Tra­pe­ro se pu­so «a dis­po­si­ción» del fis­cal al pro­cla­mar­se la se­ce­sión

ABC (Galicia) - - ESPAÑA - JE­SÚS HIE­RRO BAR­CE­LO­NA

La Au­dien­cia Na­cio­nal acu­sa al ma­yor de los Mos­sos de po­ner a la Po­li­cía ca­ta­la­na al ser­vi­cio de los in­tere­ses se­ce­sio­nis­tas. Jo­sep Lluís Tra­pe­ro, a quien ayer se le co­mu­ni­có en su pro­ce­sa­mien­to por se­di­ción y per­te­nen­cia a or­ga­ni­za­ción cri­mi­nal, lo nie­ga to­do. En un re­cur­so de re­for­ma, al que ha te­ni­do ac­ce­so ABC, la de­fen­sa de quien era el má­xi­mo res­pon­sa­ble ale­ga que, in­me­dia­ta­men­te des­pués de que el Par­la­ment pro­cla­ma­se la in­de­pen­den­cia el 27 de oc­tu­bre, se pu­so «a dis­po­si­ción» de los jue­ces y fis­ca­les. Di­ce que en­vió un correo al pre­si­den­te del TSJC, Je­sús Ma­ría Ba­rrien­tos, y otro al en­ton­ces fis­cal su­pe­rior, Jo­sé Ma­ría Ro­me­ro de Te­ja­da, ofre­cién­do­se pa­ra «dar cum­pli­mien­to a las ór­de­nes que pu­die­ran de­ri­var» de es­tos he­chos. Lo hi­zo des­pués de una con­ver­sa­ción te­le­fó­ni­ca con Ba­rrien­tos. Otro de los ar­gu­men­tos que Tra­pe­ro ex­po­ne pa­ra tra­tar de con­ven­cer a la ma­gis­tra­da de que no for­ma­ba par­te de un con­tu­ber­nio pa­ra la se­ce­sión es que unos días an­tes del re­fe­rén­dum del 1 de oc­tu­bre man­tu­vo dos reunio­nes con el en­ton­ces pre­si­den­te de la Ge­ne­ra­li­tat, Car­les Puig­de­mont, y le avi­só, entre otras co­sas, de que «no se com­par­tía des­de el cuer­po po­li­cial el pro­yec­to in­de­pen­den­tis­ta».

A esos en­cuen­tros, en el Pa­lau de la Ge­ne­ra­li­tat, acu­die­ron los en­ton­ces vi­ce­pre­si­den­te del Go­vern, Oriol Jun­que­ras, y con­se­je­ro de In­te­rior, Joa­quim Forn. Fue Tra­pe­ro quien so­li­ci­tó esas reunio­nes, siem­pre se­gún la ver­sión que da su de­fen­sa. Tam­bién es­ta­ban pre­sen­tes los otros má­xi­mos res­pon­sa­bles de los Mos­sos pa­ra tras­la­dar a Puig­de­mont «la preo­cu­pa­ción co­mún» so­bre los ries­gos de man­te­ner la con­vo­ca­to­ria del 1-O an­te «los even­tua­les pro­ble­mas que pa­ra la se­gu­ri­dad ciu­da­da­na po­dían pro­du­cir­se». Le tras­la­da­ron, ade­más, su vo­lun­tad «de res­pe­tar la le­ga­li­dad vi­gen­te y de cum­plir con los man­da­tos ju­di­cia­les ten­den­tes a evi­tar la ce­le­bra­ción» del 1O. So­bre la ma­ni­fes­ta­ción del 20-S an­te la se­de de Eco­no­mía, nie­ga que des­aten­die­ra las pe­ti­cio­nes de la Guar­dia Ci­vil. Di­ce que no pu­die­ron des­alo­jar an­tes por la gran «ma­sa de gen­te» con­gre­ga­da.

J. L. TRA­PE­RO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.