No hu­bo más vehícu­los im­pli­ca­dos en el bru­tal im­pac­to, que par­tió una fa­ro­la por la mi­tad

ABC (Galicia) - - GALICIA - P. ABET SAN­TIA­GO

Un bru­tal ac­ci­den­te cu­yas se­cue­las aún es­tán pre­sen­tes en la vía que en­la­za Ce­dei­ra con Val­do­vi­ño pu­so fin ayer a la vi­da de tres va­ro­nes ve­ci­nos de la pri­me­ra de las lo­ca­li­da­des. Las víc­ti­mas, con eda­des com­pren­di­das en­tre los 29 y los 37 años, via­ja­ban, se­gún con­fir­ma­ron fuen­tes de Trá­fi­co tras lle­gar al pun­to del si­nies­tro, sin el cin­tu­rón de se­gu­ri­dad abro­cha­do. Por el mo­men­to se des­co­no­cen las cau­sas de la sa­li­da de vía, aun­que sí se ha co­rro­bo­ra­do que no hu­bo nin­gún vehícu­lo más im­pli­ca­do. La sa­li­da y pos­te­rior im­pac­to con­tra un mu­ro de hor­mi­gón tuvo lu­gar en torno a las 11.20 ho­ras de la ma­ña­na de ayer. Fue a esa ho­ra cuan­do los ser­vi­cios de emer­gen­cia em­pe­za­ron a re­ci­bir las pri­me­ras aler­tas de otros con­duc­to­res que pa­sa­ban por la zo­na y se en­con­tra­ron con el tu­ris­mo ac­ci­den­ta­do en el mar­gen iz­quier­do de la ca­rre­te­ra.

En un pri­mer mo­men­to, ex­pli­ca­ron fuen­tes del Ins­ti­tu­to Ar­ma­do, «no se ad­vir­tió de que hu­bie­se fa­lle­ci­dos», aun­que en lla­ma­das pos­te­rio­res y una vez los efec­ti­vos de emer­gen­cias se per­so­na­ron en el lu­gar, ra­ti­fi­ca­ron que «no ha­bía nin­gún su­per­vi­vien­te». Los tres fa­lle­ci­dos son I. S. P. (37 años), D. V. Q. (29 años) y G. P. L. (30 años). La hi­pó­te­sis con la que se tra­ba­ja pa­ra ex­pli­car el vio­len­to ac­ci­den­te es que el tu­ris­mo per­dió el rum­bo por cau­sas que es­tán sien­do ana­li­za­das en ba­se a las ro­da­das del co­che e im­pac­tó fron­tal­men­te con­tra un mu­ro de hor­mi­gón. Con pos­te­rio­ri­dad, el tu­ris­mo dio va­rios ban­da­zos y aca­bó cho­can­do con­tra una fa­ro­la que se rom­pió por la mi­tad. Co­mo con­se­cuen­cia, los dos jó­ve­nes que via­ja­ban en los asien­tos de­lan­te­ros sa­lie­ron des­pe­di­dos por el pa­ra­bri­sas, mien­tras que el que iba en el asien­to de atrás que­dó atra­pa­do en­tre és­te y el ma­le­te­ro, de don­de fue res­ca­ta­do por los bom­be­ros ya sin vi­da.

Pro­ble­mas de cir­cu­la­ción

El ac­ci­den­te pro­vo­có nu­me­ro­sos pro­ble­mas de cir­cu­la­ción du­ran­te to­da la ma­ña­na y cor­tes en la vía a pri­me­ra ho­ra de la tar­de. El trán­si­to tam­bién se vio in­flui­do por los nu­me­ro­sos co­no­ci­dos y amigos de las víc­ti­mas que se des­pla­za­ron a lo lar­go de la jor­na­da has­ta el lu­gar, in­clui­dos sus pro­pios fa­mi­lia­res. Ade­más, y tal y co­mo re­ve­la­ron fuen­tes con­sis­to- ria­les, per­so­nal de la com­pa­ñía res­pon­sa­ble del su­mi­nis­tro eléc­tri­co tuvo que ac­tuar pa­ra evi­tar cor­tes en el ser­vi­cio al ha­ber cho­ca­do el tu­ris­mo con­tra un pos­te del ten­di­do tras la sa­li­da ini­cial. «Se tra­ba­ja pa­ra sub­sa­nar los pro­ble­mas en el ca­blea­do, al tiem­po que se pro­ce­de a li­be­rar la ca­rre­te­ra», ex­pli­có el al­cal­de de Val­do­vi­ño des­de el lu­gar. So­bre las con­se­cuen­cias de la trá­gi­ca no­ti­cia, Al­ber­to Gon­zá­lez re­co­no­ció que la lo­ca­li­dad ex­pe­ri­men­tó una «fuer­te» con­mo­ción por es­te su­ce­so, agra­va­da por el he­cho de que «fue­sen tres jó­ve­nes los fa­lle­ci­dos y to­dos ellos me­no­res de 40 años».

A es­pe­ra de la au­top­sia

Los ca­dá­ve­res de los tres ce­dei­ren­ses fue­ron en­via­dos al hos­pi­tal na­val de Fe­rrol pa­ra rea­li­zar la au­top­sia. Allí se les rea­li­za­rán las prue­bas per­ti­nen­tes de al­cohol y dro­gas, pa­ra co­no­cer si via­ja­ban ba­jo la in­fluen­cia de al­gu­na de es­tas sus­tan­cias. El tu­ris­mo en el que se des­pla­za­ban los fa­lle­ci­dos, de ca­mino a la lo­ca­li­dad de Val­do­vi­ño, era un Au­di A3 del año 2003, que que­dó con­ver­ti­do en un ama­si­jo de hie­rros.

EFE

So­bre es­tas lí­neas, y aba­jo, dos imá­ge­nes que dan cons­tan­cia de la vio­len­cia del ac­ci­den­te

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.