¿Cuán­to cuesta con­tra­tar un fon­do?

De­ta­lla­mos los cos­tes que con­lle­va in­ver­tir a tra­vés de es­te ti­po de vehícu­los

ABC - Empresa - - Gestión Y Talento - IN­VER­SIÓN

Adi­fe­ren­cia de otros pro­duc­tos de in­ver­sión, en los que no hay cos­tes aso­cia­dos a su con­tra­ta­ción o son mí­ni­mos, al con­tra­tar un fon­do de in­ver­sión se in­cu­rre en una se­rie de gas­tos que des­glo­sa­mos a con­ti­nua­ción. Las co­mi­sio­nes que se co­bran en es­tos vehícu­los re­per­cu­ten so­bre sus ren­ta­bi­li­da­des fi­na­les, por lo que es im­por­tan­te en­ten­der qué se es­tá pa­gan­do.

Co­mi­sión de de­pó­si­to o de cus­to­dia.

En esen­cia, es lo que se co­bra por ‘guar­dar’ su di­ne­ro pues el pa­tri­mo­nio de los fon­dos no es­tá en el ba­lan­ce de la ges­to­ra sino en otra en­ti­dad, la de­po­si­ta­ria.

Co­mi­sión de ges­tión.

Es el pa­go por los ser­vi­cios que pres­ta el equi­po ges­tor: el aná­li­sis, se­lec­ción y com­pra­ven­ta de tí­tu­los y emi­sio­nes, la asig­na­ción de ac­ti­vos, etc. Cuan­to más com­ple­ja sea la es­tra­te­gia, ma­yor se­rá nor­mal­men­te el cos­te. Se pro­rra­tea dia­ria­men­te y co­mo má­xi­mo po­drá su­po­ner un 2,25% anual. El va­lor li­qui­da­ti­vo del fon­do ya la des­cuen­ta, por lo cual la ren­ta­bi­li­dad ofi­cial pu­bli­ca­da ca­da día es ne­ta de di­cha co­mi­sión.

Co­mi­sión de sus­crip­ción y co­mi­sión de re­em­bol­so.

Son po­co fre­cuen­tes. La pri­me­ra es el por­cen­ta­je del pa­tri­mo­nio que se co­bra por con­tra­tar por pri­me­ra vez un fon­do y la se­gun­da por re­ti­rar el di­ne­ro. En mu­chas oca­sio­nes las ges­to­ras se sir­ven de es­tas co­mi­sio­nes pa­ra con­tro­lar el flu­jo de en­tra­das y sa­li­das de ca­pi­tal. Por ejem­plo, pa­ra li­mi­tar el im­pac­to de fluc­tua­cio­nes fuer­tes en el pa­tri­mo­nio, una ges­to­ra pue­de fi­jar una co­mi­sión de re­em­bol­so pa­ra las sa­li­das an­tes de un pe­rio­do de­ter­mi­na­do.

Co­mi­sión de éxi­to.

Tam­po­co es muy fre­cuen­te. Es un co­bro ‘ex­tra’ que se car­ga si el fon­do al­can­za un de­ter­mi­na­do ni­vel de ren­ta­bi­li­dad. Pue­de apli­car­se cuan­do la ren­ta­bi­li­dad ne­ta del vehícu­lo cie­rra el año en po­si­ti­vo, si su­pera un um­bral fi­ja­do o si ba­te a su ín­di­ce de re­fe­ren­cia. A di­fe­ren­cia de las an­te­rio­res co­mi­sio­nes, no se compu­ta so­bre el pa­tri­mo­nio in­ver­ti­do, sino so­bre los re­tor­nos ne­tos que ha ge­ne­ra­do en ese ejer­ci­cio. Co­mo má­xi­mo po­drá ser del 18%. No hay ci­fras es­tán­dar ni to­dos los fon­dos apli­can to­das las co­mi­sio­nes ex­pli­ca­das, por lo que es esen­cial es­tu­diar la par­ti­cu­la­ri­dad de ca­da pro­duc­to an­tes de su elec­ción. Una pis­ta de los im­por­tes to­ta­les en los que in­cu­rri­rá al con­tra­tar un fon­do lo ofre­ce el ra­tio que de­fi­ni­mos a con­ti­nua­ción, que si bien in­di­ca los cos­tes del ejer­ci­cio an­te­rior, pue­de apor­tar una idea de por dón­de ron­da­rá la ci­fra el pró­xi­mo año:

Ra­tio to­tal de gas­tos (TER, por sus si­glas en in­glés).

Es­te ra­tio ilus­tra los gas­tos anua­les de fun­cio­na­mien­to de un fon­do. Es la su­ma to­tal de la co­mi­sión anual de ges­tión y cual­quier car­go adi­cio­nal aso­cia­do con la ges­tión del fon­do, co­mo ho­no­ra­rios de abo­ga­dos y au­di­to­res. Se pa­gan con car­go al fon­do ca­da año.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.