Un año para pen­sar­lo

En 2018 de­be salir ade­lan­te lo que se anun­cia co­mo la gran re­for­ma de la Se­ma­na San­ta. No so­lo es la po­si­bi­li­dad de di­se­ñar una nue­va ca­rre­ra ofi­cial sino tam­bién la de am­pliar el nú­me­ro de cor­te­jos o el nú­me­ro de días de la ce­le­bra­ción. El ca­mino se ha i

ABC - Pasión de Sevilla - - CONTENTS - Por Fran­cis­co Jo­sé Ló­pez de Paz.

El cen­te­na­rio de la ca­rre­ra ofi­cial se va a ce­le­brar po­nién­do­la en cues­tión. El avan­ce de esa gran re­for­ma que anun­cia el pre­si­den­te del Con­se­jo Joa­quín Sainz de la Ma­za va a ser el nue­vo plan de Mar­tes San­to o del San­to Mar­tes co­mo acu­ñó An­to­nio Bur­gos. Por una vez en la vi­da y sin que sir­va de pre­ce­den­tes las co­fra­días rea­li­za­rán el re­co­rri­do por la ca­rre­ra a la in­ver­sa co­mo un ex­pe­ri­men­to para aca­bar con las di­fi­cul­ta­des de cor­te ope­ra­ti­vo que pre­sen­ta la jor­na­da. Por ahí em­pe­za­mos a des­gra­nar los pro­yec­tos que han es­ta­do o es­tán so­bre la me­sa.

1.- La San­ta Se­ma­na (o la Se­ma­na San­ta al re­vés)

El San­to Mar­tes se iba a con­ver­tir en el la­bo­ra­to­rio de un pro­yec­to que ha sa­li­do ade­lan­te a em­pe­llo­nes. Ese plan, el de co­men­zar la ca­rre­ra ofi­cial por la Ca­te­dral y sus­ti­tu­ye Sier­pes por Te­tuán, es­ta­ba di­se­ña­do para apli­car­lo a la Ma­dru­ga­da. Pe­ro por otras ra­zo­nes que se­rían ex­ten­sas para ex­pli­car lo co­gen los her­ma­nos ma­yo­res del mar­tes co­mo su­yo y el Con­se­jo lo aprue­ba en me­dio de una gran con­tro­ver­sia. Em­pe­zan­do por atrás, dos jor­na­das con­flic­ti­vas co­mo el Mar­tes y la Ma­dru­ga­da que­dan re­suel­tas. Y di­cen que las otras tam­bién. El hán­di­cap es más bien de cor­te fi­lo­só­fi­co. La ca­rre­ra ya no se­ría el re­co­rri­do para ha­cer una es­ta­ción de pe­ni­ten­cia sino para salir de la es­ta­ción, con lo cual el pa­so de los cor­te­jos por las par­ce­las de si­llas ad­quie­re un ca­rác­ter más de es­pec­tácu­lo. Pa­re­ce que se des­car­ta.

2.- El pro­yec­to Creagh

El plan de Je­sús Creagh para iniciar la ca­rre­ra ofi­cial en Vi­lla­sís y ha­cer­la pa­sar por la ca­lle Te­tuán en lu­gar de Sier­pes tie­ne ya una ver­sión 3.0. Des­de que su au­tor lo ex­pu­so en el Con­se­jo se le han he­cho me­jo­ras a un pro­yec­to que en lí­neas ge­ne­ra­les sus­ti­tu­ye Sier­pes por Te­tuán, au­men­ta el nú­me­ro de si­llas y de pal­cos y ade­cúa el re­co­rri­do a los es­tán­da­res de se­gu­ri­dad que exi­ge la ad­mi­nis­tra­ción. Lo más po­pu­lar de la idea es la crea­ción de zo­nas fue­ra de la ca­rre­ra para ins­ta­lar si­llas a un eu­ro. Se tra­ta­ría de apro­ve­chas ca­lles y pla­za de al­ta afluen­cia de pro­ce­sio­nes, co­mo la Pla­za del Triun­fo, para ins­ta­lar es­te ti­po de par­ce­las. Es­te plan fue aca­ri­cia­do por Ma­nuel Román en su eta­pa de te­so­re­ro del Con­se­jo con An­to­nio Ríos.

3.- El plan Mag­da­le­na

El ar­qui­tec­to An­to­nio Mar­tí­nez Aya­la plas­mó en pla­nos una idea que en sus tiem­pos de con­se­je­ro ya ha­bía su­ge­ri­do Ma­nuel Ber­mu­do, ex her­mano ma­yor de San Be­ni­to. La pro­pues­ta la re­to­ma Adol­fo Are­nas cuan­do en los pri­me­ros com­pa­ses de su man­da­to, años 2008 y 2009 con­tem­pla la po­si­bi­li­dad de sa­car la ca­rre­ra del en­torno de la Cam­pa­na al es­tar pre­vis­ta la inu­ti­li­za­ción de la Pla­za del Du­que por las obras del me­tro. El pro­yec­to “des­cam­pa­ni­za­ba” la Se­ma­na San­ta al crear un es­pa­cio, el de la Pla­za de la Mag­da­le­na con múl­ti­ples en­tra­das. Los cor­te­jos avan­za­rían por Mén­dez Nú­ñez has­ta la Pla­za Nue­va don­de se ins­ta­la­rían tri­bu­nas te­les­có­pi­cas y pal­cos que sus­ti­tui­rían a los de San Fran­cis­co. De ahí y has­ta la Ca­te­dra, to­do igual. Se con­se­gui­ría una ca­rre­ra al­go más cor­ta pe­ro con me­jo­res con­di­cio­nes de se­gu­ri­dad y ser­vi­cios.

4.- Un plan duro

Una idea que han co­no­ci­do en el Con­se­jo pe­ro que tie­ne muy po­cas po­si­bi­li­da­des de con­tem­plar­se es la que li­mi­ta­ría la ca­rre­ra a la Ave­ni­da de la Cons­ti­tu­ción. Su prin­ci­pal de­bi­li­dad es que co­lo­ca el ini­cio en las in­me­dia­cio­nes del Archivo de In­dias o zo­na de la Adua­na, un pun­to cer­cano al su­r­oes­te cuan­do la ma­yo­ría de las co­fra­días pro­ce­den del sec­tor del no­res­te. El re­co­rri­do de las her­man­da­des por la Ca­te­dral se li­mi­ta­ría a en­trar por la Puer­ta de San Mi­guel y salir por la del Bau­tis­mo y la ca­rre­ra ter­mi­na­ría en la es­qui­na de la ave­ni­da con la Pla­za Nue­va y la de San Fran­cis­co. Una ca­rre­ra ofi­cial im­pe­ca­ble para cues­tio­nes de se­gu­ri­dad pe­ro más cor­ta, con me­nos si­llas y me­nos in­gre­sos para las her­man­da­des. Po­co via­ble.

5.- Más co­fra­días

A día de hoy exis­ten 4 her­man­da­des que han so­li­ci­ta­do su in­gre­so en la nó­mi­na: La Mi­sión, La Co­ro­na, Pino Mon­tano y La Mi­la­gro­sa que en su so­li­ci­tud ya se­ña­la el Do­min­go de Ra­mos co­mo jor­na­da a la que se pi­de in­cor­po­rar. Es­ta car­ta hu­bie­ra ac­ti­va­do el me­ca­nis­mo pre­vis­to en los es­ta­tu­tos del Con­se­jo para es­tos ca­sos: vo­ta­ción en el día que se pi­de y en ca­so afir­ma­ti­vo, vo­ta­ción en el pleno de pe­ni­ten­cia. Pe­ro es­te ca­so de la Mi­la­gro­sa se ha que­da­do pa­ra­do ya que se pre­fie­re es­pe­rar a ver qué ocu­rre con la nue­va ca­rre­ra. Si esa nue­va ca­rre­ra, por su con­fi­gu­ra­ción fue­ra más cor­ta y per­mi­tie­ra el in­gre­so de más co­fra­días es­ta­ría­mos an­te un es­ce­na­rio dis­tin­to y es­pe­ran­za­dor para las vís­pe­ras.

6.- Más días

To­da­vía se re­cuer­dan aque­llas pa­la­bras del Car­de­nal Ami­go, un maes­tro de la am­bi­güe­dad cal­cu­la­da, cuan­do di­jo “si la ca­te­dral no es­tá abier­ta para to­dos, no es­tá abier­ta para na-

die” Se re­fe­ría Mon­se­ñor Ami­go a ese glo­bo son­da que en su día lan­zó el Po­lí­gono (an­tes de en­trar en la nó­mi­na) para ha­cer es­ta­ción de pe­ni­ten­cia a la Ca­te­dral el día de su sa­li­da que era el Sá­ba­do de Pa­sión. Pues bien, la po­si­bi­li­dad de am­pliar los días de ca­rre­ra ofi­cial de nue­vo es­tá so­bre la me­sa. A es­to ha ayu­da­do una de­cla­ra­ción a ABC del Ar­zo­bis­po Asen­jo, un maes­tro de la con­cre­ción, en la que in­di­ca­ba que no exis­ten im­pe­di­men­tos li­túr­gi­cos ni doc­tri­na­les para que ocu­rra eso. Hay que re­cor­dar que se­gún el Ca­len­da­rio Ge­ne­ral de la Igle­sia, la li­tur­gia de la Se­ma­na San­ta co­mien­za el Jue­ves San­to y que la Cua­res­ma du­ra has­ta an­tes de la mi­sa de es­te día en el que co­mien­za el Tri­duo Pascual. Es de­cir que el Vier­nes de Do­lo­res y el sá­ba­do de Pa­sión tie­nen la mis­ma con­si­de­ra­ción li­túr­gi­ca que el Miér­co­les San­to o que el Do­min­go de Ra­mos.

7.- Más res­tric­cio­nes

Des­de ám­bi­tos aje­nos a la igle­sia co­mo el municipal o el gu­ber­na­ti­vo se ha que­ri­do des­li­zar la idea que una solución a los ac­tua­les pro­ble­mas es el de li­mi­tar el nú­me­ro de na­za­re­nos o lo que se ha ve­ni­do en lla­mar “nu­me­rus clau­sus”. In­clu­so des­de es­fe­ras mu­ni­ci­pa­les se ha lle­ga­do a ha­cer es­ta su­ge­ren­cia para las co­fra­días de la Ma­dru­ga­da. El ex her­mano ma­yor del Ba­ra­ti­llo Joa­quín Moec­kel lle­gó a su­ge­rir pú­bli­ca­men­te y en pri­va­do al Ar­zo­bis­po que una bue­na me­di­da se­ría la de es­ta­ble­cer un pe­rio­do de tres años de de­mo­ra des­de que uno se ha­ce her­mano has­ta que pue­da salir de na­za­reno.

8.- ¿Y si no cambia na­da?

Cla­ro que co­mo re­ma­te a tan­to de­ba­te, una lí­nea que se abre pa­so es la de tra­ba­jar en la me­jo­ra de la ac­tual ca­rre­ra ofi­cial para re­sa­nar­la y que pue­da du­rar otro si­glo más. Los par­ti­da­rios de es­te ca­mino pien­san que re­to­can­do La Cam­pa­na, des­con­ges­tio­nan­do Sier­pes y al­gu­nos pa­si­llos de la Ave­ni­da la ac­tual con- fi­gu­ra­ción pue­de se­guir así mu­chos años más. Se­ría cues­tión en­ton­ces de me­ter­le mano a la nó­mi­na para ha­cer los cam­bios ne­ce­sa­rios (de lu­gar o in­clu­so de días) y con­fi­gu­rar una Se­ma­na San­ta re­co­no­ci­ble para las ge­ne­ra­cio­nes ve­ni­de­ras.

Joa­quín Moec­kel, ex her­mano ma­yor de El Ba­ra­ti­llo.

Así de ajus­ta­do pa­sa el Mis­te­rio de San Be­ni­to por la ca­lle Sier­pes.

El cal­va­rio en­mar­ca­do por la pal­me­ras que se­ña­lan el lu­gar de la Puer­ta de Tria­na. La ciu­dad ha cam­bia­do. La geo­gra­fia de la Se­ma­na San­ta no.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.