Con­cha Ru­bio, Dipu­tada de Ca­ri­dad y can­di­da­ta a ma­yor­do­ma en la Paz.

“Te­ne­mos la obli­ga­ción de abrir ca­mino a las ni­ñas que vie­nen”.

ABC - Pasión de Sevilla - - LA SEMANA SANTA DE BURGOS -

Era pe­que­ña cuan­do la in­vi­ta­ron a su­bir al pa­so de la Vir­gen a lim­piar­le la co­ro­na. Que­dó tan im­pac­ta­da de la ex­pe­rien­cia que le pi­dió a su pa­dre Fe­li­pe, quien fue­ra her­mano ma­yor, ha­cer­se her­ma­na. Es la nú­me­ro 384 con cin­cuen­ta y po­cos. Des­de en­ton­ces, Con­cha Ru­bio siem­pre ha es­ta­do im­pli­ca­da en la Paz. De­ja aho­ra la dipu­tación de Ca­ri­dad tras la Co­ro­na­ción pa­ra pos­tu­lar­se co­mo ma­yor­do­ma con Ma­nuel Nú­ñez en las elec­cio­nes del día 29. Un pues­to ocu­pa­do ra­ra­men­te por mu­je­res has­ta aho­ra pe­ro he­cho a la me­di­da pa­ra una pro­fe­so­ra de Ad­mi­nis­tra­ción de Em­pre­sas y Már­ke­ting en la Uni­ver­si­dad de Se­vi­lla. “Es­to era un mun­do de hom­bres, por eso te­ne­mos que ir abrien­do puer­tas y se nos va acep­tan­do”, se­ña­la. “En el mun­do del tra­ba­jo se te va­lo­ra por tus ca­pa­ci­da­des, por tus ha­bi­li­da­des, por lo que tú apor­tas, no por ser hom­bre o mu­jer”.

Su ma­ri­do y sus tres hi­jos le apo­yan in­con­di­cio­nal­men­te. Has­ta que pu­die­ron sa­lir mu­je­res de na­za­re­nas en 2005 –“un 40% de na­za­re­nos son ya mu­je­res”– él sa­lía y ella acom­pa­ña­ba a los ni­ños. Des­pués in­ter­cam­bia­ron los pa­pe­les. “Cuan­do me qui­té el ca­pi­ro­te en la en­tra­da, yo que iba en el úl­ti­mo tra­mo, sen­tí las mi­ra­das so­bre mí. Pe­ro no hu­bo pro­ble­mas ese Do­min­go de Ra­mos, me cui­da­ron los her­ma­nos”.

Con­cha nun­ca se ha sen­ti­do apar­ta­da en su her­man­dad por ser mu­jer: “Mu­chas mu­je­res pue­den per­der el mie­do a acer­car­se to­mar­se una cer­ve­za en la ca­sa her­man­dad, a par­ti­ci­par. Los te­chos de cris­tal no exis­ten, al me­nos en la Paz. Y te­ne­mos la obli­ga­ción de abrir ca­mino a las ni­ñas que vie­nen”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.