ME­JI­LLAS

ABC - Mujer Hoy - - BELLEZA -

era es­to: com­ple­xio­nes cen­te­llean­tes y pó­mu­los de cristal. Si al­guien nos hu­bie­ra di­cho ha­ce so­lo tres años que sa­cri­fi­ca­ría­mos los pol­vos ma­ti­fi­can­tes pa­ra abra­zar esos bri­llos de los que lle­vá­ba­mos hu­yen­do des­de la ado­les­cen­cia, nos ha­bría cos­ta­do creer­lo. Pe­ro el amor in­con­di­cio­nal por los ilu­mi­na­do­res y el efecto bo­la de dis­co­te­ca de las Kar­das­hian, Rihan­na y com­pa­ñía ha abier­to ca­mi­nos más fá­ci­les de tran­si­tar: del stro­bing (jue­go de lu­ces so­bre el ros­tro, a ba­se de ilu­mi­na­do­res con par­tí­cu­las me­tá­li­cas y na­ca­ra­das) al chro­ming (técnica pa­ra des­ta­car los pó­mu­los que usa ba­rras de la­bios en to­nos nu­de).

¿Cuál es la for­ma uni­ver­sal de li­diar con el gloss en el ros­tro sin aca­bar dis­fra­za­da de C3PO? An­te to­do, re­quie­re una pre­pa­ra­ción pre­via con tó­ni­co, sé­rum, e hi­dra­tan­te. Es im­por­tan­te no sal­tar­se es­tos tres pa­sos por­que el aca­ba­do glossy en me­ji­llas re­quie­re una piel fres­ca, na­tu­ral y to­ni­fi­ca­da. Pa­ra una apli­ca­ción sin desas­tres, ca­lien­ta pre­via­men­te en el dor­so de la mano una go­ta mi­nús­cu­la y aplí­ca­la me­dian­te li­ge­rí­si­mos to­que­ci­tos so­bre el hue­so del pó­mu­lo y ba­jo la co­la ex­te­rior del ar­co de las ce­jas. Puedes atre­ver­te con el puen­te de la na­riz, pe­ro so­lo en la par­te su­pe­rior pa­ra evi­tar el efecto ros­tro trans­pi­ra­do. EL TRU­CO. Si no te atre­ves con el aca­ba­do gloss to­tal, prue­ba a apli­car so­bre la piel un po­co de bál­sa­mo mu­tiu­sos, co­mo Bio­pel o Eight Hour de Eli­za­beth Ar­den.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.