La cri­sis de Ar­gen­ti­na en­fría el ape­ti­to in­ver­sor de las em­pre­sas es­pa­ño­las

Σ El pro­tec­cio­nis­mo, la de­pre­cia­ción de las di­vi­sas y la vo­la­ti­li­dad ele­van los ries­gos pa­ra el sec­tor ex­te­rior

ABC - Empresa - - Coyuntura - MON­CHO VELOSO

Los mer­ca­dos y el mun­do em­pre­sa­rial ben­di­je­ron ha­ce ca­si tres años la lle­ga­da de Mau­ri­cio Ma­cri a la Ca­sa Ro­sa­da. Veían en el nue­vo pre­si­den­te de Ar­gen­ti­na una ga­ran­tía pa­ra la re­cu­pe­ra­ción eco­nó­mi­ca y de la in­ver­sión ex­tran­je­ra. Sin em­bar­go, en ese tiem­po no su­po co­rre­gir el mal en­dé­mi­co del país, la in­fla­ción, y la subida de los ti­pos de in­te­rés en EE.UU. y la apre­cia­ción del dó­lar em­peo­ra­ron la si­tua­ción. Ar­gen­ti­na se ha vis­to for­za­da a pe­dir otro res­ca­te al Fon­do Mo­ne­ta­rio In­ter­na­cio­nal (FMI) y a su­bir los ti­pos al 60%. En ese con­tex­to, y se­gún in­for­man a ABC en ase­gu­ra­do­ras es­pe­cia­lis­tas en ries­gos a la ex­por­ta­ción, las em­pre­sas es­pa­ño­las, no tan­to las gran­des co­mo so­bre to­do las de ta­ma­ño me­dio, se es­tán re­plan­tean­do sus in­ver­sio­nes allí.

«Las em­pre­sas es­pa­ño­las man­tie­nen una po­si­ción muy pru­den­te des­de ha­ce me­ses y han reorien­ta­do sus es­tra­te­gias a otros mer­ca­dos», se­ña­lan fuen­tes Cré­di­to y Cau­ción, com­pa­ñía es­pe­cia­li­za­da en se­gu­ros de cré­di­to a la ex­por­ta­ción. «Ar­gen­ti­na cons­ti­tu­ye un mer­ca­do muy com­pli­ca­do, en tér­mi­nos de ries­go de cré­di­to, pa­ra las ope­ra­cio­nes de ex­por­ta­ción. La eco­no­mía ar­gen­ti­na sigue sien­do vul­ne­ra­ble de­bi­do a su al­ta de­pen­den­cia de los pro­duc­tos bá­si­cos, la de­bi­li­dad ins­ti­tu­cio­nal, la evo­lu­ción de las fi­nan­zas pú­bli­cas y el his­to­rial de in­cum­pli­mien­to de la deu­da», di­cen.

El Eje­cu­ti­vo de Ma­cri ha­bía pues­to en mar­cha un am­bi­cio­so plan de in­ver­sio­nes en in­fra­es­truc­tu­ras. So­lo el pa­sa­do ejer­ci­cio pre­su­pues­tó 10.900 mi­llo­nes de dó­la­res en obras pú­bli­cas, un 32% más que un año an­tes y ci­fra equi­va­len­te al 2,21% del Pro­duc­to In­te­rior Bru­to (PIB). «Se es­pe­ra­ban gran­des pro­yec­tos de in­ver­sión por par­te del Go­bierno, la lle­ga­da de Ma­cri se vio co­mo una cla­ra opor­tu­ni­dad de in­ver­sión. Pe­ro tras el acuer­do con el FMI, ya no se sa­be si va a lle­var ade­lan­te ese gas­to en in­fra­es­truc­tu­ras», di­ce la di­rec­to­ra de ries­go po­lí­ti­co y so­lu­cio­nes es­truc­tu­ra­das de cré­di­to de AON, Pau­la Me­nén­dez.

En es­te sen­ti­do, y se­gún ex­pli­can en el mer­ca­do, las com­pa­ñías de cau­ción lle­va­ban años ce­rra­das al ries­go ar­gen­tino, pe­ro se ha­bían em­pe­za­do a abrir a ese mer­ca­do an­te esas pers­pec­ti­vas más fa­vo­ra­bles. Sin em­bar­go, la nue­va cri­sis del país ha lle­va­do a es­tas agen­cias a ser más pru­den­tes a la ho­ra de cu­brir ries­gos allí.

« Ibe­roa­mé­ri­ca es un mer­ca­do na­tu­ral pa­ra Es­pa­ña, pe­ro hay di­fe­ren­cias en­tre paí­ses, hay com­por­ta­mien­tos dis­pa­res. Mé­xi­co ha des­pe­ja­do sus du­das y en Chi­le y Co­lom­bia se ve una bue­na tra­yec­to­ria. Sin em­bar­go en Bra­sil y Ar­gen­ti­na se es­pe­ran tri­mes­tres di­fí­ci­les y las em­pre­sas es­tán re­plan­tean­do sus es­tra­te­gias», in­di­ca el di­rec­tor cor­po­ra­ti­vo de ries­gos de So­lu­nion, Ricardo Cua­dra, quien ex­pli­ca que el ma­yor te­mor de las em­pre­sas es­pa­ño­las es la ines­ta­bi­li­dad, que un día su in­ver­sión pa­se a va­ler ce­ro.

Cua­dra ma­ti­za que por aho­ra so­lo se han de­tec­ta­do re­tra­sos en los pa­gos, pe­ro si la eco­no­mía ar­gen­ti­na en­tra en re­ce­sión, lo pre­vi­si­ble es ver un au­men­to de las in­sol­ven­cias y los im­pa­gos. A día de hoy, se­gún Cua­dra, la si­tua­ción en Ar­gen­ti­na es­tá afec­tan­do a aque­llas com­pa­ñías más li­ga­das al con­su­mo y de­pen­dien­tes del ti­po de cam­bio, co­mo BBVA y DIA. «La de­va­lua­ción de Ar­gen­ti­na nos ha co­gi­do por sor­pre­sa, pe­ro des­de el pun­to de vis­ta em­pre­sa­rial hay que to­mar­lo con una pers­pec­ti­va de me­dio pla­zo», di­ce el pre­si­den­te del Club de Ex­por­ta­do­res e In­ver­so­res, An­to­nio Bo­net.

La ma­yor pru­den­cia de la ban­ca a la ho­ra de fi­nan­ciar in­ver­sio­nes en Ar­gen­ti­na pue­de com­pli­car el ac­ce­so al cré- di­to de las me­dia­nas em­pre­sas es­pa­ño­las bus­can­do ope­rar en el país, se­gún ex­pli­ca Me­nén­dez, que ci­ta el ac­ce­so a la fi­nan­cia­ción jun­to con el co­no­ci­mien­to de las le­yes y las ins­ti­tu­cio­nes y el ries­go po­lí­ti­co los ele­men­tos más im­por­tan­tes que va­lo­ra una em­pre­sa a la ho­ra de ex­por­tar o in­ter­na­cio­na­li­zar­se. Los gran­des ries­gos al sa­lir al ex­te­rior son su­frir im­pa­gos, can­ce­la­ción de con­tra­tos y li­cen­cias, im­po­si­bi­li­dad de re­pa­triar los in­gre­sos por un co­rra­li­to o que se im­pon­ga el co­bro en mo­ne­da lo­cal, así co­mo el ries­go de ex­pro­pia­ción.

«La in­cer­ti­dum­bre ge­ne­ral, el re­pun­te del pro­tec­cio­nis­mo, la vo­la­ti­li­dad y las di­vi­sas errá­ti­cas es­tán de­ri­van­do in­ver­sio­nes al mer­ca­do do­més­ti­co y pa­ra­li­zan­do in­ver­sio­nes», re­su­me Cua­dra so­bre el pa­no­ra­ma glo­bal, apun­tan­do a las di­fi­cul­ta­des ac­tua­les en otros paí­ses co­mo Tur­quía.

To­do ese ries­go po­lí­ti­co y eco­nó­mi­co cre­cien­te ha lle­va­do a la em­pre­sa es­pa­ño­la a pro­te­ger ca­da vez más sus ope­ra­cio­nes en el ex­te­rior. «El se­gu­ro de cré­di­to ex­te­rior y otros pro­duc­tos es­tán muy im­plan­ta­dos en la gran em­pre­sa, pe­ro no tan­to en la py­me», di­ce Cua­dra. «Es una preo­cu­pa­ción ca­da vez ma­yor de las em­pre­sas es­pa­ño­las por­que lo han ido apren­dien­do con to­da la ex­pe­rien­cia ex­te­rior que han ga­na­do en los úl­ti­mos años», di­ce Me­nén­dez.

ABC

El ries­go po­lí­ti­co es­tá ele­van­do la de­man­da de pó­li­zas pa­ra pro­te­ger ex­por­ta­cio­nes e in­ver­sio­nes ex­te­rio­res

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.