“Los vi­deo­jue­gos ya for­man par­te de nues­tra cul­tu­ra”

ABC - Mujer Hoy - - PROTAGONISTAS -

¿Có­mo na­ció tu pasión por los jue­gos? Mi pa­dre siem­pre fue un apa­sio­na­do de las nue­vas tec­no­lo­gías, así que traía a ca­sa cual­quier con­so­la, jue­go u or­de­na­dor que pu­die­ra per­mi­tir­se. Mi ma­dre era muy com­pe­ti­ti­va, así que se di­ver­tía ga­nán­do­nos a mi pa­dre y a mí. Es a ellos a quie­nes de­bo lo que he cons­trui­do has­ta aho­ra, por­que com­par­tie­ron su afi­ción con­mi­go y fo­men­ta­ron mi amor por los vi­deo­jue­gos des­de pe­que­ña. Lo curioso es que so­lían de­cir­me que no lle­ga­ría a na­da si me pa­sa­ba to­do el día ju­gan­do. Las vuel­tas que da la vi­da, ¿eh? ¿Lo con­si­de­ras un ar­te? Sí, sin du­da, pe­ro en­tra­mos en un de­ba­te sin fin, ya que pa­re­ce que na­die se po­ne de acuer­do si­quie­ra so­bre qué es el ar­te. Lo que sí sa­be­mos con cer­te­za es que los vi­deo­jue­gos ya for­man par­te in­di­so­lu­ble de nues­tra cul­tu­ra. Creo que esa es ra­zón su­fi­cien­te pa­ra en­ten­der has­ta qué pun­to es ne­ce­sa­rio apo­yar es­ta in­dus­tria.

¿Es un sec­tor ma­chis­ta? ¿Te has sen­ti­do dis­cri­mi­na­da? Vi­vi­mos en una so­cie­dad ma­chis­ta, por lo que es inevi­ta­ble que un sec­tor que ha si­do pre­do­mi­nan­te­men­te mas­cu­lino lo sea. Lo cier­to es que una de las razones por las que me ani­mé a mon­tar mi pro­pio es­tu­dio es que ja­más lle­gué a sen­tir­me có­mo­da en otras em­pre­sas, don­de si no era la úni­ca mu­jer, era de las po­cas. He su­fri­do bas­tan­tes malas ex­pe­rien­cias pe­ro, por suer­te, ca­da vez me en­cuen­tro con más mu­je­res jó­ve­nes cu­yas vi­ven­cias di­fie­ren, pa­ra me­jor, de las que yo y mu­chas com­pa­ñe­ras tu­vi­mos que so­por­tar. En Pla­to­nic Ga­mes so­mos un equi­po va­rio­pin­to, la ma­yo­ría mu­je­res, y no po­dría es­tar más fe­liz y or­gu­llo­sa del am­bien­te que se res­pi­ra. Hay mu­chos ni­ños y ni­ñas que quie­ren de­di­car­se a crear jue­gos, ¿al­gún con­se­jo? ¡Que jue­guen! To­da­vía me sor­pren­do a mí mis­ma apli­can­do ideas que sur­gen de jue­gos que ju­gué du­ran­te mi infancia y ado­les­cen­cia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.