Áci­dos: cla­ve de glow

Si quie­res uno de esos ros­tros ra­dian­tes que brillan con luz pro­pia, ne­ce­si­tas in­cluir los áci­dos en tu ru­ti­na de be­lle­za.

ABC - Mujer Hoy - - Belleza - Por

LAU­RA RE­QUE­JO

QUÉ SON

Aun­que su nom­bre in­ti­mi­da, los áci­dos son in­gre­dien­tes esen­cia­les en la nue­va cos­mé­ti­ca regeneradora que pro­me­te pie­les per­fec­tas y ros­tros lu­mi­no­sos. No to­dos son igua­les ni ha­cen lo mis­mo: los al­fa-hi­dro­xiá­ci­dos o AHA (en­tre los que se cuen­tan el gli­có­li­co y el lác­ti­co) y los be­tahi­dro­xiá­ci­dos o BHA (sa­li­cí­li­co) tie­nen un al­to po­der ex­fo­lian­te a di­fe­ren­tes ni­ve­les. El aze­lái­co y el as­cór­bi­co (la vi­ta­mi­na C) tam­bién, pero ade­más son ca­pa­ces de re­pa­rar man­chas y mar­cas pro­du­ci­das por el ac­né. El hialurónico cen­tra sus es­fuer­zos en la hi­dra­ta­ción y el olei­co es esen­cial pa­ra re­cu­pe­rar la ca­pa lí­pi­da de la ba­rre­ra de pro­tec­ción.

PA­RA QUÉ SIR­VEN

Los de efec­to ex­fo­lian­te rom­pen las unio­nes en­tre las cé­lu­las muer­tas que se acu­mu­lan en la su­per­fi­cie. Así ha­cen más fá­cil que se suel­ten y se eli­mi­nen. En reali­dad, es­te es un pro­ce­so que el or­ga­nis­mo de­be­ría ha­cer por sí mis­mo ca­da 21 días. Pero, con la edad, la re­ge­ne­ra­ción ce­lu­lar se ha­ce más len­ta. Los AHA y los BHA es­ti­mu­lan y ace­le­ran to­do ese ci­clo. Los pri­me­ros son so­lu­bles en agua, ap­tos pa­ra to­do ti­po de pie­les y ac­túan a ma­yor pro­fun­di­dad, con lo que, ade­más de pro­du­cir una re­no­va­ción ce­lu­lar, ac­ti­van la sín­te­sis de co­lá­geno. Los BHA son so­lu­bles en acei­te y tra­ba­jan en el in­te­rior del po­ro, don­de se des­ha­cen de acu­mu­la­cio­nes de sebo y cé­lu­las muer­tas. Su uso es­tá mas di­ri­gi­do a pie­les con ac­né.

POR QUÉ

Son la vía rá­pi­da pa­ra un ros­tro sua­ve, per­fec­to y ra­dian­te. Al eli­mi­nar la irre­gu­la­ri­da­des de la piel, su su­per­fi­cie se ali­sa y la luz in­ci­de de for­ma más di­rec­ta. Eso es lo que da el as­pec­to de ros­tro lu­mi­no­so. Con me­nos obs­tácu­los to­dos los cos­mé­tios que te apli­ques van a ser más efec­ti­vos.

CUÁL ELE­GIR

El áci­do gli­có­li­co es pa­ra to­das las pie­les, aun­que las sen­si­bles de­ben em­pe­zar con con­cen­tra­cio­nes ba­jas o con áci­do lác­ti­co o man­dé­li­co. El sa­li­cí­li­co es per­fec­to pa­ra gra­nos y ac­né, y el aze­lái­co, pa­ra ro­sá­ceas in­ci­pien­tes.

PA­RA QUIÉN

Pa­ra los ros­tros apa­ga­dos. Los en­cuen­tras for­mu­la­dos en sé­rums que ac­túan a lo lar­go del día, pero tam­bién en tó­ni­cos y lí­qui­dos que se usan con un dis­co de al­go­dón des­pués de la lim­pie­za. Úsa­los me­jor por la no­che por­que al­gu­nos son irri­tan­tes y otros pro­du­cen fo­to­sen­si­bi­li­dad (ha­cen que tu piel reac­cio­ne con el sol) y pue­den pro­du­cir en­ro­je­ci­mien­tos o man­chas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.