Ar­gen­ti­na vuel­ve a sen­tir el pe­so de la in­cer­ti­dum­bre

El des­plo­me del pe­so fren­te al dó­lar y la pe­ti­ción de ayu­da al FMI re­su­ci­ta vie­jos fan­tas­mas

ABC - Empresa - - Empresa - FRANCISCO VA­LEN­TE

Ar­gen­ti­na ha tran­si­ta­do diez días de má­xi­ma ten­sión en su eco­no­mía. La ima­gen del go­bierno de Mau­ri­cio Ma­cri ha cam­bia­do pa­ra el mun­do fia­nan­cie­ro y su reac­ción fren­te a los mo­vi­mien­tos in­ter­na­cio­na­les re­cien­tes de­ja ver una cla­ra fra­gi­li­dad en su po­lí­ti­ca mo­ne­ta­ria. El pre­si­den­te ar­gen­tino ha anun­cia­do el co­mien­zo de ne­go­cia­cio­nes con el Fon­do Mo­ne­ta­rio In­ter­na­cio­nal (FMI) y su equi­po eco­nó­mi­co ha via­ja­do a Was­hing­ton pa­ra pau­tar las con­di­cio­nes del cré­di­to. Tan­to la di­rec­to­ra ge­ren­te del Fon­do, Ch­ris­ti­ne La­gar­de; co­mo el pre­si­den­te Do­nald Trump y su par chino Xi Jin­ping, han ex­pre­sa­do su apo­yo a las me­di­das adop­ta­das por Ar­gen­ti­na pa­ra con­tro­lar la cri­sis.

La mo­ne­da ar­gen­ti­na ha si­do sen­si­ble a los mo­vi­mien­tos ex­ter­nos. EEUU subió sus ta­sas de in­te­rés, ab­sor­bió el di­ne­ro de los mer­ca­dos emer­gen­tes, y el pe­so se ha de­pre­cia­do 10% en po­cos días. Aun­que el Ban­co Cen­tral de la Re­pú­bli­ca Ar­gen­ti­na (BCRA) ha in­ter­ve­ni­do con fuer­za en el mer­ca­do de di­vi­sas pa­ra te­ner ba­jo con­trol la co­ti­za­ción del dó­lar, el bi­lle­te ver­de se ha dis­pa­ra­do los pri­me­ros días de ma­yo su­peran­do los 23 pe­sos, le­jos de los 18,65 con los que co­men­zó el cam­bio en 2018. La de­va­lua­ción del pe­so ha si­do acom­pa­ña­da por subidas de los ti­pos de in­te­rés de has­ta el 40%, la ta­sa más al­ta del mun­do. A me­dia­dos de es­ta se­ma­na, fun­cio­na­rios ar­gen­ti­nos se han reuni­do con las au­to­ri­da­des del FMI y han so­li­ci­ta­do al or­ga­nis­mo un acuer­do pa­ra pa­liar la cri­sis fi­nan­cie­ra que ha lle­va­do al dó­lar a un pi­co his­tó­ri­co. «Has­ta que no lo­gre­mos ce­rrar un acuer­do con el FMI, nos he­mos com­pro­me­ti­do a no ha­blar de ci­fras o de mo­da­li­da­des», ha de­cla­ra­do el mi­nis­tro de Ha­cien­da ar­gen­tino, Ni­co­lás Du­jov­ne. Sin em­bar­go, los es­pe­cia­lis­tas ade­lan­tan que Ar­gen­ti­na ha so­li­ci­ta­do un prés­ta­mo «Stand by » , que ron­da­ría los 30.000 mi­llo­nes de dó­la­res.

Por su par­te, La­gar­de ha mos­tra­do un «fir­me res­pal­do a las re­for­mas rea­li­za­das por la Ar­gen­ti­na has­ta la fe­cha» y ha de­cla­ra­do que el FMI es­tá pre­pa­ra­do pa­ra se­guir res­pal­dan­do los es­fuer­zos del go­bierno ar­gen­tino. El ob­je­ti­vo del go­bierno es en­viar una se­ñal pa­ra re­cu­pe­rar la con­fian­za de los mer­ca­dos y cu­brir las ne­ce­si­da­des de fi­nan­cia­mien­to has­ta el fi­nal del pri­mer man­da­to de Mau­ri­cio Ma­cri, en 2019.

Du­jov­ne ha in­di­ca­do que las ne­go­cia­cio­nes con­ti­nua­rán la se­ma­na pró­xi­ma en Was­hing­ton. Si bien el tiem­po ha­bi­tual de la ne­go­cia­ción po­dría ser de has­ta seis se­ma­nas, exis­te la po­si­bi­li­dad de ace­le­rar los pla­zos de­bi­do a la de­li­ca­da si­tua­ción fi­nan­cie­ra que atra­vie­sa el país. Ma­rio Weitz, con­sul­tor del Ban­co Mun­dial y ex­con­se­je­ro de­le­ga­do de Ar­gen­ti­na en el FMI, in­di­ca a ABC que «el acuer­do es bueno pa­ra Ar­gen­ti­na por­que la fi­nan­cia­ción es la más ba­ra­ta del mer­ca­do » . Pe­ro se­ña­la que im­pli­ca ma­yor aus­te­ri­dad. «Es­te mo- vi­mien­to re­fle­ja el fra­ca­so del gra­dua­lis­mo y la ne­ce­si­dad de un ajuste ri­gu­ro­so del gas­to», afir­ma.

Cli­ma de in­cer­ti­dum­bre

La pren­sa es­pe­cia­li­za­da mun­dial ha des­ta­ca­do la par­ti­cu­lar sa­cu­di­da que es­ta si­tua­ción ha pro­vo­ca­do en la eco­no­mía ar­gen­ti­na y el du­ro re­vés que su­frió su mo­ne­da la pri­me­ra se­ma­na de ma­yo. En Es­ta­dos Uni­dos, la re­vis­ta Forbes su­gi­rió que «tal vez sea el mo­men­to de sa­lir de Ar­gen­ti­na», y la si­tua­ción crí­ti­ca del país la­ti­noa­me­ri­cano tam­bién fi­gu­ró en­tre las no­ti­cias prin­ci­pa­les de la pá­gi­na web del «Fi­nan­cial Ti­mes» de Londres, que des­ta­ca­ba el des­plo­me del pe­so.

Un re­cien­te in­for­me de la ex­per­ta en mer­ca­dos emer­gen­tes de M&G Emer­ging Mar­kets Bond, Clau­dia Ca­lich, re­la­ta que «la ma­rea co­men­zó a cam­biar a fi­nal del año pa­sa­do cuan­do el BCRA co­me­tió un error al ele­var la me­ta de in­fla­ción pa­ra 2018, del 10% al 15%, y su con­se­cuen­te re­cor­te en las ta­sas de in­te­rés a prin­ci­pios de enero de es­te año». El es­tu­dio in­di­ca que es­te mo­vi­mien­to ha mellado la cre­di­bi­li­dad del BCRA y afir­ma que ha he­cho cre­cer la preo­cu­pa­ción so­bre si la po­lí­ti­ca mo­ne­ta­ria ar­gen­ti­na se en­cuen­tra li­bre de la in­ter­fe­ren­cia del go­bierno.

En su es­cri­to, la ges­to­ra del fon­do M&G men­cio­na tam­bién que «otro fa­llo fue el anun­cio de un im­pues­to del 5% so­bre las in­ver­sio­nes en le­tras del Te­so­ro ar­gen­tino, que afec­tó tan­to a lo­ca­les co­mo a ex­tran­je­ros y pro­vo­có una re­duc­ción en las com­pras de le­tras del Te­so­ro ar­gen­tino por par­te de los in­ver­sio­nis­tas». Así, los da­tos de in­fla­ción más al­tos de lo es­pe­ra­do y un for­ta­le­ci-

Gas­to pú­bli­co «El mer­ca­do le es­tá exi­gien­do a Ma­cri un ajuste li­be­ral or­to­do­xo», di­ce Weitz

mien­to del dó­lar es­ta­dou­ni­den­se fi­nal­men­te han ge­ne­ra­do gran­des pre­sio­nes so­bre el pe­so ar­gen­tino en una eco­no­mía mu­cho más de­pen­dien­te del ex­te­rior de lo que se pen­sa­ba.

El eco­no­mis­ta ar­gen­tino afín al go­bierno, Mar­tín Te­taz, ase­gu­ró a es­te pe­rió­di­co que lo su­ce­di­do en es­tos úl­ti­mos días no tie­ne ab­so­lu­ta­men­te na­da que ver con la cri­sis ar­gen­ti­na de 2001. «Las di­fe­ren­cias son abis­ma­les. En es­te ca­so se tra­ta de una cri­sis cam­bia­ria, no de una cri­sis ban­ca­ria co­mo en otros tiem­pos; en es­ta oca­sión no hu­bo fu­ga de de­pó­si­tos», se­ña­la. No obs­tan­te, el pro­fe­sor uni­ver­si­ta­rio in­di­ca que a la sa­li­da de los in­ver­so­res de los mer­ca­dos emer­gen­tes por el al­za de los ti­pos de in­te­rés en EEUU se su­ma un cú­mu­lo de erro­res co­me­ti­dos por par­te del go­bierno de Mau­ri­cio Ma­cri que ha lle­va­do al país a una si­tua­ción de­li­ca­da.

En la mis­ma li­nea, el pro­fe­sor de la es­cue­la de ne­go­cios Esic, Ma­rio Weitz, coin­ci­de en que la vul­ne­ra­bi­li­dad de la eco­no­mía ar­gen­ti­na es pro­duc­to de «una mez­cla en­tre la in­con­sis­ten­cia del pro­gra­ma eco­nó­mi­co del go­bierno y la co­yun­tu­ra in­ter­na­cio­nal». El es­pe­cia­lis­ta ase­gu­ra que el mer­ca­do ha en­ten­di­do que Ar­gen­ti­na no con­se­gui­rá la fi­nan­cia­ción que ne­ce­si­ta en un con­tex­to don­de los ges­to­res de fon­dos de in­ver­sión es­tán po­nien­do el di­ne­ro en EEUU aho­ra que los ti­pos de in­te­rés es­tán su­bien­do. «El dó­lar es mas atrac­ti­vo que el ries­go ar­gen­tino», aña­de.

El do­lar se dis­pa­ró y al­can­zó su re­cord his­tó­ri­co ABC

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.