Eter­ni­da­des se­vi­lla­nas

ABC - Pasión de Sevilla - - CIEN PALABRAS -

En­ton­ces la ciu­dad se le an­to­ja­ba tan in­abar­ca­ble co­mo el mar. Es­tas eran sus ori­llas cal­mas, don­de el ado­les­cen­te po­día ade­cuar el dis­pa­ra­te se­vi­llano a los lí­mi­tes de su mi­ra­da, con­te­ner­lo en sus breves en­ten­de­de­ras. Lle­ga­ba al Sal­va­dor en la in­me­dia­ta vís­pe­ra pa­ra re­crear­se en las man­chas de co­lor que se des­plo­ma­ban so­bre es­tos es­plen­do­res se­vi­lla­nos; en el pol­vo y el in­cien­so de si­glos, vo­lu­bles co­mo ga­la­xias in­quie­tas en un nú­me­ro de cir­co. Ve­nía aquí cuan­do la ciu­dad tam­bién se sen­tía ado­les­cen­te y se ima­gi­na­ba ma­du­ra y cautivadora. Huér­fano de eter­ni­da­des es­ta­ba y se las pi­dió a Sevilla.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.