ER­NES­TO SE­VI­LLA

ABC - Hoy Corazón - - Tus Tres Canciones -

El ‘cha­nan­te’ Er­nes­to Se­vi­lla no tu­vo su me­jor no­che en la ce­re­mo­nia de los Go­ya. Su mo­nó­lo­go ini­cial es­tu­vo ca­ren­te de rit­mo y tru­fa­do de chis­tes que cau­sa­ban más sor­pre­sa que ri­sa (Ma­ri­bel Ver­dú si­gue dán­do­le vuel­tas en ca­sa a lo que le di­jo pa­ra des­ci­frar la bro­ma). El có­mi­co, que pa­ra ob­viar las crí­ti­cas posteó en su cuen­ta de Ins­ta­gram un me­me con la fra­se “Nun­ca po­dréis con­mi­go por­que soy idio­ta”, tam­bién acu­dió a ‘ El Hor­mi­gue­ro’ pa­ra de­fen­der­se jun­to a Joa­quín Re­yes. Pe­ro, mien­tas es­te úl­ti­mo asu­mía que, tras años de bue­nas crí­ti­cas, de­bían asu­mir las ma­las, y las muy ma­las, Er­nes­to pa­re­cía es­tar echan­do ba­lo­nes fue­ra. Si echa la vis­ta atrás y re­cuer­da có­mo el día de la con­vo­ca­to­ria de pren­sa de la ga­la se ne­gó a dar en­tre­vis­tas, por­que es­ta­ba “muy ocu­pa­do” (sol­tan­do la ex­cu­sa a la ca­ra de la re­por­te­ra en la se­de de la Aca­de­mia, don­de te­nía lu­gar el ac­to de pro­mo­ción), de­be­ría en­ten­der que al­gu­nos me­dios no es­tén pre­ci­sa­men­te con ga­nas de per­do­nar­le los erro­res. El kar­ma es un bu­me­rán. Siem­pre vuel­ve, Er­nes­to. La fi­nal de la Su­per Bowl es un do­ble es­pec­tácu­lo de im­pac­to mun­dial: el de­por­ti­vo y el mu­si­cal. Es­ta­dos Uni­dos se pa­ra­li­za ese día y el ‘show’ que su­ce­de en­tre el pri­mer y el se­gun­do tiem­po es lo más vis­to del año. El ele­gi­do pa­ra cantar es­te año ha si­do Jus­tin Tim­ber­la­ke, que ya ac­tuó en 2004 con la ayu­da de Ja­net Jack­son y su pe­zón, pro­ta­go­nis­tas de un es­cán­da­lo que, a di­fe­ren­cia de lo su­ce­di­do con Sa­bri­na en TVE, ge­ne­ró crí­ti­cas y has­ta el boi­cot a los ar­tis­tas. Es­ta vez, Jus­tin ha si­do más con­ver­va­dor y ha rea­li­za­do un ho­me­na­je a Prin­ce pa­ra el que ha con­ta­do con un es­pec­ta­cu­lar des­plie­gue de me­dios: pro­yec­cio­nes, mi­les de es­pec­ta­do­res ti­ñen­do de mo­ra­do el es­ta­dio… Vis­to a es­te la­do del Atlán­ti­co, no po­de­mos más que sen­tir en­vi­dia de la ca­pa­ci­dad de la in­dus­tria del es­pec­tácu­lo ‘ma­de in USA’ a la ho­ra de mon­tar es­tos ‘shows’ en ape­nas unos mi­nu­tos. La idea de rea­li­zar al­go pa­re­ci­do en un Ma­drid- Ba­rça o en una fi­nal de la Li­ga o la Cham­pions se nos an­to­ja un sue­ño, aun­que po­dría ser tam­bién una opor­tu­ni­dad de mos­tar al mun­do nues­tro ta­len­to: lo hi­ci­mos en los Jue­gos Olím­pi­cos de Barcelona. Po­der po­de­mos, la pre­gun­ta es: ¿que­re­mos?

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.