VIII. Je­sús es ayu­da­do por el Ci­ri­neo

ABC - Pasión de Sevilla - - VÍA CRUCIS - JA­VIER BLAN­CO

“Mi car­ga es li­ge­ra” Pe­sa de­ma­sia­do. Na­die di­ce lo con­tra­rio. Ras­pa las ma­nos, des­tro­za los hue­sos, des­ga­rra la piel. San­gre y ma­de­ra, do­lor y ago­nía, in­di­fe­ren­cia y so­le­dad. De­cían que sólo le fal­ta­ba res­pi­rar: el pe­so de la cruz aho­ga, el ai­re no lle­ga, no hay luz al fi­nal de la Amar­gu­ra, de Cu­na. Re­sig­na­ción. Va so­lo, con su car­ga. Es su pro­ble­ma. De na­die más. So­lo, co­mo es­tá ella en su bu­ta­ca, es­pe­ran­do una lla­ma­da, que sue­ne el tim­bre, no mo­rir ol­vi­da­da. So­lo, co­mo él, en­tre car­to­nes, so­bre­vi­vien­do a la no­che de fe­bre­ro, tan gé­li­da en ese por­tal, con el es­tó­ma­go va­cío y el al­ma ro­ta. O co­mo ese ni­ño sin in­fan­cia, huér­fano

Cris­to ayu­da­do por el Ci­re­neo ca­mino del Cal­va­rio. Ti­ziano. Ha­cia 1565. Mu­seo del Pra­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.