To­do o na­da pa­ra Pi­lar de La­ra

ABC (Galicia) - - GALICIA - JOSÉ LUIS JI­MÉ­NEZ SAN­TIA­GO

Du­ran­te años, mu­chos de los se­ña­la­dos in­jus­ta­men­te por Pi­lar de La­ra en sus múl­ti­ples cau­sas con­tra la su­pues­ta co­rrup­ción en Ga­li­cia —in­jus­ta­men­te por­que, tiem­po des­pués, se de­mos­tró su nu­la re­la­ción con la cau­sa in­ves­ti­ga­da— se la­men­ta­ban de que na­die les de­vol­ve­ría la hon­ra, el buen nom­bre o, co­mo el ca­so del exal­cal­de lu­cen­se José Ló­pez Orozco, su car­go, al que tu­vo que re­nun­ciar por sus múl­ti­ples impu­tacio­nes —más de la mi­tad ya ar­chi­va­das—. In­clu­so arras­tra­ban la lo­sa de la re­sig­na­ción de que no ha­bría jus­ti­cia que exi­gie­ra res­pon­sa­bi­li­da­des a quien les lle­vó a ese mal tra­go: veían im­po­si­ble que De La­ra rin­die­ra cuen­tas por sus con­tro­ver­ti­dos mo­dos de ins­truc­ción. Cuan­do es­ta se­ma­na el Po­der Ju­di­cial anun­cia­ba la in­coa­ción de un ex­pe­dien­te san­cio­na­dor, mu­chos re­cu­pe­ra­ban un le­ve ha­lo de es­pe­ran­za.

El mo­vi­mien­to del CGPJ no es ca­sual ni apre­su­ra­do. Es la ger­mi­na­ción del ma­les­tar que en am­plios sec­to­res de la ju­di­ca­tu­ra ga­lle­ga ha ido cre­cien­do des­de ha­ce años —tan­to jue­ces co­mo fis­ca­les— por los mo­dos de la ti­tu­lar del Juz­ga­do de Ins­truc­ción nº1 de Lu­go, por ese au­ra de «juez es­tre­lla» que tan­to mo­les­ta a mu­chos com­pa­ñe­ros to­ga­dos, que aca­ba re­su­mién­do­se en mu­cho ruí­do, en oca­sio­nes in­so­por­ta­ble, pe­ro es­ca­sas nue­ces. Du­ran­te de­ma­sia­do tiem­po se de­jó ha­cer, se con­ce­dió mar­gen pa­ra que De La­ra sa­lie­ra de su pro­pio la­be­rin­to, pe­ro la pa­cien­cia pa­re­ce ha­ber to­ca­do a su fin.

So­lo así se en­tien­de, por ejem­plo, que la Fis­ca­lía de Lu­go ava­la­ra du­ran­te años el cre­ci­mien­to ex­po­nen­cial de ma­cro­cau­sas co­mo la «Po­ke­mon», que em­pe­zó en esa ciu­dad, se ex­ten­dió a Oren­se, San­tia­go o La Co­ru­ña, pe­ro aca­bó des­ma­de­ja­da en Ca­ta­lu­ña, Mur­cia o el Le­van­te, en una de­ri­va des­au­to­ri­za­da es­te año por la Au­dien­cia Pro­vin­cial ale­gan­do que De La­ra no es com­pe­ten­te fue­ra de su ju­ris­dic­ción. Y de pa­so, anu­lán­do­le to­da las prue­bas, con el con­si­guien­te des­per­di­cio de tiem­po y di­ne­ro por par­te de los cuer­pos po­li­cia­les em­plea­dos pa­ra in­ves­ti­gar.

¿A qué se ex­po­ne Pi­lar de La­ra? Dos son los car­gos que con­tra ella po­ne en­ci­ma de la me­sa el pro­mo­tor de la ac­ción dis­ci­pli­na­ria del CGPJ, Ri­car­do Con­de. Por un la­do, des­aten­ción o re­tra­sos in­jus­ti­fi­ca­dos en la ins­truc­ción de cau­sas pe­na­les, pa­ra lo que ci­ta tres ar­tícu­los de la Ley Or­gá­ni­ca del Po­der Ju­di­cial (el 417.9, el 418.11 y el 419.3), en fun­ción de si se gra­dúa co­mo le­ve, gra­ve o muy gra­ve la co­mi­sión de es­ta pre­sun­ta fal­ta. Por otro, la su­pues­ta adop­ción de de­ci­sio­nes con ma­ni­fies­to abu­so pro­ce­sal que ge­ne­ren in­cre­men­tos fic­ti­cios del vo­lu­men de tra­ba­jo (art. 418.16 de la LOPJ), ca­ta­lo­ga­da co­mo de ca­rác­ter gra­ve.

Las sanciones que po­dría pro­po­ner el pro­mo­tor de la ac­ción dis­ci­pli­na­ria —una vez fi­na­li­ce el pro­ce­so de ins­truc­ción del ex­pe­dien­te— van des­de la ad­ver­ten­cia o la mul­ta de has­ta 6.000 eu­ros (lo más sua­ve) has­ta el tras­la­do for­zo­so, la sus­pen­sión por tres años o la se­pa­ra­ción de la ca­rre­ra ju­di­cial y la pér­di­da de la con­di­ción de juez.

Fuentes del pro­ce­so con­sul­ta­das por ABC es­ti­ma­ron im­pro­ba­ble que se lle­gue a plan­tear es­ta úl­ti­ma san­ción, pe­ro con­si­de­ran que las fal­tas por las que ha­brá de res­pon­der se­rán gra­ves o muy gra­ves. En to­do ca­so, la úl­ti­ma pa­la­bra co­rres­pon­de­rá a la Co­mi­sión Dis­ci­pli­na­ria del CGPJ, de la que por cier­to for­mó par­te el abo­ga­do que de­fen­de­rá a De La­ra en es­te pro­ce­di­mien­to, Agus­tín Az­pa­rren.

¿Qué se jue­ga Pi­lar de La­ra? To­do, evi­den­te­men­te. Un pro­ce­so que re­ma­te en una san­ción gra­ve co­mo un tras­la­do o una sus­pen­sión tem­po­ral se­ría el va­ra­pa­lo de­fi­ni­ti­vo pa­ra la juez, que

ABC

La jue­za de Lu­go, Pi­lar de La­ra, en una ima­gen de ar­chi­vo

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.