Una San­ta Ana de Sal­zi­llo en Car­mo­na

El historiador Fer­nan­do Vi­lla des­cu­bre la úni­ca obra del ima­gi­ne­ro mur­ciano del si­glo XVIII fue­ra de su en­torno

ABC de la Provincia - - Carmona / Los Alcores - AL­BER­TO MALLADO CAR­MO­NA

Francisco Sal­zi­llo es el gran es­cul­tor del si­glo XVIII es­pa­ñol, sus imá­ge­nes pro­ce­sio­na­les, que re­co­rren las ca­lles de Mur­cia ca­da Semana San­ta, cons­ti­tu­yen uno de los hi­tos ar­tís­ti­cos de Es­pa­ña. Aun­que su fa­ma fue enor­me, só­lo está do­cu­men­ta­do un via­je fue­ra de su ciu­dad y tam­po­co muy le­jos, a Car­ta­ge­na. Y su obra se re­par­te en su to­ta­li­dad en Mur­cia y las pro­vin­cias li­mí­tro­fes: Ali­can­te, Al­ba­ce­te y Al­me­ría.

Pe­ro en Car­mo­na ha apa­re­ci­do la ex­cep­ción a es­ta re­gla, el historiador Fer­nan­do Vi­lla No­ga­les ha do­cu­men­ta­do la úni­ca obra de Sal­zi­llo fue­ra de su ám­bi­to geo­grá­fi­co. Una ta­lla de San­ta Ana con la Vir­gen Ni­ña que pue­de ver­se en la igle­sia de San Pedro y cu­ya ca­ta­lo­ga­ción co­mo obra del ima­gi­ne­ro mur­ciano real­za el va­lor del pa­tri­mo­nio re­li­gio­so de Car­mo­na y del tem­plo en el que se ubi­ca.

Se tra­ta de un con­jun­to com­pues­to por dos es­cul­tu­ras in­de­pen­dien­tes. San­ta Ana de pie su­je­ta con su bra­zo a la Vir­gen Ni­ña, am­bas imá­ge­nes es­tán ves­ti­das, si bien la san­ta tie­ne el ca­be­llo y el pa­ñue­lo que los cu­bre ta­lla­dos en el mis­mo blo­que de ma­de­ra de la ca­be­za. La imagen tie­ne tor­so en ma­de­ra pe­ro sin anato­mi­zar y can­de­le­ro. La Vir­gen es de ta­lla com­ple­ta.

Am­bas se en­mar­can en las ca­rac­te­rís­ti­cas ge­ne­ra­les de la pro­duc­ción de Sal­zi­llo. Ple­na­men­te ba­rro­cas y si­guien­do los pre­cep­tos del na­tu­ra­lis­mo es­pa­ñol. El au­tor de­mues­tra un pro­fun­do co­no­ci­mien­to anató­mi­co e idea­li­za la be­lle­za de su re­pre­sen­ta­ción.

La pre­sen­cia de es­ta imagen en Car­mo­na es el re­sul­ta­do de un pe­ri­plo que Fer­nan­do Vi­lla ha des­en­tra­ña­do has­ta lo­ca­li­zar el hi­lo que une a Sal­zi­llo con la ciu­dad car­mo­nen­se a tra­vés de es­ta obra.

Se­gún ex­pli­ca el historiador, en 1501 co­mien­za a le­van­tar­se una er­mi­ta de­di­ca­da a San­ta Ana en las afue­ras de la ciu­dad que, al po­co, pi­den ocu­par frai­les de la or­den de San­to Do­min­go para fun­dar un mo­nas­te­rio. Se fir­ma con los pro­mo­to­res de la cons­truc­ción Juan Ma­teos Cas­ta­ño y su mu­jer Ma­ri­na de Ve­ga que el mo­nas­te­rio es­ta­ría de­di­ca­do a la san­ta y que pre­si­di­ría su al­tar ma­yor. En es­te tem­plo exis­tía cons­tan­cia de la exis­ten­cia de dos imá­ge­nes de San­ta Ana. Una de ellas en el re­ta­blo ma­yor en­se­ñan­do a leer a la Vir­gen, por lo que no se tra­ta de la que nos ocu­pa. La otra en un re­ta­blo la­te­ral que era de ves­tir y que pa­só a San Pedro a raíz de la rui­na del con­ven­to iniciada con la ocu­pa­ción fran­ce­sa y la Des­amor­ti­za­ción.

Vi­lla No­ga­les ha com­pro­ba­do en un li­bro de in­ven­ta­rios de San Pedro que lle­gó allí en 1880. Pe­ro ha ido más allá y por primera vez ha sa­ca­do a la luz un in­ven­ta­rio del con­ven­to de San­ta Ana de 1841 en el que apa­re­ce la re­la­ción de las obras que en él exis­tían aún tras la des­amor­ti­za­ción de 1835, cuan­do ya la igle­sia y el con­ven­to eran de pro­pie­dad mu­ni­ci­pal.

La re­la­ción de obras la rea­li­za fray Mi­guel de la Cua­dra y ci­ta ex­pre­sa­men­te que la San­ta Ana en cues­tión lle­gó al mo­nas­te­rio en 1749 y que fue es­cul­pi­da por Sal­zi­llo. In­clu­so ci­ta quien re­aque li­zó el en­car­go, fray Ni­co­lás de los Ríos, fue prior que se­gún las in­ves­ti­ga­cio­nes rea­li­za­das por Fer­nan­do Vi­lla es muy pro­ba­ble que fue­ra mur­ciano o que pro­ce­die­ra del con­ven­to de la or­den en esa ciu­dad, don­de pu­do co­no­cer la obra de Sal­zi­llo. Sa­be­dor de su va­lía y an­te la ne­ce­si­dad de con­tar con una imagen de ves­tir de me­nos pe­so, que la que pro­ce­sio­na­ban la en­car­gó para su nue­vo des­tino en Car­mo­na.

Fer­nan­do Vi­lla ha­ce de es­ta for­ma una in­tere­san­te apor­ta­ción tan­to al ca­tá­lo­go de obras de Sal­zi­llo co­mo al pa­tri­mo­nio de Se­vi­lla, ilu­mi­nan­do una imagen que, a pe­sar de su va­lía ha per­ma­ne­ci­do ol­vi­da­da en la his­to­rio­gra­fía se­vi­lla­na.

Una obra ol­vi­da­da La imagen de la san­ta con la Vir­gen es una ta­lla ex­cep­cio­nal prác­ti­ca­men­te ol­vi­da­da en la his­to­rio­gra­fía

ABC

La imagen de San­ta Ana pue­de ver­se en la igle­sia de San Pedro

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.