“ALU­CINO CON LA NO­TI­CIA DEL DIS­CO DE MI MA­DRE”

A TE­RE­LU CAM­POS LE DA LA RI­SA CON EL RU­MOR DEL INI­CIO DE LA CA­RRE­RA MU­SI­CAL DE SU MA­DRE. LA CO­LA­BO­RA­DO­RA NOS HA­BLA, ADE­MÁS, DEL FIN DE ‘QTTF’.

ABC - Hoy Corazón - - Actualidad - POR AN­TO­NIO AL­BERT

Pue­de un ru­mor im­po­ner­se al im­pac­to de una ma­la no­ti­cia? En es­te ca­so, sí, por­que al in­tere­sar­nos por su es­ta­do an­te el anun­cia­do fi­nal de ¡Qué

tiem­po tan fe­liz! (Telecinco), le pre­gun­ta­mos a Te­re­lu por el dis­co de su ma­dre con Bi­go­te Arro­cet. Se ha­ce un lar­go si­len­cio ro­to por una es­pe­cie de car­ca­ja­da car­ga­da de sor­pre­sa e in­cre­du­li­dad: «¿Có­mo? ¿Per­do­na?». Se ha di­cho que sa­can dis­co… ¿Sa­be qué can­cio­nes in­ter­pre­tan? ¿Son due­tos o so­lo in­ter­vie­ne Ma­ría Te­re­sa en al­gún te­ma? ¡No sé de qué me ha­blas! ¡Pri­me­ra no­ti­cia! Son­so­les, se­cre­ta­ria y mano de­re­cha de su ma­dre, tam­bién ha reac­cio­na­do así… Es que alu­cino con la no­ti­cia… Bueno, la que es­tá con­fir­ma­da es la des­pe­di­da de

QTTF. ¿Qué le pa­re­ce? To­dos los pro­gra­mas cum­plen su ci­clo y es­te lo ha he­cho con cre­ces. Se ha ga­na­do un pres­ti­gio con la pre­sen­cia de gran­des ar­tis­tas, con una cla­ra vo­ca­ción mu­si­cal que ha per­mi­ti­do con­tar con ac­tua­cio­nes en di­rec­to y las pre­sen­ta­cio­nes de dis­cos de es­tre­llas in­ter­na­cio­na­les. Ha si­do muy im­por­tan­te. Tam­bién pa­ra mí… Se la ha po­di­do ver muy afec­ta­da. Es que ha si­do mu­cho tiem­po y le ten­go un es­pe­cial ca­ri­ño por lo que sig­ni­fi­ca, por el equi­po, por mu­chas co­sas. Aho­ra pen­san­do en el úl­ti­mo pro­gra­ma, su­pon­go…. Pues sí, creo que es im­por­tan­te dar­le la des­pe­di­da que

se me­re­ce. Han si­do ocho años, así que es­pe­ra­mos que el 1 de abril ten­ga­mos un es­pe­cial car­ga­do de emo­cio­nes, ho­me­na­jes e in­vi­ta­dos dig­nos del acon­te­ci­mien­to. Hay que ha­cer­lo a lo gran­de: por el equi­po, que ha tra­ba­ja­do du­ro en sus dis­tin­tas eta­pas; y por los es­pec­ta­do­res, que nos han si­do fie­les to­das las se­ma­nas. ¿Qué va a echar de me­nos? La po­si­bi­li­dad de re­cu­pe­rar una fa­ce­ta pro­fe­sio­nal que com­ple­men­ta el tra­ba­jo que reali­zo ca­da día en Sál­va­me pe­ro, so­bre to­do, la po­si­bi­li­dad de en­tre­vis­tar a los ar­tis­tas que más ad­mi­ro. Pe­ro es­tas dos se­ma­nas no de­jan las tar­des de los sá­ba­dos gra­cias a Las Cam­pos. Es cier­to. La ca­de­na ya pro­bó el for­ma­to en la tar­de del do­min­go, aun­que yo creo que fun­cio­nó me­jor en el pri­me

ti­me. No soy una ex­per­ta en au­dien­cias, es verdad, pe­ro ha­blo del im­pac­to que ge­ne­ró y que yo mis­ma per­ci­bí con la reac­ción de la gen­te. De to­das for­mas, es­tá bien man­te­ner es­ta con­ti­nui­dad has­ta la des­pe­di­da de­fi­ni­ti­va. ¿Có­mo se ve en Las Cam­pos? ¿Le gus­ta­ría re­pe­tir? Hay días que sí quie­ro se­guir y días en que ni se me ocu­rri­ría. To­do de­pen­de de lo que su­ce­da en el pro­gra­ma, aun­que las gra­ba­cio­nes han si­do có­mo­das gra­cias a mi amis­tad con Raúl, el di­rec­tor, con quien no he te­mi­do en nin­gún mo­men­to des­nu­dar­me emo­cio­nal­men­te. Y eso es im­por­tan­te pa­ra dar verdad al pro­gra­ma. Pe­ro tam­bién he te­ni­do mo­men­tos du­ros, por­que han si­do mu­chos me­ses de tra­ba­jo, con sus mo­men­tos des­agra­da­bles, cla­ro. Lo que más me ha lla­ma­do la aten­ción es que, en oca­sio­nes, me he lle­va­do sor­pre­sas: de pron­to pa­sa­ban co­sas que yo mis­ma des­cu­bría al ver el pro­gra­ma o por­que, con el pa­so del tiem­po, ya ni re­cor­da­ba lo que ha­bía di­cho o he­cho al gra­bar­lo. Entre esos mo­men­tos com­pli­ca­dos es­ta­rán las po­lé­mi­cas que ha sus­ci­ta­do con sus com­pa­ñe­ros. Bueno, ya sa­be­mos que el se­llo de la ca­sa es con­ver­tir una sim­ple anéc­do­ta en un dra­ma. Y eso tie­ne mé­ri­to, hay que sa­ber ha­cer­lo muy bien. Aquí con­ta­mos con ver­da­de­ros es­pe­cia­lis­tas. ¿Le sor­pren­de el éxi­to de su her­ma­na Car­men? Pa­ra na­da. Ella lle­va mu­cho tiem­po tra­ba­jan­do co­mo di­rec­to­ra de pro­gra­mas y do­mi­na las he­rra­mien­tas de tra­ba­jo del me­dio. Es­toy en­can­ta­da con su éxi­to. Aho­ra que ha pro­ba­do las mie­les y hie­les de un reali

ty, ¿se ve en Su­per­vi­vien­tes co­mo al­gu­nos di­cen por ahí? No, no, im­po­si­ble. Ten­go una se­rie de com­pro­mi­sos per­so­na­les que lo ha­cen in­via­ble.

Te­re­lu di­ce es­tar “en­can­ta­da” con el éxi­to de su her­ma­na en el ‘reality’ y agra­de­ce que el di­rec­tor del mis­mo sea Raúl Prie­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.