«NOTHING»

EE.UU. se en­fren­ta en Si­ria tan­to a la ob­se­sión an­tiO­ba­ma de Trump co­mo a su na­cio­nal-po­pu­lis­mo

ABC (Galicia) - - INTERNACIONAL - PE­DRO RO­DRÍ­GUEZ

Pa­ra en­ten­der a par­tir de aho­ra las ac­cio­nes de EE.UU. en Si­ria ha­bría que re­bo­bi­nar un par de se­ma­nas. En ese pe­rio­do de tiem­po, el ré­gi­men de Si­ria apun­ta­la­do por Ru­sia e Irán ha per­pe­tra­do un nue­vo ata­que quí­mi­co con­tra Du­ma, el su­bur­bio de Da­mas­co en ma­nos de los rebeldes. Esa in­si­dio­sa ma­tan­za de ci­vi­les, la oc­ta­va des­de el arran­que de la Ad­mi­nis­tra­ción Trump, ha si­do uti­li­za­da por Was­hing­ton co­mo la ex­cu­sa pa­ra su res­pues­ta militar de es­te fin de se­ma­na sin pers­pec­ti­va al­gu­na de cam­biar el cur­so de la gue­rra ci­vil si­ria.

El uso de la fuer­za no se ex­pli­ca sin la no­to­ria ob­se­sión an­ti-Oba­ma del pre­si­den­te Trump. Bue­na par­te de su caó­ti­ca agen­da de go­bierno es­tá ba­sa­da en ha­cer exac­ta­men­te lo con­tra­rio que hi­zo su an­te­ce­sor en la Ca­sa Blan­ca. Pa­ra Trump, la ver­gon­zo­sa tra­ge­dia de Si­ria vie­ne sien­do una oca­sión per­fec­ta pa­ra de­mos­trar que es un lí­der de­ci­si­vo. Y so­bre to­do, un após­ta­ta de la pa­si­vi­dad in­ter­na­cio­nal y los com­ple­jos es­tra­té­gi­cos asu­mi­dos por Oba­ma an­te el des­bor­da­mien­to de EE.UU. pa­ra ha­cer frente a dos con­flic­tos si­mul­tá­neos co­mo Irak (in­jus­ti­fi­ca­do) y Af­ga­nis­tán (in­elu­di­ble). Con to­do, di­fe­ren­ciar­se de Oba­ma es lo más fá­cil pa­ra Trump. Su gran pro­ble­ma es en­con­trar una es­tra­te­gia cohe­ren­te pa­ra una re­gión tan in­cohe­ren­te. Des­de que es­ta­lló la gue­rra ci­vil de Si­ria en 2011, el con­flic­to no ha he­cho más que ge­ne­rar muer­tos y re­tos: la opor­tu­ni­dad de Ru­sia pa­ra de­mos­trar que es una po­ten­cia de pri­mer ni­vel; el avan­ce de Irán en su pul­so con­tra Ara­bia Sau­dí; la gue­rra en la som­bra de Is­rael; y el mul­ti­pli­ca­do en­fren­ta­mien­to entre Tur­quía y los kur­dos.

Y an­te esa com­ple­ji­dad tan do­lo­ro­sa es don­de en­tra en jue­go el na­cio­nal-po­pu­lis­mo de Trump. En es­tas dos se­ma­nas crue­les, el pre­si­den­te ha anun­cia­do su in­ten­ción de re­ti­rar to­dos los efec­ti­vos mi­li­ta­res des­ple­ga­dos en te­rri­to­rio de Si­ria. Su po­pu­lar y ais­la­cio­nis­ta ar­gu­men­to es una su­ma: Estados Unidos se ha gas­ta­do 7 mi­llo­nes de mi­llo­nes de dó­la­res en Orien­te Me­dio du­ran­te los úl­ti­mos 17 años. Y a cam­bio, se­gún Trump, se ha lo­gra­do ab­so­lu­ta­men­te NOTHING.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.