La im­por­tan­cia de una bue­na in­for­ma­ción pa­ra acer­tar con la me­jor for­ma­ción

«¿Y aho­ra que es­tu­dio?». La re­cu­rren­te cues­tión so­lo en­cuen­tra res­pues­tas si se co­no­cen a fon­do to­das las op­cio­nes dis­po­ni­bles

ABC - Empresa - - Remitido - AL­BER­TO VE­LÁZ­QUEZ

Cuan­do se em­pie­za a ha­blar de ha­bi­li­da­des ade­más de tra­ba­jos, si es­ta­mos pre­pa­ra­dos pa­ra co­no­cer en los pró­xi­mos años pro­fe­sio­nes que no nos ima­gi­na­mos, es­tá cla­ro que nos en­con­tra­mos en un en­torno cam­bian­te, hi­per­co­nec­ta­do y glo­ba­li­za­do por la tec­no­lo­gía. En Eu­ro­pa, se crea­rán más de 900.000 pues­tos de tra­ba­jo di­gi­ta­les en los pró­xi­mos años que no se­rán cu­bier­tos por fal­ta de pro­fe­sio­na­les cua­li­fi­ca­dos. En es­te pun­to del pro­ce­so, los mi­les de alum­nos que cur­san Ba­chi­lle­ra­to (in­clu­so an­tes, en el ca­so de la For­ma­ción Pro­fe­sio­nal) y sus fa­mi­lias se en­cuen­tran en la an­te­sa­la de una de­ci­sión que pue­de ser fun­da­men­tal en su vi­da: ¿qué voy a es­tu­diar? Co­mo des­ta­ca un re­cien­te es­tu­dio de la con­sul­to­ra es­pe­cia­li­za­da Círcu­lo For­ma­ción a 17.872 es­tu­dian­tes de Ba­chi­lle­ra­to de to­da Es­pa­ña: el 78% de los jó­ve­nes es­pa­ño­les que es­tu­dian el úl­ti­mo cur­so to­da­vía no tie­nen cla­ro qué gra­do es­tu­dia­rá en la uni­ver­si­dad.

En el li­bro de des­car­ga gra­tui­ta «¿Có­mo orien­tar pro­fe­sio­nal­men­te a tu hi­jo? (Ma­nual prác­ti­co pa­ra pa­dres)», de la Fun­da­ción Ber­tels­mann y la Uni­ver­si­dad Pon­ti­fi­cia Co­mi­llas ICAI-ICADE, Vicente Her­nán­dez, pro­fe­sor de la ins­ti­tu­ción y coor­di­na­dor edi­to­rial, des­ta­ca­ba: «Hay un axio­ma que siem­pre ten­dréis que te­ner pre­sen­te co­mo pa­dres en la orien­ta­ción pro­fe­sio­nal de vues­tros hi­jos: es im­po­si­ble que te gus­te una pro­fe­sión si no sa­bes que exis­te. Por ello, en to­do mo­men­to, el pun­to de par­ti­da prin­ci­pal es con­tar con una bue­na in­for­ma­ción vo­ca­cio­nal». Y una bue­na dis­po­si­ción pa­ra los con­te­ni­dos prác­ti­cos y los en­tor­nos co­la­bo­ra­ti­vos. Co­mo di­jo Ben­ja­min Fran­klin: «Di­me y lo ol­vi­do, en­sé­ña­me y lo re­cuer­do, in­vo­lú­cra­me y lo apren­do».

¿Qué ha­go?

Sin em­bar­go, es­te ti­po de in­for­ma­ción no co­ti­za al al­za en la ac­tua­li­dad. Co­mo co­men­ta Ál­va­ro Pa­la­cio, que va a es­tu­diar 2º de Ba­chi­lle­ra­to en el Ins­ti­tu­to de Edu­ca­ción Su­pe­rior Gran Ca­pi­tán de Ma­drid: «De­be­ría­mos dis­po­ner de más in­for­ma­ción pa­ra po­der de­ci­dir con más cri­te­rio. En mi ca­so, aún no he de­ci­di­do lo que voy a ha­cer, pe­ro sí sé que quie­ro cen­trar­me en lo que me gus­ta con el má­xi­mo es­fuer­zo, sin es­tar es­tre­sa­do por las no­tas me­dias».

Es cier­to que, mu­chas ve­ces, la pre­sión de las no­tas de cor­te ha­ce que ha­ya alum­nos que pre­fie­ran es­tu­diar en cen­tros me­nos exi­gen­tes que les suban la no­ta me­dia, aun­que con el ries­go de con- tar con una peor pre­pa­ra­ción. Con las no­tas a cues­tas… Por eso, el cen­tro en el que es­tu­dia Ál­va­ro re­co­mien­da, por ejem­plo, a los pa­dres en una no­ta in­ter­na: «Ob­te­ner bue­nas o ma­las ca­li­fi­ca­cio­nes no de­fi­ne nues­tra in­te­li­gen­cia, no tie­ne que qui­tar­nos la con­fian­za en no­so­tros mis­mos y, mu­cho me­nos, la dig­ni­dad».

El es­fuer­zo co­mo aval

Des­de el pun­to de vis­ta uni­ver­si­ta­rio, Cla­ra Mo­li­na, vi­ce­rrec­to­ra de Es­tu­dios de Gra­do de la Uni­ver­si­dad Au­tó­no­ma de Ma­drid, apor­ta su opi­nión: «El pri­mer pa­so es ele­gir bien los es­tu­dios, ana­li­zan­do con cui­da­do la ofer­ta de ca­da uni­ver­si­dad: ba­jo nom­bres si­mi­la­res hay pla­nes de es­tu­dio muy dis­tin­tos. Sa­ber cuál es la ofer­ta de be­cas y atrac­ción de ta­len­to jo­ven, los con­ve­nios de prác­ti­cas y mo­vi­li­dad internacional, las ta­sas de em­plea­bi­li­dad, etc.». Mo­li­na sub­ra­ya, ade­más, la im­por­tan­cia de es­tar pre­pa­ra­do an­te el es­fuer­zo fue­ra de las au­las: «Ha­brá que de­di­car mu­cho tiem­po a los es­tu­dios: por ca­da ho­ra de cla­se hay que su­mar, al me­nos, otra ho­ra y me­dia de lec­tu­ras y tra­ba­jos de eva­lua­ción con­ti­nua. Los es­tu­dian­tes del Es­pa­cio Eu­ro­peo de Edu­ca­ción Su­pe­rior ya no se lo jue­gan to­do a una so­la car­ta en un exa­men fi­nal, pe­ro han de tra­ba­jar ca­da día. Años de mu­cho es­fuer­zo, en los que no hay que de­jar de la­do lo mu­cho que ofre­ce la vi­da uni­ver­si­ta­ria: idio­mas, ac­ti­vi­da­des de­por­ti­vas, solidarias y cul­tu­ra­les del cam­pus...».

La ins­ti­tu­ción apor­ta en su si­tio web to­do ti­po de in­for­ma­ción en sec­cio­nes co­mo «Fu­tu­ro Es­tu­dian­te» y «Es­tu­dios de Gra­do » , ade­más de la Ofi­ci­na de Orien­ta­ción y Aten­ción al Es­tu­dian­te. Tam­bién se pue­de con­sul­tar el apar­ta­do so­bre no­tas de cor­te, so­bre el que co­men­ta la vi­ce­rrec­to­ra: «Es im­por­tan­te sa­ber que no las fi­jan las uni­ver­si­da­des, sino que la mar­ca, una vez fi­na­li­za­da la ma­trí­cu­la, la no­ta más ba­ja con la que in­gre­sa­ron ese año los es­tu­dian­tes en ca­da ti­tu­la­ción. Por eso cam­bian de un año a otro y es tan im­por­tan­te re­lle­nar con cui­da­do la so­li­ci­tud: si no has al­can­za­do la no­ta de cor­te, más tar­de no po­drás ac­ce­der al tí­tu­lo pa­ra el que no tu­vis­te no­ta en el mo­men­to de ha­cer la pri­me­ra ma­trí­cu­la. Los do­bles gra­dos sue­len te­ner no­tas al­tas, pe­ro per­mi­ten gra­duar­se en po­co tiem­po más con dos ti­tu­la­cio­nes com­ple­tas».

En el ca­so de las es­cue­las de ne­go­cios, or­ga­ni­zan «Open Days» pa­ra mos­trar su pro­pues­ta aca­dé­mi­ca en gra­do, y pos­gra­do. «Las ca­rre­ras uni­ver­si­ta­rias en­fo­ca­das al mun­do de la em­pre­sa

sue­len ser las que más sa­li­das tie­nen (se­ña­la Víc­tor Martín, di­rec­tor de Ad­mi­sio­nes del Área Uni­ver­si­ta­ria de ESIC Business & Mar­ke­ting School). Des­ta­can los Gra­dos en Ad­mi­nis­tra­ción y Di­rec­ción de Em­pre­sas, Mar­ke­ting, Di­gi­tal Business, In­ter­na­tio­nal Business y Pu­bli­ci­dad y Re­la­cio­nes Pú­bli­cas, con do­bles ti­tu­la­cio­nes de ex­ce­len­te de­man­da, que uni­fi­can Gra­do Ofi­cial Uni­ver­si­ta­rio y Tí­tu­lo Su­pe­rior que la es­cue­la lle­va im­par­tien­do más de 53 años co­mo es­cue­la pio­ne­ra en mar­ke­ting».

Ejem­plo de es­to úl­ti­mo es el nue­vo Ba­che­lor’s De­gree in Mar­ke­ting im­par­ti­do 100% en in­glés (y orien­ta­do a la ges­tión em­pre­sa­rial, el mar­ke­ting y la in­ves­ti­ga­ción de mer­ca­dos), que per­mi­te al alumno en­fren­tar­se a cual­quier re­to den­tro de la em­pre­sa, ca­pa­ci­tán­do­le pa­ra desem­pe­ñar fun­cio­nes di­rec­ti­vas en cual­quier or­ga­ni­za­ción, na­cio­nal e internacional. El can­di­da­to (se­ña­la Martín) de­be­rá de rea­li­zar un pro­ce­so de ad­mi­sión, con un ca­so prác­ti­co re­la­cio­na­do con la ca­rre­ra a es­tu­diar, un test de in­glés es­cri­to y oral y una en­tre­vis­ta per­so­nal con al­guien del equi­po de ad­mi­sio­nes del área uni­ver­si­ta­ria. Una vez rea­li­za­do es­te pro­ce­so, se no­ti­fi­ca­rá la re­so­lu­ción de la ad­mi­sión con los pa­sos a se­guir pa­ra rea­li­zar la re­ser­va de pla- za. El alumno po­drá ma­tri­cu­lar­se una vez que ob­ten­ga el re­qui­si­to de ac­ce­so a la uni­ver­si­dad, que en su ma­yo­ría sue­len ser por EVAU/Se­lec­ti­vi­dad».

En cuan­to a las be­cas, el por­ta­voz de ESIC co­men­ta: «Las po­si­bi­li­da­des de ob­te­ner una be­ca son fa­vo­ra­bles pa­ra can­di­da­tos que cum­plan los re­qui­si­tos: una me­dia con­si­de­ra­ble de Ba­chi­lle­ra- to o de ci­clos for­ma­ti­vos de gra­do su­pe­rior (a par­tir del 7,5), ade­más, si cum­ple el re­qui­si­to de exi­gen­cia an­te­rior y si la ren­ta de la uni­dad fa­mi­liar es me­nor a 40.000€ anua­les el alumno ob­tie­ne una bo­ni­fi­ca­ción adi­cio­nal». Por otra par­te, aque­llos alum­nos que vi­van fue­ra de una co­mu­ni­dad au­tóno-

ma o pro­vin­cia don­de ESIC tie­ne un cam­pus y la re­ser­va de pla­za la rea­li­za an­tes del 31 de ma­yo, los alum­nos pue­den op­tar con una bo­ni­fi­ca­ción de has­ta un 20%, ade­más de des­cuen­tos por an­ti­guos alum­nos, her­ma­nos ma­tri­cu­la­dos, alum­nos in­ter­na­cio­na­les, fa­mi­lia nu­me­ro­sa y por di­ver­si­dad

Los es­tu­dian­tes tie­nen que es­tar pre­pa­ra­dos pa­ra adap­tar­se a un en­torno de cons­tan­tes cam­bios

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.