AC­CE­SI­BI­LI­DAD Y EM­PRE­SA.

La em­pre­sa pú­bli­ca y pri­va­da co­la­bo­ran pa­ra con­se­guir una so­cie­dad in­clu­si­va

ABC - Especiales Andalucía - - SUMARIO - L. ÁL­VA­REZ

La ac­ce­si­bi­li­dad uni­ver­sal, un tra­ba­jo de to­dos pa­ra to­dos

La in­ter­ven­ción de las em­pre­sas pú­bli­cas y pri­va­das en el ca­mino ha­cia una ac­ce­si­bi­li­dad uni­ver­sal es fun­da­men­tal pa­ra lo­grar­la. Por ello, tie­nen un pa­pel fun­da­men­tal los es­fuer­zos que rea­li­zan las en­ti­da­des a las que re­pre­sen­ta­ban los po­nen­tes de la me­sa re­don­da Ac­ce­si­bi­li­dad y Em­pre­sa de los En­cuen­tros ABC Dis­ca­pa­ci­dad. Y así de­ja­ron cons­tan­cia de ello.

Fue pre­ci­sa­men­te Jesús Celada, sub­di­rec­tor ge­ne­ral del diá­lo­go ci­vil del Mi­nis­te­rio de Sa­ni­dad, Ser­vi­cios So­cia­les e Igual­dad, quien in­tro­du­jo en el de­ba­te el con­cep­to «ac­ce­si­bi­li­dad uni­ver­sal», un tér­mino al que se en­fren­tó cuan­do es­te in­ge­nie­ro de­ci­dió en­fo­car su pro­fe­sión ha­cia lo so­cial ha­ce 8 años y en­tró en el Real Pa­tro­na­to so­bre Dis­ca­pa­ci­dad. «An­tes aso­cia­ba la ac­ce­si­bi­li­dad ex­clu­si­va­men­te a la eli­mi­na­ción de ba­rre­ras ar­qui­tec­tó­ni­cas pe­ro hay mu­cho más allá. En el 98 se in­tro­du­jo el con­cep­to de ac­ce­si­bi­li­dad uni­ver­sal», de­cla­ró. De la pues­ta en mar­cha de es­te tér­mino se be­ne­fi­cia to­da la so­cie­dad «por­que to­dos te­ne­mos una dis­ca­pa­ci­dad a lo lar­go del día», y pa­ra desa­rro­llar­la tie­nen ca­bi­da to­das las pro­fe­sio­nes.

Ac­ce­si­bi­li­dad en la co­mu­ni­dad uni­ver­si­ta­ria

Des­de la Uni­ver­si­dad de Se­vi­lla, for­ma­da por es­tu­dian­tes que as­pi­ran a to­das es­tas pro­fe­sio­nes, se es­fuer­zan por lo­grar una uni­ver­si­dad ac­ce­si­ble. Ade­más, un to­tal de 624 alum­nos de la Uni­ver­si­dad de Se­vi­lla tie­nen una dis­ca­pa­ci­dad re­co­no­ci­da. Ana Ma­ría Ló­pez, vi­ce­rrec­to­ra de ser­vi­cios so­cia­les y co­mu­ni­ta­rios de la Uni­ver­si­dad de Se­vi­lla, apun­tó a la ta­rea trans­ver­sal en cuan­to a la aten­ción a la dis­ca­pa­ci­dad con la par­ti­ci­pa­ción de to­da la co­mu­ni­dad uni­ver­si­ta­ria a tra­vés de nu­me­ro­sos ser­vi­cios. «Re­sal­ta­mos siem­pre la ne­ce­si­dad de una aten­ción in­te­gral, que no­so­tros ar­ti­cu­la­mos a tra­vés del Plan de Aten­ción a las Per­so­nas con Dis­ca­pa­ci­dad», ex­pli­có. Es­te plan se desa­rro­lla a tra­vés de cua­tro pi­la­res bá­si­cos: la aten­ción per­so­na­li­za­da, la sen­si­bi­li­za­ción y for­ma­ción de to­da la co­mu­ni­dad uni­ver­si­ta­ria, la in­ves­ti­ga­ción y la res­pon­sa­bi­li­dad so­cial. «Te­ne­mos que pen­sar tam­bién en aque­llas per­so­nas que no for­man par­te de la uni­ver­si­dad, con ac­cio­nes co­mo prác­ti­cas pro­fe­sio­na­les en nues­tros ser­vi­cios. Aho­ra mis­mo la es­tán rea­li­zan­do usua­rios de Al­ba­tros y em­pe­za­rán en bre­ve de Au­tis­mo Se­vi­lla. Tam­bién va­mos a desa­rro­llar el pro­yec­to ‘vi­vien­das in­clu­si­vas’ pa­ra fo­men­tar la au­to­no­mía de per­so­nas con dis­ca­pa­ci­dad me­dian­te la con­vi­ven­cia con es­tu­dian­tes de su mis­ma edad». Quien sa­be de pri­me­ra mano qué su­po­ne pa­ra un alumno con dis­ca­pa­ci­dad en­fren­tar­se a ba­rre­ras es Jesús Hernández, di­rec­tor de ac­ce­si­bi­li­dad e in­no­va­ción de Fun­da­ción ON­CE. Jesús com­par­tió con los pre­sen­tes su ex­pe­rien­cia co­mo alumno en si­lla de rue­das ha­ce 30 años, no sin cier­to hu­mor: «Te­nía que ir a cla­se en am­bu­lan­cia de la Cruz Ro­ja, don­de se ha­cía la mi­li, y ve­nían a re­co­ger­me unos mi­li­ta­res», re­cor­dó. Se ha avan­za­do des­de en­ton­ces, gra­cias en gran par­te al tra­ba­jo de ON­CE.

Tra­ba­jo de 20 años

En 20 años, la Fun­da­ción, con la co­la­bo­ra­ción de IMSERSO, ha apor­ta­do 220 mi­llo­nes de eu­ros pa­ra sub­ven­cio­nar obras de ayun­ta­mien­tos; ha for­ma­do en ma­te­ria de ac­ce­si­bi­li­dad a téc­ni­cos mu­ni­ci­pa­les y a pro­fe­sio­na­les de to­do ti­po co­mo pe­rio­dis­tas, psi­có­lo­gos o pro­fe­so­res; ha ela­bo­ra­do ma­te­rial pa­ra 20 ca­rre­ras de­no­mi­na­do «Di­se­ño pa­ra to­dos»; y ha in­ver­ti­do en I+D+I jun­to a la Fun­da­ción Vo­da­fo­ne. «El re­to pró­xi­mo es abrir las vi­vien­das que aho­ra son ver­da­de­ras cár­ce­les y no per­mi­ten a la per­so­na en­ve­je­cer allí, só­lo el 2% de las vi­vien­das de Es­pa­ña cum­ple to­dos los cri­te­rios de ac­ce­si­bi­li­dad», aña­dió du­ran­te su ex­po­si­ción.

Dis­ca­pa­ci­dad en ca­tás­tro­fes

La Fun­da­ción AON, una cor­po­ra­ción de­di­ca­da a la ges­tión y tra­ta­mien­to de los ries­gos y las per­so­nas, na­ce con tres fi­nes: uno so­cial pa­ra in­te­grar a per­so­nas en ries­go de ex­clu­sión en el mer­ca­do la­bo­ral y la so­cie­dad, el im­pul­so del ar­te y la cul­tu­ra y, por úl­ti­mo, las ca­tás­tro­fes. «Los dos tér­mi­nos que ya se han plan­tea­do, de ac­ce­si­bi­li­dad uni­ver­sal y di­se­ño pa­ra to­dos, son muy im­por­tan­tes pa­ra AON», in­di­có en su in­ter­ven­ción Pedro To­mey, di­rec­tor ge­ne­ral de la fun­da­ción, «las per­so­nas con dis­ca­pa­ci­dad siem­pre han es­ta­do en el fo­co de to­dos nues­tros fi­nes». Tam­bién in­di­có «si ha­bla­mos de ca­tás­tro­fes, que es por lo que se nos co­no­ce­rá en el fu­tu­ro más in­ten­sa­men­te a nues­tra fun­da­ción, ve­mos si es­ta­mos pre­pa­ra­dos en emer­gen­cias en

«ON­CE ha apor­ta­do 220 mi­llo­nes de eu­ros en sub­ven­cio­nar obras de ayun­ta­mien­tos» /JESÚS HERNÁNDEZ

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.