Lo que los sec­ta­rios nie­gan Eu­ro­pa sí lo ve

ABC (Nacional) - - OPINIÓN - Elo­gios a la era Ra­joy

Es fre­cuen­te, por­que for­ma par­te de la idio­sin­cra­sia de es­te pue­blo, que la la­bor de es­pa­ño­les re­le­van­tes al­can­ce en el ex­te­rior los elo­gios que se le nie­gan en su país. Peor suer­te tie­nen in­clu­so quie­nes en vez de si­len­cio re­ci­ben de­nues­tos. Son mu­chí­si­mos los ejem­plos y a es­ta lis­ta aca­ba de lle­gar Ma­riano Ra­joy. «The Eco­no­mist», una re­vis­ta re­fe­ren­cial en el aná­li­sis po­lí­ti­co y eco­nó­mi­co, ha de­di­ca­do un en­co­miás­ti­co edi­to­rial a la la­bor desem­pe­ña­da por el lí­der del cen­tro-de­re­cha es­pa­ñol, pre­ñan­do de en­cen­di­dos elo­gios su tra­yec­to­ria y cons­ta­tan­do la ge­ne­ro­sa he­ren­cia que de­ja a su su­ce­sor en el car­go. «Ra­joy to­mó po­se­sión en di­ciem­bre de 2011, jus­to en los dien­tes de la cri­sis, pe­ro ad­mi­nis­tró una me­di­ci­na efec­ti­va», lo que lle­va a la pu­bli­ca­ción bri­tá­ni­ca a fe­li­ci­tar­le por sus de­ci­sio­nes pa­ra «en­de­re­zar» a Es­pa­ña, «a la que ha ser­vi­do bien». De igual for­ma, ha­ce un re­pa­so por la «re­cu­pe­ra­ción eco­nó­mi­ca» en com­pa­ra­ción con otros paí­ses del sur con­ti­nen­tal, co­mo Gre­cia o Ita­lia. Fe­li­ci­ta a Ra­joy por los es­fuer­zos en la pro­duc­ción pues «en la ac­tua­li­dad Es­pa­ña se en­cuen­tra por en­ci­ma de los ni­ve­les pre­cri­sis. (...) Ca­so con­tra­rio de Ita­lia, que ha si­do len­ta en li­diar con los pro­ble­mas de sus ban­cos y asu­me tí­mi­da­men­te re­for­mas la­bo­ra­les». En es­te sen­ti­do, «la re­for­ma du­ra y la re­cu­pe­ra­ción eco­nó­mi­ca han evi­ta­do una ma­yor ines­ta­bi­li­dad po­lí­ti­ca. Los es­pa­ño­les le de­ben un mu­chas gra­cias al se­ñor Ra­joy».

Na­da le va ni le vie­ne a «The Eco­no­mist» en la ala­ban­za. Por ello, su con­se­jo sue­na sin­ce­ro y neu­tral. Aun así, se­gu­ra­men­te cae­rá en sa­co ro­to en esa Es­pa­ña ex­tre­ma y sec­ta­ria que ya le pu­so la cruz an­tes de lle­gar a La Mon­cloa y que, sie­te años des­pués y con Ra­joy fue­ra del po­der, si­gue cie­ga, sor­da y mu­da pa­ra no ver los re­sul­ta­dos ob­te­ni­dos, no es­cu­char esas elo­gio­sas vo­ces fo­rá­neas y no re­co­no­cer los mé­ri­tos de quien con sus erro­res, que tam­bién los hu­bo, fue un leal ser­vi­dor del Es­ta­do. Si no las gra­cias, al me­nos la sec­ta po­dría aho­rrar­se los in­sul­tos. En Es­pa­ña, cen­su­ra; fue­ra, elo­gios.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.