Hu­me­da­les al bor­de del co­lap­so

SEO/Bir­dLi­fe aler­ta del preo­cu­pan­te es­ta­do de con­ser­va­ción en que se en­cuen­tran las zo­nas hú­me­das más im­por­tan­tes de Es­pa­ña

ABC - Natural - - Portada - POR ARACELI ACOS­TA

La eva­lua­ción del es­ta­do de los hu­me­da­les es­pa­ño­les de im­por­tan­cia in­ter­na­cio­nal (los 74 hu­me­da­les in­clui­dos en el Con­ve­nio Ram­sar) que ha he­cho la So­cie­dad Es­pa­ño­la de Or­ni­to­lo­gía (SEO/Bir­dLi­fe) arro­ja una vi­sión po­co alen­ta­do­ra de la con­ser­va­ción de es­tas zo­nas hú­me­das en nues­tro país. Y no se tra­ta de una cues­tión co­yun­tu­ral de­ri­va­da de la se­quía, sino que es un mal es­truc­tu­ral por «no cum­plir la nor­ma­ti­va am­bien­tal y, en con­cre­to, las di­rec­ti­vas de agua y de ni­tra­tos», ex­pli­ca Asun­ción Ruiz, di­rec­to­ra eje­cu­ti­va de SEO/Bir­dLi­fe.

La se­quía es re­cu­rren­te en un cli­ma me­di­te­rrá­neo co­mo el nues­tro, ex­pli­ca Ruiz, quien po­ne co­mo ejem­plo de que es un mal es­truc­tu­ral –«por de­ja­dez de fun­cio­nes de la Ad­mi­nis­tra­ción», afir­ma– el he­cho de que Do­ña­na y Ta­blas de Dai­miel lle­van en es­ta lis­ta ne­gra, el lla­ma­do re­gis­tro de Mon­treaux, des­de que se creó, ha­ce 28 años. «En es­tas ca­si tres dé­ca­das ha ha­bi­do se­quías, pe­ro tam­bién pe­rio­dos de llu­vias co­pio­sas, y nin­guno de los dos en­cla­ves ha sa­li­do de la lis­ta», cuen­ta Ruiz.

Y aho­ra dos más po­drían en­trar en es­te re­gis­tro, y son la Albufera de Va­len­cia y el Delta del Ebro. «Es­tos dos es­pa­cios son los que tie­nen aho­ra mis­mo más pa­pe­le­tas pa­ra for­mar par­te de es­ta lis­ta ne­gra», que cuen­ta con 49 es­pa­cios al­re­de­dor del mun­do, ex­pli­ca Ro­ber­to Gon­zá­lez, res­pon­sa­ble del Pro­gra­ma de Aguas de SEO/ Bir­dLi­fe. En am­bos ca­sos se ha pe­di­do a las ad­mi­nis­tra­cio­nes com­pe­ten­tes, au­to­nó­mi­ca y es­ta­tal (por ser res­pon­sa­bles las Con­fe­de­ra­cio­nes Hi­dro­grá­fi­cas), una se­rie de com­pro­mi­sos pa­ra so­lu­cio­nar los pro­ble­mas que aque­jan a es­tas zo­nas hú­me­das, «pe­ro no se ha he­cho na­da de ma­ne­ra proac­ti­va», aña­de Gon­zá­lez.

Por eso, la ONG am­bien­tal en­via­rá a la

Se­cre­ta­ría de Ram­sar los da­tos de es­ta eva­lua­ción y en con­cre­to do­cu­men­ta­ción es­pe­cí­fi­ca del es­ta­do de la Albufera va­len­cia­na y el Delta del Ebro, ade­más de Do­ña­na y Ta­blas de Dai­miel, pa­ra que la ten­ga en cuen­ta y re­eva­lúen la si­tua­ción de los hu­me­da­les es­pa­ño­les an­tes de la pró­xi­ma reunión de las Par­tes de la Con­ven­ción, que ten­drá lu­gar en oc­tu­bre en Du­bai, en don­de po­dría de­ci­dir­se la in­clu­sión de es­tos en­cla­ves en el re­gis­tro Mon­treaux.

En­gro­sar la lis­ta ne­gra

Y po­drían no ser los úni­cos en en­gro­sar es­ta lis­ta, pues en una si­tua­ción pa­re­ci­da es­tán la La­gu­na y Are­nal de Val­do­vi­ño, las la­gu­nas de Rui­de­ra y el Mar Me­nor, que tam­bién tie­nen ex­pe­dien­tes abier­tos, de­nun­cian des­de SEO. Ade­más, co­mo ex­pe­dien­tes po­ten­cia­les se en­cuen­tran Son Ai­gua­molls del Am­pur­dán, com­ple­jo in­ter­ma­real Umia-O Gro­ve y la ría del Eo.

Y es que el in­for­me con­clu­ye que to­dos los es­pa­cios es­tu­dia­dos es­tán ex­pues­tos a pre­sio­nes «al­tas» o «muy al­tas», lo que pro­vo­ca que más de la mi­tad de los hu­me­da­les Ram­sar del país se en­cuen­tren en un es­ta­do de con­ser­va­ción «po­bre» o «muy po­bre» se­gún la ca­li­dad del há­bi­tat que pre­ci­san sus po­bla­cio­nes de aves. Lo cier­to es que úni­ca­men­te nue­ve de los lu­ga­res es­tu­dia­dos pre­sen­tan un buen es­ta­do, con­fir­ma Asun­ción Ruiz.

Uno de ellos son las ma­ris­mas de San­to­ña (Can­ta­bria), que pre­ci­sa­men­te fue­ron ob­je­to en los años 90 de la pri­me­ra sen­ten- cia en con­tra del Reino de Es­pa­ña por la ma­la con­ser­va­ción de las zo­nas hú­me­das. Y des­de SEO no des­car­tan acu­dir de nue­vo a los tri­bu­na­les eu­ro­peos si con­ti­núa la inac­ción. «O in­te­gra­mos las po­lí­ti­cas del agua en las de con­ser­va­ción o di­fí­cil­men­te las zo­nas hú­me­das que te­ne­mos en Es­pa­ña po­drán sa­lir de la si­tua­ción des­fa­vo­ra­ble en la que se en­cuen­tran», con­ti­núa Ruiz.

De­ja­dez de fun­cio­nes

En con­cre­to, es­ta or­ga­ni­za­ción cuen­ta con in­for­ma­ción so­bre el 81% de los hu­me­da­les del inventario es­pa­ñol de Ram­sar: 60 de los 74 hu­me­da­les in­clui­dos de es­te con­ve­nio in­ter­na­cio­nal. La ONG am­bien­tal ha re­co­pi­la­do los da­tos gra­cias al se­gui­mien­to de la red de Áreas Im­por­tan­tes pa­ra la Con­ser­va­ción de las Aves y la Bio­di­ver­si­dad en Es­pa­ña ( IBA). En es­te sen­ti­do, des­de SEO se con­si­de­ra ex­tre­ma­da­men­te preo­cu­pan­te la inexis­ten­te ac­tua­li­za­ción de de da­tos ofi­cia­les so­bre los hu­me­da­les Ram­sar por par­te del Es­ta­do es­pa­ñol: en el 82% de los ca­sos, la in­for­ma­ción es­ta­ba ob­so­le­ta.

Los da­tos son con­clu­yen­tes: to­dos los hu­me­da­les Ram­sar ana­li­za­dos su­fren una pre­sión glo­bal ca­li­fi­ca­da co­mo «al­ta» o «muy al­ta», que afec­ta a la ex­ten­sión y ca­li­dad del há­bi­tat re­que­ri­do por las po­bla­cio­nes de aves acuá­ti­cas. Es­ta si­tua­ción con­lle­va una dis­mi­nu­ción del es­ta­do de con­ser­va­ción glo­bal de es­tos há­bi­tats, que es va­lo­ra­do por la or­ga­ni­za­ción co­mo «po­bre» o «muy po­bre» en más de la mi­tad de los hu­me­da­les ( 54%, que co­rres­pon­de a 40 hu­me­da­les) y tan so­lo «bueno» en un 12% de los es­pa­cios (9 hu­me­da­les).

En­tre las ame­na­zas más re­cu­rren­tes es­tán las re­la­cio­na­das con la ges­tión del agua, des­ta­can­do en pri­mer lu­gar los ca­sos de con­ta­mi­na­ción del agua, que afec­ta a un 70% de los hu­me­da­les ana­li­za­dos. Se tra­ta de con­ta­mi­na­ción di­fu­sa, de­ri­va­da del uso de fer­ti­li­zan­tes y fi­to­sa­ni­ta­rios o de la pre­sen­cia de me­ta­les en se­di­men­tos (en­tre otras cues­tio­nes); o pun­tual, que es la cau­sa­da por ver­ti­dos di­rec­tos, tan­to ha­bi­tua­les co­mo oca­sio­na­les.

En se­gun­do tér­mino, el in­for­me cer­ti­fi­ca el im­pac­to de la fal­ta de agua so­bre la con­ser­va­ción de los hu­me­da­les Ram­sar, una si­tua­ción pro­vo­ca­da es­pe­cial­men­te por la re­duc­ción de cau­da­les o la so­bre­ex­plo­ta­ción de los acuí­fe­ros.

Peor por la se­quía

La se­quía cli­ma­to­ló­gi­ca de los úl­ti­mos me­ses ha con­tri­bui­do a em­peo­rar el es­ta­do de mu­chos de es­tos es­pa­cios. Si bien es cier­to que la va­ria­bi­li­dad hí­dri­ca de los hu­me­da­les me­di­te­rrá­neos es una de las ca­rac­te­rís­ti­cas que dan sin­gu­la­ri­dad a al­gu­nos de es­tos eco­sis­te­mas, la es­ca­sez de llu­vias agra­va la si­tua­ción que ya su­fren co­mo con­se­cuen­cia de la ac­ción hu­ma­na. De he­cho, fe­nó­me­nos cli­má­ti­cos ex­tre­mos, co­mo las se­quías, cons­ti­tu­yen una pre­sión de ries­go‘muy al­to en di­ver­sos hu­me­da­les Ram­sar de in­te­rior y en­do­rrei­cos, co­mo la la­gu­na de Ga­llo­can­ta, la la­gu­na de Man­ja­va­cas o la la­gu­na de Fuen­te de Pie­dra; al­gu­nos de la

LA ALBUFERA Y EL DELTA DEL EBRO PO­DRÍAN EN­GRO­SAR LA LIS­TA NE­GRA

cos­ta le­van­ti­na, co­mo L’Albufera de Va­len­cia, los mar­ja­les de Pe­go-Oli­va y el pan­tano de El Hon­do, y otros gran­des sis­te­mas la­cus­tres de in­te­rior co­mo las Ta­blas de Dai­miel.

Por otro la­do, SEO/ Bir­dLi­fe apun­ta que el cam­bio cli­má­ti­co in­ten­si­fi­ca la fre­cuen­cia y se­ve­ri­dad de es­tos epi­so­dios. La ne­ce­si­dad de ha­cer una bue­na ges­tión de los re­cur­sos hí­dri­cos se­rá de­ter­mi­nan­te pa­ra ga­ran­ti­zar, no so­lo la con­ser­va­ción de los hu­me­da­les, sino tam­bién el con­su­mo hu­mano de agua, sien­do la ges­tión de las de­man­das una de las ta­reas fun­da­men­ta­les.

Ter­cer país con más hu­me­da­les

Es­pa­ña cuen­ta con 74 hu­me­da­les de im­por­tan­cia in­ter­na­cio­nal, sien­do el ter­cer país del mun­do con más hu­me­da­les ca­ta­lo­ga­dos así den­tro del con­ve­nio Ram­sar, pre­ce­di­do de Reino Uni­do, con 170, y Mé­xi­co, con 142. Nues­tros hu­me­da­les, que su­man en to­tal más de 300.000 hec­tá­reas, dan cobijo ca­da in­vierno a más de un mi­llón y me­dio de aves –dos mi­llo­nes, en los me­jo­res años– y, en la épo­ca re­pro­duc­to­ra, son el ho­gar de es­pe­cies ame­na­za­das co­mo la cer­ce­ta par­di­lla, la mal­va­sía o la fo­cha mo­ru­na.

So­lo en­tre Do­ña­na, Delta del Ebro y la Albufera va­len­cia­na su­man el 25 por cien­to de las aves acuá­ti­cas cen­sa­das en Es­pa­ña, una me­dia de 600.000 ejem­pla­res, y en con­jun­to su­pe­ran en pri­ma­ve­ra las 60.000 pa­re­jas re­pro­duc­to­ras.

A pe­sar de to­dos es­tos va­lo­res, se sa­be que los hu­me­da­les por sí so­los re­pre­sen­tan el 45% del va­lor de to­dos los eco­sis­te­mas na­tu­ra­les del pla­ne­ta, el 64% de los hu­me­da­les del mun­do ha des­apa­re­ci­do des­de 1900, y su de­cli­ve si­gue ace­le­rán­do­se. De acuer­do con los da­tos del Ín­di­ce de Ex­ten­sión de los Hu­me­da­les del Con­ve­nio de Di­ver­si­dad Bio­ló­gi­ca, cer­ca del 40 por cien­to es­tos eco­sis­te­mas se han de­gra­da­do en los úl­ti­mos 40 años, y la ta­sa de ace­le­ra­ción se in­cre­men­ta más de un 1,5 por cien­to ca­da año. Se­gún di­cho ín­di­ce, Eu­ro­pa es el con­ti­nen­te que más pér­di­da de hu­me­da­les ha su­fri­do en los úl­ti­mos 40 años. Y en Es­pa­ña, las ci­fras más re­cien­tes dis­po­ni­bles cons­ta­ta­ban que más del 60 por cien­to de la su­per­fi­cie ori­gi­nal de zo­nas hú­me­das ha­bía des­apa­re­ci­do. Al­gu­nos gran­des eco­sis­te­mas acuá­ti­cos han per­di­do gran par­te de sus hu­me­da­les na­tu­ra­les (p.ej. en la desem­bo­ca­du­ra del Gua­dal­qui­vir han des­apa­re­ci­do o se han con­ver­ti­do en cul­ti­vos 170.000 hec­tá­reas de hu­me­da­les na­tu­ra­les) y otros hu­me­da­les re­le­van­tes des­apa­re­cie­ron por com­ple­to pa­ra siem­pre (por ejem­plo, la La­gu­na de La Jan­da o la La­gu­na de An­te­la).

DAN COBIJO EN IN­VIERNO A MÁS DE UN MI­LLÓN Y ME­DIO DE AVES

Fla­men­cos en el hu­me­dal de Sue­ca, en Va­len­cia

Ce­rro de los án­sa­res, en el par­que na­cio­nal de Do­ña­na

FOTOS: SEO/BIR­DLI­FE

Un gru­po de afi­cio­na­dos a las aves en las Ta­blas de Dai­miel

Cer­ce­ta par­di­lla, reina in­dis­cu­ti­ble de la ma­ris­ma en Do­ña­na

Ima­gen del delta del Ebro

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.