DE ES­PA­ÑA AL MUN­DO

«Si no ce­rra­mos la puer­ta al fu­tu­ro y po­ten­cia­mos nues­tra in­dus­tria, no se­re­mos uno más, po­dre­mos ser los me­jo­res»

ABC - Empresa - - Empresa Coyuntura - LU­CA DE MEO PRE­SI­DEN­TE DE SEAT

El con­cep­to «ma­de in Spain» es un re­cla­mo pa­ra el mer­ca­do ex­te­rior. Es­pa­ña es tu­ris­mo, es cul­tu­ra, es di­ver­si­dad pe­ro, ¿y la in­dus­tria? ¿Es­ta­mos apro­ve­chan­do lo su­fi­cien­te nues­tro po­ten­cial?

Se­gún los datos pu­bli­ca­dos por la Co­mi­sión Eu­ro­pea, Es­pa­ña ba­tió ré­cord de ex­por­ta­cio­nes en 2017 con un in­cre­men­to del 8% res­pec­to al año an­te­rior. Un cre­ci­mien­to pro­gre­si­vo en los úl­ti­mos ocho años que de­mues­tra la re­cu­pe­ra­ción eco­nó­mi­ca y que es el me­jor in­di­ca­dor pa­ra me­dir la com­pe­ti­ti­vi­dad de la eco­no­mía de nues­tro país. Es­ta es la di­rec­ción en la que de­be­mos tra­ba­jar.

So­lo en el pri­mer tri­mes­tre de 2018 se ex­por­ta­ron des­de la fá­bri­ca de SEAT en Mar­to­rell 142.000 vehícu­los, un 21% más que en 2017. Ac­tual­men­te es­ta­mos pre­sen­tes en más de 80 paí­ses de los cin­co con­ti­nen­tes y ex­por­ta­mos el 80% de los vehícu­los que pro­du­ci­mos. De he­cho, nues­tras ex­por­ta­cio­nes re­pre­sen­tan ca­si el 3% de to­das las ex­por­ta­cio­nes rea­li­za­das en Es­pa­ña el año pa­sa­do. Es­to nos con­vier­te en la com­pa­ñía in­dus­trial es­pa­ño­la que más ex­por­ta y su­po­ne, por tan­to, un gran or­gu­llo pa­ra no­so­tros pe­ro tam­bién una enor­me res­pon­sa­bi­li­dad.

Es­ta ten­den­cia de cre­ci­mien­to no so­lo se es­tá dan­do en SEAT, sino tam­bién en to­do el sec­tor del au­to­mó­vil en Es­pa­ña. Tal y co­mo re­fle­ja­ron los datos pro­por­cio­na­dos re­cien­te­men­te por Anfac, en los pri­me­ros cua­tro me­ses de 2018 Es­pa­ña ha ex­por­ta­do ca­si 836.000 vehícu­los, un 2% más que en el mis­mo pe­rio­do de 2017. Pe­ro hay un dato al que de­be­mos pres­tar es­pe­cial aten­ción: en lo que va de año las ex- por­ta­cio­nes a paí­ses no per­te­ne­cien­tes a la zo­na eu­ro han cre­ci­do un 51%.

Es­te es, pre­ci­sa­men­te, el im­pul­so que de­be­mos apro­ve­char. Sin per­der de vis­ta mer­ca­dos es­tra­té­gi­cos co­mo Ale­ma­nia, Fran­cia o Ita­lia, te­ne­mos que en­con­trar el equi­li­brio co­mer­cial y po­ner la vis­ta más allá de las fron­te­ras eu­ro­peas. De­be­mos glo­ba­li­zar­nos y sa­ber de­tec­tar el po­ten­cial de zo­nas co­mo el nor­te de Áfri­ca o La­ti­noa­mé­ri­ca, que hay que apro­ve­char pa­ra que Es­pa­ña si­ga sien­do un re­fe­ren­te del sec­tor de la au­to­mo­ción a ni­vel mun­dial.

Nues­tra in­dus­tria es uno de los pi­la­res bá­si­cos del desa­rro­llo eco­nó­mi­co de nues­tro país; es el ter­cer sec­tor con más im­pac­to en el PIB. En­tre to­dos he­mos con­se­gui­do que nues­tro país pro­duz­ca ca­si tres millones de co­ches, cuan­do la de­man­da in­ter­na es de 1,3 millones. Hoy so­mos el oc­ta­vo pro­duc­tor de au­to­mó­vi­les del mun­do y eso es, co­mo me gus­ta lla­mar­lo, un mi­la­gro ab­so­lu­to. Y es nues­tra res­pon­sa­bi­li­dad ase­gu­rar es­ta po­si­ción com­pe­ti­ti­va en un mo­men­to de la his­to­ria don­de las co­sas es­tán cam­bian­do de ma­ne­ra ra­di­cal.

La ma­ne­ra de en­ten­der el ne­go­cio de la au­to­mo­ción ha da­do un gi­ro de 180º, pa­san­do de ser me­ros fa­bri­can­tes de vehícu­los a con­ver­tir­nos en pro­vee­do­res de mo­vi­li­dad. Es­to re­quie­re un es­fuer­zo ex­tra por nues­tra par­te pa­ra des­ta­car por en­ci­ma de otros paí­ses y con­ver­tir­nos en lí­de­res y no en se­gui­do­res.

Te­ne­mos una in­dus­tria pre­pa­ra­da, una red de pro­vee­do­res de pri­me­ra ca­li­dad y un ta­len­to que te­ne­mos que apren­der a re­te­ner. Tras 25 años en es­te sec­tor, me he da­do cuen­ta de que la for­ma de tra­ba­jar en Es­pa­ña es una mez­cla en­tre la or­ga­ni­za­ción, los pro­ce­sos y la exi­gen­cia a ni­vel de ca­li­dad de los ale­ma­nes, con un es­pí­ri­tu prag­má­ti­co, crea­ti­vo y orien­ta­do a re­sul­ta­dos que tie­nen los la­ti­nos. Y esa, en mi opi­nión, es una com­bi­na­ción ga­na­do­ra.

Si no ce­rra­mos la puer­ta al fu­tu­ro y po­ten­cia­mos la crea­ti­vi­dad, la ca­pa­ci­dad de an­ti­ci­pa­ción y la ca­li­dad de nues­tra in­dus­tria, no se­re­mos uno más, po­dre­mos ser los me­jo­res.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.