JO­SÉ OR­TE­GA CANO no pue­de más con la si­tua­ción de JO­SÉ FER­NAN­DO, de­te­ni­do de nue­vo.

EL PA­SA­DO FIN DE SE­MA­NA, JO­SÉ FER­NAN­DO SE ME­TÍA EN EL ENÉSI­MO LÍO AL PRO­PI­NAR DOS PU­ÑE­TA­ZOS A UN PO­LI­CÍA. RECOPILAMOS LOS CA­PÍ­TU­LOS MÁS SOMBRÍOS DE SU COR­TA VI­DA Y LOS QUE­BRA­DE­ROS DE CA­BE­ZA QUE LE HA DA­DO A SU PA­DRE, EL DIES­TRO JO­SÉ OR­TE­GA CANO, EN LOS ÚL

ABC - Hoy Corazón - - Somario - POR RE­DAC­CIÓN

Es­toy muy afec­ta­do. No se pue­de con es­to día a día. Mi co­ra­zón es­tá ago­ta­do y no lo pue­de aguan­tar».

Or­te­ga Cano, de­ses­pe­ra­do tras años de in­fruc­tuo­sa lu­cha por en­ca­rri­lar a su hi­jo, pro­nun­cia­ba es­tas pa­la­bras a la sa­li­da de los juz­ga­dos de Al­co­ben­das, el pa­sa­do 25 de abril. Has­ta allí ha­bía acu­di­do jun­to a Jo­sé Fer­nan­do para so­li­ci­tar que se reali­ce al jo­ven un exa­men psi­co­ló­gi­co. Y co­mo pa­re­ce que no quie­re per­der de vis­ta a su hi­jo, esa mis­ma tar­de, se lo lle­vó con él has­ta el ta­na­to­rio ma­dri­le­ño de La Paz para des­pe­dir­se del to­re­ro Sebastián Pa­lo­mo Li­na­res. Re­la­ta­mos có­mo ha trans­cu­rri­do es­te úl­ti­mo con­flic­to de Jo­sé Fer­nan­do y las som­bras de un cu­rrícu­lo con la jus­ti­cia de­ma­sia­do ex­ten­so para sus 23 años.

DOS PU­ÑE­TA­ZOS le pro­pi­nó a uno de los agen­tes de po­li­cía que acudieron el pa­sa­do vier­nes al do­mi­ci­lio del jo­ven. Es­tos fue­ron aler­ta­dos por la lla­ma­da de un ve­cino que se que­ja­ba del al­to vo­lu­men de la mú­si­ca. El al­ter­ca­do ter­mi­nó con Jo­sé Fer­nan­do de­te­ni­do y sien­do pues­to en li­ber­tad a la ma­ña­na si­guien­te.

Des­pués de mu­chas idas y ve­ni­das, y pro­ble­mas en­tre ellos, Mi­chu y Jo­sé Fer­nan­do es­tán a pun­to de dar la bien­ve­ni­da a su pri­me­ra hi­ja.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.