Pri­mer mo­lino ma­rino

Es­ta­rá en la cos­ta de Viz­ca­ya El ae­ro­ge­ne­ra­dor flo­ta­rá a tres mi­llas de Ar­min­tza pa­ra avan­zar en el di­se­ño de cam­pos eó­li­cos «off-sho­re»

ABC - Natural - - Natural - POR JO­SU GARCÍA

El pri­mer mo­lino eó­li­co de Es­pa­ña pre­pa­ra­do pa­ra ge­ne­rar ener­gía en al­ta mar se an­cla­rá en bre­ve a cua­tro ki­ló­me­tros de la cos­ta de Ar­min­tza, en el mar­co de un pro­yec­to de in­ves­ti­ga­ción en el que par­ti­ci­pan va­rias em­pre- sas pun­te­ras del País Vas­co. Un plan que cuen­ta con el aval de la Unión Eu­ro­pea y en el que se han de­po­si­ta­do mu­chas es­pe­ran­zas. Du­ran­te dos años, se es­pe­ra re­ca­bar da­tos y co­no­ci­mien­tos su­fi­cien­tes pa­ra po­der des­ple­gar cam­pos eó­li­cos oceá­ni­cos ca­pa­ces de ge­ne­rar can­ti­da­des in­gen­tes de elec­tri­ci­dad.

EL MO­LINO ES DE AC­CIO­NA, MI­DE 72 ME­TROS Y PE­SA 170 TO­NE­LA­DAS

La ini­cia­ti­va es tan no­ve­do­sa co­mo pro­me­te­do­ra. Los ex­per­tos ase­gu­ran que el fu­tu­ro de las re­no­va­bles pa­sa por el mar, por las es­truc­tu­ras «off-sho­re», que cau­san un im­pac­to so­bre el pai­sa­je y el me­dio am­bien­te muy in­fe­rior a lo que su­ce­de en tie­rra. Y ¿ por qué se ha ele­gi­do el li­to­ral viz­caíno pa­ra po­ner en mar­cha un pro­gra­ma de es­te ca­la­do?

Prin­ci­pal­men­te por dos ra­zo­nes: bue­na par­te de las com­pa­ñías que co­la­bo­ran en el pro­yec­to –co­no­ci­do co­mo Hiprwind– es­tán asen­ta­das en la cor­ni­sa can­tá­bri­ca y por­que el ae­ro­ge­ne­ra­dor pre­ten­de apro­ve­char la in­fra­es­truc­tu­ra de Bi­mep (Bis­cay Ma­ri­ne Energy Plat­form), la zo­na de ex­clu­sión de 5 ki­ló­me­tros cua­dra­dos que el Go­bierno vas­co ha re­ser­va­do pa­ra pro­du­cir ener­gía a par­tir de la fuer­za de las olas. Las bo­yas y cap­ta­do­res ma­reo­mo­tri­ces del plan que li­de­ra el En­te Vas­co de la Ener­gía po­drían es­tar lis­tos pa­ra fi­na­les de año y el mo­lino «of­fsho­re» quie­re be­ne­fi­ciar­se en­ton­ces del tra­ba­jo rea­li­za­do y eva­cuar la elec­tri­ci­dad a tra­vés del ca­blea­do sub­ma­rino exis­ten­te. Se ma­tan dos pá­ja­ros de un ti­ro. De­trás de Hiprwind hay 17 em­pre­sas. En gran me­di­da, li­de­ra la ini­cia­ti­va Ac­cio­na.

Per­mi­sos en tra­mi­ta­ción

Los per­mi­sos que Hiprwind ne­ce­si­ta se en­cuen­tran aho­ra mis­mo en tra­mi­ta­ción. A fi­na­les de ma­yo, el Mi­nis­te­rio de Me­dio Am­bien­te, cu­yo vis­to bueno es im­pres­cin­di­ble, co­men­zó a en­viar a aso­cia­cio­nes con­ser­va­cio­nis­tas y or­ga­nis­mos pú­bli­cos el do­cu­men­to am­bien­tal que eva­lúa el im­pac­to eco­ló­gi­co que ten­drá la ac­tua­ción en el en­torno y en las aguas cer­ca­nas a Ar­min­tza.

El es­tu­dio con­clu­ye que « no se es­pe­ra nin­gún im­pac­to sig­ni­fi­ca­ti­vo so­bre el me­dio am­bien­te ma­rino y es com­pa­ti­ble con los re­que­ri­mien­tos de la Ley 41/2010 de Pro­tec­ción del Me­dio Ma­rino; no es­pe­rán­do­se un em­peo­ra­mien­to del es­ta­do am­bien­tal del eco­sis­te­ma, que se­gui­ría man­te­nién­do­se en buen es­ta­do». Uno de los prin­ci­pa­les im­pac­tos ne­ga­ti­vos que oca­sio­na­rá tie­ne que ver con el pai­sa­je. El mo­lino se­rá vi­si­ble des­de tie­rra en va­rios pun­tos, ubi­ca­dos en zo­nas de al­to va­lor eco­ló­gi­co, siem­pre y cuan­do el día sea cla­ro y las con­di­cio­nes cli­ma­to­ló­gi­cas, fa­vo­ra­bles. Los in­for­mes con­clu­yen que la es­truc­tu­ra ape­nas se­rá per­cep­ti­ble más allá de los seis ki­ló­me­tros.

Par­que eó­li­co ma­rino en el su­r­es­te de In­gla­te­rra

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.