuan­do ape­nas ha sa­li­do el sol y me ha­go mis seis o sie­te ki­ló­me­tros y por las tar­des des­de las cua­tro has­ta las diez es­toy en el club, en­tre­nan­do a los cha­va­les», ase­gu­ra el utre­rano, emu­lan­do a Rocky.

Cuan­do se re­ti­ró, de­ci­dió em­pren­der una ca­rre­ra más di­fí­cil to­da­vía: ges­tio­nar el club y con­ver­tir­se en un apo­yo fun­da­men­tal para to­dos los jó­ve­nes que en las úl­ti­mas dé­ca­das se han en­fun­da­do los guan­tes y han so­ña­do con lle­gar le­jos en es­te di­fí­cil mun­do. En un lo­cal mi­núscu­lo, con unas in­fraes­truc­tu­ras muy de­fi­cien­tes y sin ape­nas ayu­da por par­te de las ins­ti­tu­cio­nes, «Ta­nio» si­gue to­dos los días ofre­cien­do su sa­bi­du­ría, en­tre­ga y con­se­jos a to­dos los que se acer­can.

«Las ins­ta­la­cio­nes que te­ne­mos son de pe­na. Es­ta­mos es­pe­ran­do a que nos den un lo­cal nue­vo más gran­de, nos han pro­me­ti­do un lo­cal pe­ro lle­va­mos un año es­pe­ran­do ya», la­men­ta.

Im­por­tan­te tra­yec­to­ria Es­te utre­rano, que fue campeón de Es­pa­ña, aca­bó su eta­pa de bo­xea­dor con 99 com­ba­tes en sus pu­ños

Ta­nio, campeón de Es­pa­ña de bo­xeo, en el cen­tro, acom­pa­ña­do por sus dis­cí­pu­los en el club que ges­tio­na des­de ha­ce 34 año­sA.F.

A.F.

El Club de Bo­xeo de Utre­ra sub­sis­te gra­cias a «Ta­nio», al que le cues­ta di­ne­ro de su bol­si­llo man­te­ner­lo

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.