La res­pues­ta fle­xi­ble y efi­cien­te a la re­vo­lu­ción de la mo­vi­li­dad

ALD Au­to­mo­ti­ve es uno de los pro­ta­go­nis­tas del ace­le­rón del ren­ting en Es­pa­ña, mar­ca­do por el pro­ta­go­nis­mo de py­mes y par­ti­cu­la­res

ABC - Empresa - - Empresas Y Sectores - J. VA­LES

Im­pul­sa­do por el na­ci­mien­to y ge­ne­ra­li­za­ción de nue­vas for­mas de mo­vi­li­dad el ren­ting ha vuel­to a des­pe­gar en Es­pa­ña con fuer­za. El año pa­sa­do, el sec­tor ce­rró el ejer­ci­cio con un par­que de vehícu­los de 551.730 uni­da­des, lo que su­po­nía un cre­ci­mien­to del 13,41% res­pec­to a 2016. En­tre 2015 y 2017, la in­dus­tria ha ex­pe­ri­men­ta­do un ace­le­rón pro­ta­go­ni­za­do por las py­mes, au­tó­no­mos y par­ti­cu­la­res. Des­de 2015, el par­que en ac­ti­vo pa­ra pe­que­ñas em­pre­sas ha cre­ci­do un 23,26%. Los vehícu­los en ren­ting de par­ti­cu­la­res y au­tó­no­mos prác­ti­ca­men­te se han tri­pli­ca­do en es­te pe­rio­do, con un in­cre­men­to del 194,75%

Los tiem­pos cam­bian, y las ne­ce­si­dads y la men­ta­li­dad de las em­pre­sas tam­bién. Pe­dro Ma­lla, di­rec­tor ge­ne­ral de ALD Au­to­mo­ti­ve, una de la prin­ci­pa­les com­pa­ñías de ren­ting a ni­vel glo­bal y con un tra­yec­to­ria de 25 años en Es­pa­ña, ex­pli­ca la mu­ta­ción que la ac­ti­vi­dad ha ex­pe­ri­men­ta­do en nues­tro país. «La pre­sen­cia del ren­ting en Es­pa­ña se re­mon­ta al año 1985. Por aquel en­ton­ces y has­ta ha­ce re­la­ti­va­men­te po­cos años, es­te ti­po de ser­vi­cios eran más co­mu­nes en el res­to de Eu­ro­pa. Sin em­bar­go, hoy en día, en­tre las em­pre­sas es­pa­ño­las el vehí­cu- lo ya ha per­di­do la con­di­ción de pro­pie­dad y la con­so­li­da­ción del pa­go por uso en mo­vi­li­dad es un he­cho. Las com­pa­ñías es­pa­ño­las en las úl­ti­mas dé­ca­das han ol­vi­da­do la idea de po­seer flo­tas de vehícu­los, lo que ge­ne­ra op­ti­mi­za­ción de re­cur­sos y tiem­po. Ade­más, se pres­cin­de de com­pro­mi­sos fi­nan­cie­ros que vin­cu­lan co­che y em­pre­sa. Las com­pa­ñías es­pa­ño­las pien­san ca­da vez más en con­du­cir vehícu­los y ol­vi­dar la ges­tión de ta­reas bu­ro­crá­ti­cas y el man­te­ni­mien­to de es­tos», ase­ve­ra.

Pre­sen­cia en 43 paí­ses

ALD Au­to­mo­ti­ve, per­te­ne­cien­te al Gru­po So­cié­té Gé­né­ra­le, es un gi­gan­te del ren­ting con pre­sen­cia en 43 paí­ses y que ges­tio­na más de 1.510.000 vehícu­los en to­do el mun­do. En Es­pa­ña, cuen­ta con ofi­ci­nas en Ma­drid, Barcelona, Se­vi­lla, Va­len­cia y Viz­ca­ya. Con una plan­ti­lla for­ma­da por 450 pro­fe­sio­na­les, ges­tio­na una flo­ta de más de 95.000 vehícu­los pa­ra 15.500 clien­tes. «En el mer­ca­do es­pa­ñol apos­ta­mos fir­me­men­te por las nue­vas for­mas de mo­vi­li­dad, so­bre to­do en­tre la py­mes, los au­tó­mos y par­ti­cu­la­res».

Aten­der a es­te cre­cien­te ni­cho de ne­go­cio ha lle­va­do a las com­pa­ñías de ra­ting a rea­li­zar un ejer­ci­cio de fle­xi­bi­li­dad que ha per­mi­ti­do ofre­cer «tra­jes a me­di­da» adap­ta­dos a las ne­ce­si­da­des de los clien­tes. «En cual­quier ne­go­cio, ajus­tar­se a las nue­vas de­man­das del clien­te es siem­pre una de las cla­ves más im­por­tan­tes pa­ra con­ti­nuar cre­cien­do. En la ac­tua­li­dad, en nues­tro país es­tá cam­bian­do la con­cep­ción de mo­vi­li­dad en­tre los usua­rios: los con­duc­to­res bus­can vehícu­los que se adap­ten a sus ne­ce­si­da­des de­pen­dien­do de ca­da oca­sión, por eso, el con­cep­to de pro­pie­dad se es­tá di­lu­yen­do en­tre los em­pre­sa­rios y par­ti­cu­la­res en es­te sen­ti­do. Ello, uni­do al ma­yor ni­vel de con­cien­cia­ción me­dioam­bien­tal y al com­pro­mi­so de los clien­tes, son las cla­ves pa­ra el cre­ci­mien­to y con­so­li­da­ción de es­te sec­tor en Es­pa­ña», ase­gu­ra el di­rec­tor ge­ne­ral de ALD Au­to­mo­ti­ve.

Ener­gías lim­pias

Fe­nó­me­nos co­mo el pa­go por uso y el car sha­ring cor­po­ra­ti­vo «es­tán abrien­do un aba­ni­co de po­si­bi­li­da­des muy in­tere­san­tes en el sec­tor del ren­ting», re­co­no­ce Pe­dro Ma­lla. Ade­más de aho­rrar cos­tes, es­tas nue­vas for­mas de mo­vi­li­dad per­mi­ten ad­qui­rir una con­cien­cia y un com­pro­mi­so me­dioam­bien­tal al que las com­pa­ñía de ren­ting tie­nen que dar res­pues­ta. «Es evi­den­te que la re­duc­ción de emi­sio­nes con­ta­mi­nan­tes es un com­pro­mi­so por el que to­dos, es­pe­cial­men­te, com­pa­ñías co­mo la nues­tra, tie­nen que tra­ba­jar. Des­de ALD Au­to­mo­ti­ve es­ta­mos muy com­pro­me­ti­dos con es­te asun­to, tan­to a tra­vés de la for­ma­ción de los con­duc­to­res, ya que la des­tre­za de los pi­lo­tos es esen­cial pa­ra la dis­mi­nu­ción del con­su­mo y de la con­ta­mi­na­ción, co­mo me­dian­te la re­no­va­ción de nues­tra flo­ta de vehícu­los», ex­pli­ca Pe­dro Ma­lla.

Un fu­tu­ro que se vi­sua­li­za en ver­de y apos­tan­do por las tec­no­lo­gías me­nos con­ta­mi­nan­tes: «So­mos cons­cien­tes de que el fu­tu­ro de los car­bu­ran­tes pa­sa por la apues­ta de­fi­ni­ti­va por ener­gías lim­pias, por eso, nos es­for­za­mos en ase­so­rar a nues­tros clien­tes en la elec­ción de los vehícu­los más apro­pia­dos pa­ra ellos en fun­ción de sus ne­ce­si­da­des».

Ac­tor prin­ci­pal ALD Au­to­mo­ti­ve ges­tio­na en Es­pa­ña una flo­ta de más de 95.000 vehícu­los pa­ra 15.500 clien­tes

La com­pa­ñía, per­te­ne­cien­te al gru­po So­cié­té Gé­né­ra­le, ges­tio­na más de 1.510.000 vehícu­los en to­do el mun­do ABC

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.