Ex­plo­ra­do­res de los se­cre­tos de la Osu­na sub­te­rrá­nea

La So­cie­dad Es­pe­leo­ló­gi­ca Geos quie­re con­ti­nuar con la investigación de un acue­duc­to a 22 me­tros ba­jo tie­rra

ABC de la Provincia - - Sierra Sur - BOR­JA MO­RENO OSU­NA

Mu­chos ur­sao­nen­ses han oí­do ha­blar so­bre la exis­ten­cia de ga­le­rías ba­jo tie­rra o de co­rrien­tes de agua sub­te­rrá­neas ocul­tas tras los ci­mien­tos de la Vi­lla Du­cal, pe­ro só­lo al­gu­nos pue­den con­fir­mar­lo con to­tal se­gu­ri­dad. De es­tos úl­ti­mos se pue­den dis­tin­guir los que han re­ci­bi­do ese co­no­ci­mien­to por la ubi­ca­ción de sus vi­vien­das o por his­to­rias de sus an­te­pa­sa­dos; y otros a tra­vés del es­tu­dio de las re­fe­ren­cias y la do­cu­men­ta­ción so­bre los tra­ba­jos que se han rea­li­za­do so­bre uno de los ele­men­tos ocul­tos del pa­tri­mo­nio his­tó­ri­co y cul­tu­ral de la lo­ca­li­dad, su acue­duc­to.

La So­cie­dad Es­pe­leo­ló­gi­ca Geos (Ex­plo­ra­cio­nes e in­ves­ti­ga­cio­nes sub­te­rrá­neas) ha si­do cla­ve para arro­jar luz e in­for­ma­ción so­bre es­ta ma­ra­vi­lla de la ar­qui­tec­tu­ra cu­yo uso des­de la an­ti­güe­dad ha si­do el de abas­te­cer de agua a Osu­na. «Es una obra sin­gu­lar por su ubi­ca­ción y su en­ver­ga­du­ra», se­ña­la Ge­na­ro Ál­va­rez Gar­cía, pre­si­den­te de es­ta aso­cia­ción, que ha ex­plo­ra­do y car­to­gra­fia­do has­ta la ac­tua­li­dad «un to­tal de 482,90 me­tros para los dis­tin­tos tra­mos de ga­le­rías, prin­ci­pal y su­pe­rior, en dos ni­ve­les su­per­pues­tos».

Am­pliar co­no­ci­mien­tos

Es­te co­lec­ti­vo de hom­bres y mu­je­res de­di­ca­do a la investigación y pro­tec­ción de un pa­tri­mo­nio que per­ma­ne­ce ocul­to ha so­li­ci­ta­do per­mi­so al Con­sis­to­rio ur­sao­nen­se para con­ti­nuar con los tra­ba­jos que ya co­men­za­ran ha­ce ya on­ce años. «Que­re­mos con­ti­nuar con las ex­plo­ra­cio­nes del acue­duc­to ya lo­ca­li­za­do y am­pliar la investigación a otros fe­nó­me­nos sub­te­rrá­neos de los que te­ne­mos re­fe­ren­cias», ex­pli­ca Ge­na­ro, que ade­más re­co­no­ce que es­tán con­ven­ci­dos de la bue­na dis­po­si­ción mos­tra­da por la cor­po­ra­ción mu­ni­ci­pal para se­guir con el tra­ba­jo.

Gra­cias a las dos pri­me­ras cam­pa­ñas rea­li­za­das por la Aso­cia­ción es­pe­leo­ló­gi­ca Geos se pu­die­ron co­rro­bo­rar mu­chos de los da­tos do­cu­men­ta­dos y re­co­ger mu­chos nue­vos por es­te es­pa­cio sub­te­rrá­neo rea­li­za­do por la mano del hom­bre y que se en­cuen­tra ba­jo una par­te de la Osu­na mo­nu­men­tal. «Dis­cu­rre ba­jo la cer­ca­nía de la Co­le­gia­ta, el con­ven­to de la En­car­na­ción y pa­sa cer­ca de la igle­sia de La Mer­ced y ba­jo la ca­lle Al­pe­chín», acla­ra.

Tras los más de 480 me­tros ex­plo­ra­dos es­ti­man que pue­dan exis­tir otros re­co­rri­dos que aho­ra pue­den per­ma­ne­cer ta­pa­dos o inun­da­dos. «A raíz de es­tos es­tu­dios en co­la­bo­ra­ción con el Ayun­ta­mien­to, está sur­gien­do nue­va do­cu­men­ta­ción con de­ta­lles so­bre es­te im­por­tan­te ele­men­to del pa­tri­mo­nio sub­te­rrá­neo de Osu­na». Y es que el acue­duc­to, que pro­ba­ble­men­te se nu­tra de las aguas de in­fil­tra­cio­nes de la ro­ca exis­ten­te y de al­gún na­ci­mien­to de pre­vio a su ela­bo­ra­ción co­mo ga­le­ría de agua, es to­do un desafío para es­te gru­po que in­ten­ta fo­men­tar el es­tu­dio y la con­ser­va­ción del co­no­ci­mien­to en­te­rra­do en el mun­do sub­te­rrá­neo y que, co­mo re­cuer­da Ge­na­ro: «A me­nu­do, las per­so­nas y ad­mi­nis­tra­cio­nes ol­vi­dan con cier­ta ra­pi­dez la pre­sen­cia de es­tos es­pa­cios que po­seen una gran im­por­tan­cia».

En es­te sen­ti­do des­ta­ca ade­más la im­por­tan­cia de su es­tu­dio por la abun­dan­te do­cu­men­ta­ción y co­no­ci­mien­to que se pue­de ex­traer y ge­ne­rar de su ex­plo­ra­ción. Gra­cias a las di­fe­ren­tes es­pe­cia­li­da­des de los in­ves­ti­ga­do­res, se pue­den re­co­pi­lar da­tos so­bre cues­tio­nes geo­ló­gi­cas, hi­dro­geo­ló­gi­cas, in­ge­nie­ría o in­clu­so fau­na y ve­ge­ta­ción sub­te­rrá­nea. «Es por ello que los tra­ba­jos de Es­pe­leo­lo­gía apli­ca­da tie­nen un ám­bi­to don­de desa­rro­llar

una la­bor se­ria y de im­por­tan­cia, pues se pue­de re­cu­pe­rar, co­mo ocu­rre en es­te ca­so, una im­por­tan­te obra de la an­ti­güe­dad en la que po­der es­tu­diar as­pec­tos de in­ge­nie­ría, co­no­ci­mien­tos hi­dro­geo­ló­gi­cos de la épo­ca «que aún nos de­ja sor­pren­di­dos hoy día por su per­fec­ción», re­co­no­ce.

Un can­dil en la os­cu­ri­dad

Los in­ves­ti­ga­do­res co­men­za­ron sus in­cur­sio­nes en una primera cam­pa­ña en 2005. En ese pri­mer año se ex­plo­ra­ron unos 250 me­tros para los que in­clu­so hi­cie­ron fal­ta pe­que­ños bo­tes neu­má­ti­cos. Tras los pri­me­ros pa­sos en el in­te­rior de la ga­le­ría tu­vie­ron que rea­li­zar in­cur­sio­nes por par­te del re­co­rri­do anega­do por el agua.

Tras una se­gun­da cam­pa­ña de investigación ca­si com­ple­ta­ron unos 500 me­tros, a los que que­rrían su­mar una ter­ce­ra ex­plo­ra­ción. «Las cam­pa­ñas se di­vi­den en el tra­ba­jo de cam­po, pe­ro tam­bién en el de ga­bi­ne­te, al que hay que de­di­car más tiem­po», se­ña­la el pre­si­den­te de la aso­cia­ción. En ese se­gun­do des­cen­so a los se­cre­tos de Osu­na fue cuan­do des­cu­brie­ron un can­dil que se ha da­ta­do en épo­ca al­moha­de por un es­pe­cia­lis­ta. «Po­dría en­mar­car­se en­tre la se­gun­da mi­tad del si­glo XII y la primera del XIII», ya que co­mo el in­ves­ti­ga­dor re­cuer­da «Osu­na es­tu­vo en ma­nos mu­sul­ma­nas has­ta el año 1239».

En sen­dos tra­ba­jos, el equi­po de in­ves­ti­ga­do­res ya pu­do cer­cio­rar en di­ver­sos de­ta­lles que las obras ha­bían si­do rea­li­za­das por la mano del hom­bre. «En es­te acue­duc­to en­con­tra­mos unos tra­mos pi­ca­dos di­rec­ta­men­te en la ro­ca del lu­gar, y otras pa­re­des es­ta­ban re­cu­bier­tas de mam­pues­tos re­vo­ca­dos para ase­gu­rar en lo po­si­ble las afec­ta­cio­nes a su in­te­rior». En­tre los ele­men­tos en­con­tra­dos tam­bién re­sal­tan los de fa­bri­ca­ción y los de con­duc­ción del agua, ta­les co­mo si­lla­res, ma­pues­tos y di­ver­sos ti­pos de ata­no­res, o ca­ñe­rías, para el dis­cu­rrir del agua.

Mu­chos de es­tos da­tos fue­ron ex­pues­tos re­cien­te­men­te por uno de los miem­bros de S.E. Geos, el Doc­tor Án­gel Luis Ve­ra, que ofre­ció una po­nen­cia en las XI Jor­na­das de pa­tri­mo­nio his­tó­ri­co y cul­tu­ral de la pro­vin­cia. En la que se ha­bló de los tra­ba­jos y las ex­plo­ra­cio­nes lle­va­das a ca­bo en Osu­na. Un am­plio tra­ba­jo que al pre­si­den­te de la aso­cia­ción y a los 22 miem­bros que han tra­ba­jo en di­cha lo­ca­li­dad (tres de ellos ur­sao­nen­ses) les re­me­mo­ra las ex­pe­rien­cias in­nu­me­ra­bles que han vi­vi­do allí. «Son in­nu­me­ra­bles los de­ta­lles ob­ser­va­dos, y los que sur­gi­rán. De­ta­lles de los dis­tin­tos mo­men­tos cons­truc­ti­vos y ma­te­ria­les uti­li­za­dos. Mar­cas y hue­llas de­ja­das en la ro­ca por los úti­les em­plea­dos co­mo pi­ca­das, lu­cer­na­rios o lumbreras; in­clu­so los abun­dan­tes gra­fi­tis en el en­lu­ci­do». Un lu­gar re­cón­di­to en el que ver que «el hom­bre uti­li­zó sus co­no­ci­mien­tos para eje­cu­tar tan in­creí­ble obra en be­ne­fi­cio de una co­mu­ni­dad».

Una ter­ce­ra cam­pa­ña Los es­pe­leó­lo­gos quie­ren au­men­tar los ca­si 500 me­tros ex­plo­ra­dos en sus an­te­rio­res in­ves­ti­ga­cio­nes

ES­PE­LEO­LÓ­GI­CA GEOS

Imagen de una de las ga­le­rías sub­te­rrá­neas de Osu­naSOCIEDAD

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.