Tras la ex­plo­sión de Pa­ra­mos (Tui) Luz ver­de a la re­cons­truc­ción de vi­vien­das fue­ra de or­de­na­ción

ABC (Galicia) - - GALICIA - A. R. SAN­TIA­GO

La in­cor­po­ra­ción de una dis­po­si­ción adi­cio­nal en la Ley del Sue­lo per­mi­ti­rá dar­le en­ca­je le­gal a la re­cons­truc­ción de las vi­vien­das afec­ta­das tras la ex­plo­sión de la pi­ro­tec­nia clan­des­ti­na en Pa­ra­mos, que en el mo­men­to del ac­ci­den­te es­ta­ban fue­ra de or­de­na­ción. La de­ci­sión en­tron­ca con una pe­ti­ción que el Ayun­ta­mien­to de Tui pre­sen­tó a la Xun­ta pa­ra ga­ran­ti­zar que a to­das las vi­vien­das exis­ten­tes pre­vias a la ex­plo­sión del 23 de ma­yo se les po­drá dar li­cen­cia pa­ra su re­cons­truc­ción. El vis­to bueno a la so­li­ci­tud fue co­mu­ni­ca­do ayer por el al­cal­de de Tui, Carlos Váz­quez Pa­dín, a los ve­ci­nos que acu­die­ron a la reunión que se ce­le­bró en el Cen­tro Cul­tu­ral de Gui­lla­rei. Una com­pa­re­cen­cia en la que es­tu­vo acom­pa­ña­do por el ge­ren­te ur­ba­nís­ti­co de la ca­tás­tro­fe, Ru­bén Váz­quez. Es­ta dis­po­si­ción adi­cio­nal es­tá pen­sa­da pa­ra zo­nas de­cla­ra­das gra­ve­men­te afec­ta­das por una emer­gen­cia de pro­tec­ción ci­vil por el Con­se­jo de Mi­nis­tros. En ese sen­ti­do, el re­gi­dor ma­ni­fes­tó que «fue una mo­di­fi­ca­ción le­gis­la­ti­va con­se­gui­da des­de Tui, que pu­so en mar­cha la Xun­ta, que en­tra­rá en vi­gor el 1 de ene­ro pa­ra cir­cuns­tan­cias ex­cep­cio­na­les co­mo es­ta».

Du­ran­te el en­cuen­tro, el al­cal­de tam­bién tras­la­dó a los ve­ci­nos la res­pues­ta a las car­tas que en­vió al Go­bierno cen­tral ur­gien­do el ini­cio del deses­com­bro, en la que in­di­ca que «re­ci­bi­rá con­tes­ta­ción en bre­ve». «Por lo me­nos que­da cla­ro que son cons­cien­tes que tie­nen un pro­ble­ma so­bre la me­sa, un pro­ble­ma sin re­sol­ver en Tui», afir­mó el al­cal­de, que con­fió en que el go­bierno se pon­ga con es­ta la­bor a tra­vés de un «en­car­go de ges­tión, que es el plan­tea­mien­to ju­rí­di­co que per­mi­te que en cir­cuns­tan­cias ex­cep­cio­na­les» se pue­da «ad­ju­di­car a una em­pre­sa pú­bli­ca es­te ti­po de obras». Una vez que se to­me la de­ci­sión, los tra­ba­jos po­drían co­men­zar en el pla­zo de un mes y eje­cu­tar­se en tres me­ses.

La ex­plo­sión de es­te pol­vo­rín ile­gal, es­con­di­do en ple­na al­dea, de­jó el pa­sa­do mes de ma­yo una pa­re­ja muer­ta, dos ni­ños huér­fa­nos y 37 he­ri­dos. Ade­más, son al­re­de­dor de 700 per­so­nas las afec­ta­das por los da­ños que la fuer­te de­fla­gra­ción pro­vo­có en sus vi­vien­das. Las que se en­con­tra­ban en la zo­na ce­ro de la ex­plo­sión que­da­ron to­tal­men­te des­trui­das. En el res­to, más ale­ja­das del epi­cen­tro, los da­ños tam­bién fue­ron muy cuan­tio­sos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.