IN­CLU­SIÓN SO­CIAL Y DIS­CA­PA­CI­DAD.

Di­fe­ren­tes re­cur­sos y he­rra­mien­tas po­nen a dis­po­si­ción de las per­so­nas con dis­ca­pa­ci­dad una vi­da ac­ti­va en la so­cie­dad

ABC - Especiales Andalucía - - SUMARIO - L. ÁL­VA­REZ

De­por­te, ar­te y tec­no­lo­gía in­clu­si­vos

La par­ti­ci­pa­ción de las per­so­nas con dis­ca­pa­ci­dad en la so­cie­dad no so­lo de­be en­fo­car­se en el ám­bi­to la­bo­ral y for­ma­ti­vo. De­be ser in­te­gral. Una in­clu­sión so­cial ple­na su­po­ne que cual­quier per­so­na, con o sin dis­ca­pa­ci­dad, pue­da ac­ce­der a aque­llo que le in­tere­se, ya sea la cul­tu­ra, el de­por­te o la tec­no­lo­gía, y for­mar par­te ac­ti­va de la so­cie­dad. Co­mo el ám­bi­to so­cial es am­plio y rico, tam­bién lo es la pro­ce­den­cia de ca­da uno de los in­te­gran­tes de la me­sa «In­clu­sión So­cial y Dis­ca­pa­ci­dad» de los En­cuen­tros ABC Dis­ca­pa­ci­dad.

En­car­ni Ca­ro, in­te­gran­te del gru­po de dan­za de la Aso­cia­ción Paz y Bien, es afi­cio­na­da al fla­men­co des­de la cu­na. «Na­cí una se­ma­na de fe­ria y mis pa­dres en vez de la ro­pa me pu­sie­ron un tra­je de fla­men­ca pa­ra sa­car­me del hos­pi­tal», co­men­ta an­te el re­go­ci­jo de los pre­sen­tes. La dis­ca­pa­ci­dad no in­flu­ye a la ho­ra de ex­pre­sar emo­cio­nes a tra­vés del mo­vi­mien­to, y ella las ex­po­ne en es­pec­tácu­los que lle­va a to­do ti­po de ins­ti­tu­cio­nes y co­lec­ti­vos. El gru­po de dan­za co­men­zó en el año 2000 con el ob­je­ti­vo de desa­rro­llar el po­ten­cial ar­tís­ti­co y sa­tis­fa­cer las ne­ce­si­da­des de ex­pre­sión de per­so­nas con dis­ca­pa­ci­dad.

El gru­po po­ne en es­ce­na un va­ria­do re­per­to­rio. «So­mos 9 bai­la­ri­nes que to­dos los días en­sa­ya­mos, des­de fla­men­co a rap, hip-hop o bai­le con­tem­po­rá­neo, y tam­bién bai­lan con no­so­tros 5 me­no­res», in­for­ma En­car­ni. Que, aun­que es una apa­sio­na­da del fla­men­co, bai­la to­das las dis­ci­pli­nas y, ade­más, las mues­tra a otros co­lec­ti­vos: «Me sien­to bien cuan­do en­se­ña­mos a cha­va­les que no sa­ben na­da de fla­men­co, ellos nos fe­li­ci­tan y nos pre­gun­tan cuán­do va­mos a vol­ver».

Or­gu­llo de can­tar

El fla­men­co tam­bién es la pa­sión de Ma­no­lo Ro­me­ro, más co­no­ci­do co­mo Ma­no­lo de San­ta Cruz. Es­te can­taor cor­do­bés es to­do un re­fe­ren­te de su­pera­ción. Ya tie­ne dis­co pro­pio, «La vo­lun­tad he­cha voz», y un to­rren­te ca­paz de he­lar la san­gre. Al igual que le ocu­rre a En­car­ni con la dan­za, se tra­ta de una afi­ción que le ha acom­pa­ña­do des­de la in­fan­cia, co­mo él mis­mo ilus­tra: «Mi pa­dre era afi­cio­na­do, lo es­cu­ché can­tar con los ami­gos en el bar y a los dos días le di­je que yo tam­bién que­ría can­tar, fue amor a pri­me­ra vis­ta».

Can­tar aún le si­gue po­nien­do ner­vio­so por­que su em­pe­ño es ro­zar siem­pre la per­fec­ción pe­ro sien­te «mu­cho or­gu­llo y sa­tis­fac­ción por­que ha­go lo que me gus­ta y, a la vez, trans­mi­to al pú­bli­co lo que es­toy sin­tien­do». Sus re­fe­ren­tes son «Fos­fo­ri­to» y Luis de Gón­go­ra.

De­por­te y dis­ca­pa­ci­dad en una ase­gu­ra­do­ra

El de­por­te tam­bién es un cam­po en el que aún tie­nen que lu­char por la in­clu­sión las per­so­nas con dis­ca­pa­ci­dad. Lo sa­ben des­de Li­berty Se­gu­ros, una em­pre­sa de se­gu­ros muy vin­cu­la­da al de­por­te y la dis­ca­pa­ci­dad. «Fue una de­ci­sión por par­te de nues­tro equi­po de di­rec­ción en 2006», in­for­ma Ál­va­ro Fe­rrol, res­pon­sa­ble de pa­tro­ci­nios y RSC de Li­berty Se­gu­ros, «cuan­do se di­bu­ja una es­tra­te­gia de res­pon­sa­bi­li­dad so­cial corporativa». Des­de en­ton­ces la em­pre­sa tie­nen un víncu­lo es­tre­cho con el Co­mi­té Pa­ra­lím­pi­co Es­pa­ñol.

Ade­más, en ma­te­ria de dis­ca­pa­ci­dad esta em­pre­sa cuen­ta con un pro­yec­to na­ci­do en 2014 con la co­la­bo­ra­ción de la Fun­da­ción Ko­nec­ta y del que se sien­ten muy or­gu­llo­sos: Li­berty Res­pon­de. «Tie­ne co­mo prin­ci­pal ob­je­ti­vo con­se­guir la in­te­gra­ción de las per­so­nas con una dis­ca­pa­ci­dad ad­qui­ri­da en su co­mu­ni­dad, ofre­cien­do un ase­so­ra­mien­to es­pe­cia­li­za­do y a me­dia en ma­te­ria de ac­ce­si­bi­li­dad y ayu­das téc­ni­cas», in­di­ca Fe­rrol. Se tra­ta de un ser­vi­cio to­tal­men­te gra­tui­to al que el in­tere­sa­do ac­ce­de a tra­vés del te­lé­fono 900 84 44 43 o li­berty­res­pon­de@fun­da­cion­ko­nec­ta.org. Su con­sul­ta lle­ga a un tra­ba­ja­dor de Ko­nec­ta, que, a su vez, lo de­ri­va a un equi­po mul­ti­dis­ci­pli­nar pa­ra que un pla­zo má­xi­mo de 6 días ten­ga una res­pues­ta.

Las con­sul­tas que más re­ci­ben son las re­la­cio­na­das so­bre los de­re­chos que am­pa­ran a las per­so­nas con dis­ca­pa­ci­dad en una co­mu­ni­dad de ve­ci­nos, co­mo ins­ta­lar una ram­pa o adap­tar un es­pa­cio. «La par­ti­cu­la­ri­dad de Es­pa­ña es que, al es­tar for­ma­da por 17 co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas, de­pen­dien­do de don­de vi­vas tie­nes unos de­re­chos u otros», apun­ta Fe­rrol. Otras du­das fre­cuen­tes to­can te­mas co­mo la ac­ce­si­bi­li­dad en el tra­ba­jo, el tras­por­te adap­ta­do o las sub­ven­cio­nes. «El pro­yec­to na­ce ha­ce cua­tro años pa­ra ayu­dar a per­so­nas con al­gún ti­po de le­sión mo­du­lar, pe­ro he­mos ido am­plian­do el ser­vi­cio a otro ti­po de aso­cia­cio­nes». Ejem­plo de su­pera­ción

Quien pue­de ha­blar de pri­me­ra mano de de­por­te adap­ta­do y una dis­ca­pa­ci­dad ad­qui­ri­da es Ar­tu­ro Mon­tes, de­por­tis­ta pa­ra­lím­pi­co y fun­da­dor de la Aso­cia­ción IN De­por­te Adap­ta­do. Ar­tu­ro su­frió ha­ce sie­te años un ac­ci­den­te y lo que has­ta en­ton­ces era un hobby se con­vir­tió en su de­di­ca­ción. Ha si­do de­por­tis­ta pa­ra­lím­pi­co en Río 2016 en la dis­ci­pli­na de ve­la adap­ta­da. Su aso­cia­ción ani­ma ca­da día a per­so­nas con dis­ca­pa­ci­dad a en­gan­char­se al de­por­te en el ca­mino ha­cia la su­pera­ción.

«El de­por­te es im­por­tan­te pa­ra to­do el mun­do pe­ro aún más pa­ra aque­llas per­so­nas con al­gún

ti­po de dis­ca­pa­ci­dad», ex­pli­ca Ar­tu­ro. «Tras un ac­ci­den­te te en­cuen­tras de un día pa­ra otro en un mun­do que es más chi­co, pe­ro he vis­to có­mo el de­por­te ha ayu­da­do a mu­chos, no so­lo a mí, a su­pe­rar ba­rre­ras tan­to fí­si­cas co­mo so­cia­les y te en­cuen­tras con otras per­so­nas que te pue­den de­cir có­mo se su­pera».

Opor­tu­ni­dad pa­ra pro­bar el de­por­te adap­ta­do

La Aso­cia­ción IN ofre­ce la opor­tu­ni­dad a per­so­nas con dis­ca­pa­ci­dad de pro­bar un de­por­te gra­cias a re­cur­sos adap­ta­dos, que de otra ma­ne­ra por el cos­te se­ría im­pen­sa­ble pa­ra mu­chos. «Es di­fí­cil em­pe­zar por­que una si­lla nor­mal ya es ca­ra, y una de jue­go es do­ble in­ver­sión, pe­ro des­de la aso­cia­ción te­ne­mos dis­tin­tos re­cur­sos co­mo hand­bi­kes o pi­ra­guas adap­ta­das pa­ra que pue­dan co­no­cer el de­por­te adap­ta­do», ex­pli­ca Mon­tes. Pa­ra atraer a más per­so­nas, or­ga­ni­zan en la aso­cia­ción lo que lla­man Día del Bau­tis­mo pa­ra los que se acer­can por pri­me­ra vez. «Ca­da uno vie­ne con un ti­po de dis­ca­pa­ci­dad, pe­ro lo que te pue­do ase­gu­rar que es co­mún en to­dos es la ale­gría y sa­tis­fac­ción por el día que han pa­sa­do».

Es­te em­pu­je que re­sul­ta del de­por­te, tam­bién lo di­fun­de fue­ra de la aso­cia­ción en char­las en co­le­gios e ins­ti­tu­tos. «Hay ni­ños que pre­gun­tan si an­tes vi­vía­mos mu­cho me­jor y la res­pues­ta que da­mos los tres que va­mos siem­pre es que no cam­bia­ría­mos na­da por vol­ver a la vi­da an­te­rior. No es que sea­mos más fe­li­ces, pe­ro so­mos igual de fe­li­ces», cuen­ta es­te de­por­tis­ta.

La tec­no­lo­gía pa­ra ha­cer la vi­da más fá­cil

El avan­ce de la tec­no­lo­gía pa­ra ha­cer más fá­cil la vi­da de una per­so­na con dis­ca­pa­ci­dad es lo que de­fi­ne a la Fun­da­ción Vo­da­fo­ne. Esta en­ti­dad se de­di­ca a acer­car las tec­no­lo­gías de la in­for­ma­ción y la co­mu­ni­ca­ción a las per­so­nas ma­yo­res y a las per­so­nas con dis­ca­pa­ci­dad pa­ra me­jo­rar su ca­li­dad de vi­da y lo­grar más in­de­pen­den­cia. En el área de in­no­va­ción, la fun­da­ción desa­rro­lla apli­ca­cio­nes y pla­ta­for­mas pa­ra es­tos dos co­lec­ti­vos. «La apli­ca­ción ‘Me­di­ca­men­to Ac­ce­si­ble Plus’, que he­mos desa­rro­lla­do con Fun­da­ción ON­CE, es­tá pen­sa­da pa­ra que per­so­nas con al­gu­na di­fi­cul­tad pue­dan ac­ce­der al pros­pec­to del me­di­ca­men­to», ex­pli­ca Mar Fer­nán­dez, di­rec­to­ra de pro­yec­tos so­cia­les de la Fun­da­ción Vo­da­fo­ne. «Tras rea­li­zar­la nos di­mos cuen­ta que a cual­quier per­so­na le vie­ne bien, ya

«Me sien­to bien cuan­do en­se­ña­mos a cha­va­les que no sa­ben na­da de fla­men­co» /EN­CAR­NI CA­RO

«Te­ne­mos hand­bi­ke o pi­ra­guas adap­ta­das pa­ra que quien quie­ra pue­da co­no­cer el de­por­te adap­ta­do» /AR­TU­RO MON­TES

sea pa­ra au­men­tar la le­tra del pros­pec­to cuan­do nos des­car­ga­mos la apli­ca­ción, o pa­ra no te­ner pro­ble­mas al do­blar­lo y de­vol­ver­lo a su ca­ja», desa­rro­lla so­bre los be­ne­fi­cios de la ac­ce­si­bi­li­dad pa­ra to­da la so­cie­dad.

A su vez, la pla­ta­for­ma ‘ Me Fa­ci­li­ta’ es­tá en­fo­ca­da so­bre to­do a per­so­nas con dis­ca­pa­ci­dad. Las aso­cia­cio­nes pue­den crean con­te­ni­dos que se com­par­ten en to­da la co­mu­ni­dad. «Si al­gún pro­fe­sio­nal tie­ne, por ejem­plo, un ví­deo de có­mo se usa la fo­to­co­pia­do­ra, cual­quier per­so­nas con dis­ca­pa­ci­dad cu­yo tra­ba­jo le re­quie­ra uti­li­zar­la lo pue­de vi­sua­li­zar. Y vol­ve­mos a lo de an­tes, es­to sir­ve pa­ra to­dos», in­di­ca. «Me gus­ta po­ner el ejem­plo de la es­ca­le­ra y la ram­pa. Si tie­nes las dos, la ma­yo­ría de las per­so­nas van por la ram­pa. La ac­ce­si­bi­li­dad de­be ser uni­ver­sal y el di­se­ño pa­ra to­dos».

Por úl­ti­mo, en su pre­sen­ta­ción Mar Fer­nán­dez hi­zo re­fe­ren­cia al área de pro­yec­tos so­cia­les de la Fun­da­ción Vo­da­fo­ne, de la que se en­car­ga, y don­de se tra­ba­ja la for­ma­ción. Acer­can el uso de los smartp­ho­ne a las per­so­nas ma­yo­res, y tra­ba­jan por la in­clu­sión la­bo­ral de per­so­nas con dis­ca­pa­ci­dad por­que «pa­ra lo­grar la in­clu­sión en la so­cie­dad es ne­ce­sa­rio que la per­so­na consiga un em­pleo». Con una con­clu­sión fi­na­li­zó su in­ter­ven­ción ini­cial: «Lo que ha­ce­mos es en­con­trar la so­lu­ción tec­no­ló­gi­ca, pe­ro es el co­lec­ti­vo el que nos mar­ca lo que de­be­mos bus­car».

Va­lo­res del de­por­te

Vol­vien­do de nue­vo al de­por­te, Ál­va­ro Fe­rrol pro­fun­di­zó en la me­sa en la co­la­bo­ra­ción de Li­berty Se­gu­ros con el Co­mi­té Pa­ra­lím­pi­co Es­pa­ñol. Des­de 2007 apor­tan un sis­te­ma in­te­gral pa­ra apo­yar a los de­por­tis­tas del equi­po pa­ra­lím­pi­co en su for­ma­ción, desa­rro­llo y par­ti­ci­pa­ción en com­pe­ti­cio­nes in­ter­na­cio­na­les. «Por des­gra­cia, el de­por­te pa­ra­lím­pi­co no tie­ne la pre­sen­cia que de­be­ría en los me­dios de co­mu­ni­ca­ción, se re­du­ce a ca­da cua­tro años con los Jue­gos, es re­si­dual y no sue­le coin­ci­dir con el pri­me ti­me», ex­pu­so. Pe­ro, des­de Li­berty Se­gu­ros quie­ren acer­can los va­lo­res del de­por­te pa­ra­lím­pi­co a la so­cie­dad, «tan-

to a otros de­por­tis­tas co­mo a pro­fe­sio­na­les o pa­dres de fa­mi­lia que ven en ese es­fuer­zo, sa­cri­fi­cio y su­pera­ción unos va­lo­res que po­de­mos apro­piar pa­ra nues­tro día a día». Pa­ra ello tie­nen en mar­cha des­de 2015 el pro­yec­to #SeSa­len, for­ma­do por atle­tas pa­ra­lím­pi­cos, tres de ve­rano y tres de in­verno. Una ini­cia­ti­va que con­ti­nua­rá, co­mo mí­ni­mo has­ta To­kio 2020 y al que se irán in­cor­po­ran­do de­por­tis­tas, ya que cuen­ta con el apo­yo de tra­ba­ja­do­res, me­dia­do­res y clien­tes. La po­bla­ción sue­le re­la­cio­nar el de­por­te adap­ta­do a las Olim­pia­das, al­go de lo que se la­men­tó tam­bién Ar­tu­ro Mon­tes, pe­ro el res­to del año el tra­ba­jo no se pa­ra­li­za. «No buscamos tan­to la me

da­lla y los lo­gros, co­mo acer­car a la per­so­na», in­di­có Ál­va­ro Fe­rrol, quien des­ta­có la cer­ca­nía de los de­por­tis­tas pa­ra el desa­rro­llo de ca­da una de las ac­cio­nes del pro­yec­to. «Pa­ra mí es un or­gu­llo tra­tar con de­por­tis­tas co­mo vo­so­tros, que en­gran­de­cen el tra­ba­jo que desem­pe­ñan», con­fe­só di­ri­gién­do­se a Mon­tes.

Una de las cues­tio­nes que más sor­pren­die­ron en la me­sa fue la ren­ta­bi­li­dad de apos­tar por el de­por­te pa­ra­lím­pi­co. «Los in­for­mes de­mues­tran que pa­ra no­so­tros in­ver­tir en de­por­te pa­ra­lím­pi­co es ren­ta­ble por­que se ha in­cre­men­ta­do el nú­me­ro de pre­sen­cia en los me­dios de co­mu­ni­ca­ción. El 60% de las no­ti­cias que ge­ne­ra Li­berty Se­gu­ros en

me­dios ha­blan so­bre dis­ca­pa­ci­dad y de esas el 70% so­bre de­por­te pa­ra­lím­pi­co. Siem­pre que te­ne­mos la opor­tu­ni­dad de par­ti­ci­par, ani­ma­mos a las em­pre­sas a apos­tar por el de­por­te pa­ra­lím­pi­co».

El se­vi­llano Ar­tu­ro Mon­tes apro­ve­chó la te­má­ti­ca pa­ra ani­mar a to­do in­tere­sa­do a acer­car­se a la Aso­cia­ción IN, en la que pue­den prac­ti­car pá­del, te­nis, do­ma pa­ra­ecues­tre, ve­la o pi­ra­güis­mo. «Lle­va­mos so­lo 3 años fun­cio­nan­do co­mo aso­cia­ción, pe­ro los re­cur­sos que he­mos con­se­gui­do gra­cias al apo­yo de em­pre­sas han si­do muy im­por­tan­te, y la ma­yo­ría los te­ne­mos pa­ra­dos», se la­men­tó. Unos re­cur­sos de los que se pue­den be­ne­fi­ciar per­so­nas con dis­ca­pa­ci­dad de for­ma gra­tui­ta.

Sub­ti­tu­la­ción en You­Tu­be

¿Y si en lu­gar del de­por­te ha­bla­mos de al­go tan co­mún co­mo ver un ví­deo en unA ta­blet o un smartp­ho­ne? Des­de la Fun­da­ción Vo­da­fo­ne tie­nen en cuen­ta a las per­so­nas sor­das en esta co­ti­dia­na ac­ción con uno de sus pro­yec­tos sub­ti­tu­lan­do esos ví­deos. «Nos pu­si­mos en con­tac­to con CNSE FIAPAS, AICE Y Fun­da­ción ON­CE pa­ra desa­rro­llar una web que es to­tal­men­te ac­ce­si­ble: www.sub­ti­tu­la­cion.org », ex­pli­có Mar Fer­nán­dez. Es­te por­tal da la opor­tu­ni­dad de su­bir ví­deos de You­Tu­be con la au­to­ri­za­ción del au­tor. Con la trans­crip­ción au­to­má­ti­ca de You­Tu­be se to­ma una ba­se y lue­go se van co­rri­gien­do erro­res. «He­mos lo­gra­do que you­tu­bers fa­mo­sos se unan a la cau­sa. Ca­da vo­lun­ta­rio que en­tra tie­ne un ví­deo asig­na­do y el ok lo da el pro­pie­ta­rio del ví­deo».

Tras el éxi­to de esta pla­ta­for­ma, la web acu­mu­la ví­deos de dis­tin­tas te­má­ti­cas, co­mo be­lle­za, cocina o for­ma­ción, co­mo los ví­deos del pro­fe­sor Da­vid Cano. Siem­pre sin un fin co­mer­cial de­trás. «Es­ta­mos cu­brien­do un es­pa­cio de vo­lun­ta­ria­do tan­to por par­te de Vo­da­fo­ne -con unos 300 vo­lun­ta­rios­co­mo otros 200 más que han lle­ga­do de fue­ra. Esa es otra po­si­bi­li­dad que da la web. Te pue­des ha­cer vo­lun­ta­rio por ini­cia­ti­va pro­pia y em­pe­zar a co­la­bo­rar», ex­pli­ca Mar Fer­nán­dez.

Nu­me­ro­sas he­rra­mien­tas pa­ra la ac­ce­si­bi­li­dad

Las ini­cia­ti­vas de la Fun­da­ción Vo­da­fo­ne en cuan­to a ac­ce­si­bi­li­dad no se que­dan aquí, ya que son nu­me­ro­sas. En cuan­to al tra­ba­jo con per­so­nas ma­yo­res, el pa­sa­do año rea­li­za­ron dos ví­deos tu­to­ria­les so­bre el uso de smartp­ho­ne, des­de có­mo ins­ta­lar una apli­ca­ción al ma­ne­jo de What­sApp. Tam­bién im­pul­sa nue­vas apli­ca­cio­nes que fa­ci­li­tan la vi­da a per­so­nas con dis­ca­pa­ci­dad. Es el ca­so de la apli­ca­ción que tra­ba­ja el mo­vi­mien­to de ra­tón pa­ra ta­blet y smart­pno­ne con el ros­tro, muy in­tere­san­te pa­ra per­so­nas con mo­vi­li­dad re­du­ci­da. «Esta apli­ca­ción la com­par­tió un you­tu­ber de Ma­rrue­cos y otro de La In­dia y aho­ra tie­ne mas de dos mi­llo­nes de des­car­gas». Mar Fer­nán­dez des­ta­có tam­bién el pro­gra­ma «Yo me pre­pa­ro», desa­rro­lla­do con Down Es­pa­ña. Esta ini­cia­ti­va con­sis­te en la for­ma­ción en nue­vas tec­no­lo­gías. Y es que, se­gún re­cal­có, «apren­der pa­ra una en­tre­vis­ta de tra­ba­jo có­mo res­pon­der a co­rreos elec­tró­ni­cos o crear pre­sen­ta­cio­nes, y que así pue­dan ac­ce­der a un em­pleo».

Con to­das es­tas ini­cia­ti­vas so­bre la me­sa pa­ra fa­ci­li­tar la in­clu­sión so­cial de las per­so­nas con dis­ca­pa­ci­dad, Ma­no­lo de San­ta Cruz fi­na­li­zó el en­cuen­tro de­jan­do cla­ro su ca­pa­ci­dad arran­cán­do­se a can­tar tan­to con le­tras com­pues­tas pa­ra él co­mo rea­li­za­das por él mis­mo. Un ejem­plo la­ten­te de in­clu­sión que arran­có los ‘oles’ y los aplau­sos de los asis­ten­tes al ac­to.

Po­nen­tes du­ran­te la ce­le­bra­ción de la me­sa de de­ba­te «In­clu­sión So­cial y Dis­ca­pa­ci­dad»

En­car­ni Ca­ro en un mo­men­to de su in­ter­ven­ción

De iz­quier­da a de­re­cha: En­car­ni Ca­ro, Ál­va­ro Fe­rrol, Mar Fer­nán­dez, Ma­no­lo de San­ta­cruz y Ar­tu­ro Mon­tes

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.