Luz de ci­ne

La Se­ma­na San­ta de Se­vi­lla en el archivo his­tó­ri­co del Is­ti­tu­to Lu­ce Ci­ne­cit­tà

ABC - Pasión de Sevilla - - News - Por An­to­nio Cat­to­ni.

El LU­CE ha cons­trui­do el ima­gi­na­rio co­lec­ti­vo de los ita­lia­nos. Na­ció ha­ce ca­si un si­glo y su nom­bre es el acró­ni­mo de L’Unio­ne Ci­ne­ma­to­gra­fi­caE­du­ca­ti­va. Hoy es el Is­ti­tu­to Lu­ce Ci­ne­cit­tà. Sus más de 5 mil ho­ras de fil­ma­cio­nes es­tán in­clui­das en el re­gis­tro ‘Me­mo­ria del mun­do’ de la UNES­CO. En tres de es­tos ar­chi­vos po­de­mos co­no­cer la Se­ma­na San­ta de los años de la Re­pú­bli­ca, la de la gue­rra ci­vil y la del tar­do­na­cio­nal­ca­to­li­cis­mo.

1934 Se tra­ta de un no­ti­cie­ro sin lo­cu­ción que mues­tra el Do­min­go de Ra­mos de aquel año. Las imá­ge­nes fue­ron gra­ba­das por la pro­duc­to­ra nor­te­ame­ri­ca­na FOX MOVIETONE y des­pués mon­ta­das en Ro­ma ba­jo la di­rec­ción de Ar­nal­do Ri­cot­ti. ¿Y por qué se ha­bía con­ver­ti­do la Se­ma­na San­ta de 1934 en un acon­te­ci­mien­to de in­te­rés mun­dial? Pues por­que se tra­ta­ba de la pri­me­ra en tres años. Las de­re­chas de la CE­DA ha­bían ga­na­do las elec­cio­nes el año an­te­rior y eso ha­bía sus­ci­ta­do un cli­ma pro­pi­cio pa­ra las co­fra­días. Co­mo re­la­ta Juan Pe­dro Re­cio en su li­bro ‘Las co­fra­días de Se­vi­lla en la II Re­pú­bli­ca’ (Abec Edi­to­res), po­co an­tes de la ce­le­bra­ción las her­man­da­des ha­bían ob­te­ni­do de las au­to­ri­da­des el com­pro­mi­so de la se­gu­ri­dad. Por eso en las imá­ge­nes apa­re­cen nu­me­ro­sos efec­ti­vos de la Guar­dia Ci­vil y Guar­dia de Asal­to acom­pa­ñan­do a los pa­sos o vi­gi­lan­do las zo­nas ale­da­ñas a las pro­ce­sio­nes.

En el do­cu­men­to apa­re­cen las tres úni­cas her­man­da­des que rea­li­za­ron es­ta­ción de pe­ni­ten­cia aquel Do­min­go de Ra­mos 25 de mar­zo de 1934: La Ce­na, San Be­ni­to y al Es­tre­lla. El no­ti­cie­ro arranca con el vol­teo de las cam­pa­nas de la Gi­ral­da y la pro­ce­sión de pal­mas que pre­si­de el Car­de­nal Eus­ta­quio Ilun­dáin, quien prohi­bie­ra el cante por sae­tas.

Po­co des­pués las imá­ge­nes nos tras­la­dan a la sa­li­da de la Ce­na des­de Om­nium San­ctó­rum, tem­plo en el que re­si­día por aque­llos años. La Ban­da de ca­ba­lle­ría abre el cor­te­jo. Los na­za­re­nos ves­tían tú­ni­cas blan­cas de ca­pa con an­ti­faz ro­jo en el mis­te­rio y mo­ra­do en la Vir­gen. Se­gui­da­men­te sa­le el pa­so de mis­te­rio. So­bre la ac­tual ca­nas­ti­lla apa­re­ce el Cris­to de Ma­nuel Gu­tié­rrez Cano

con el apos­to­la­do de Pe­rez Gis­bert. Acom­pa­ña al pa­so la ban­da de cor­ne­tas y tam­bo­res del re­gi­mien­to de So­ria 9. Se­gui­da­men­te po­de­mos ver el pa­lio de la Vir­gen del Sub­te­rrá­neo, mien­tras So­ria 9 in­ter­pre­ta lo que po­drían ser los úl­ti­mos com­pa­ses del himno ofi­cial de la Re­pú­bli­ca Es­pa­ño­la, el himno de Rie­go. Una mul­ti­tud en­tu­sias­ta y ávi­da de co­fra­días re­ci­be al pa­lio en la ca­lle Fe­ria. Nó­te­se que unos enor­mes fa­na­les de cla­ve­les ocu­pan el lu­gar de los can­de­la­bros de co­la.

En las imá­ge­nes de San Be­ni­to, se pue­de com­pro­bar per­fec­ta­men­te el am­plio des­plie­gue de fuer­zas de se­gu­ri­dad en la ca­lle, tan­to de guar­dias ci­vi­les co­mo de guar­dias de asal­to. Apa­re­ce el pa­so de la Pre­sen­ta­ción del Señor, la cruz de guía y por úl­ti­mo la Vir­gen de la En­car­na­ción con un sen­ci­llo man­to li­so y a los so­nes de una mar­cha irre­co­no­ci­ble. Es­ta her­man­dad inau­gu­ró la Se­ma­na San­ta de aquel año en la ca­rre­ra ofi­cial por­que la Ce­na no lle­gó a tiem­po.

El in­for­ma­ti­vo se com­ple­ta con las imá­ge­nes de la Es­tre­lla cru­zan­do el puen­te de Tria­na. La Vir­gen por­ta el lig­num cru­cis en la mano y el pa­so va exor­na­do con ra­quí­ti­cas ve­las ri­za­das y nu­me­ro­sos cla­ve­les. Se pue­de es­cu­char el tam­bor del Car­men de Sal­te­ras que arranca mar­cha. Se­gui-

da­men­te apa­re­ce el Cris­to de las Pe­nas so­bre su an­ti­guo pa­so gó­ti­co y a los so­nes de trom­pe­te­ría de la co­no­ci­da en­ton­ces co­mo ‘ban­da del tu­be­ro’. 1937 El no­ti­cie­ro se ha­bía con­ver­ti­do en un in­tru­men­to muy im­por­tan­te de pro­pa­gan­da pa­ra Mus­so­li­ni, a quien se atri­bu­ye la fra­se ‘La ci­ne­ma­to­gra­fia è l’ar­ma più for­te’. Aun­que se­gún el es­pe­cia­lis­ta en el ci­ne del fas­cis­mo Ga­brie­le D’Au­ti­lia el ré­gi­men no siem­pre te­nía el con­trol de to­das las ini­cia­ti­vas en el ám­bi­to in­for­ma­ti­vo ni pre­ten­día con­tro­lar­lo to­do, pe­ro sí es­ta­ba in­tere­sa­do en crear un es­ta­do de opinión fa­vo­ra­ble a la lu­cha del ban­do fran­quis­ta. Ita­lia ya ha­bía en­via­do las pri­me­ras tro­pas de vo­lun­ta­rios pa­ra apo­yar al fren­te na­cio­nal y es­ta­ba in­tere­sa­do en mos­trar los avan­ces de Fran­co. Por eso la Se­ma­na San­ta de Se­vi­lla de 1937 (la pri­me­ra que se desa­rro­lla du­ran­te la Gue­rra Ci­vil) se pre­sen­ta co­mo un even­to mul­ti­tu­di­na­rio al que acu­den mi­les de per­so­nas des­de to­da la ‘Es­pa­ña na­cio­na­lis­ta’(sic). Tam­bién el dia­rio ABC con­ta­ba que la Se­ma­na San­ta se ce­le­bró ‘con el ma­yor es­plen­dor, re­vis­tien­do un acon­te­ci­mien­to gran­dio­so con bri­llan­te so­lem­ni­dad re­li­gio­sa’.

Las imá­ge­nes fue­ron gra­ba­das por la ca­sa Paramount, pe­ro mon­ta­das nue­va­men­te a las ór­de­nes de Ar­nal­do Ri­cot­ti, uno de los prin­ci­pa­les re­pre­sen­tan­tes de la ci­ne­ma­to­gra­fía fas­cis­ta ita­lia­na.

El mon­ta­je es deu­dor del exo­tis­mo con el que se en­ten­día la re­li­gio­si­dad y la vi­da del sur de Es­pa­ña des­de Ita­lia. Pro­ba­ble­men­te por ello se abre con el plano de lo que pa­re­ce ser el mi­na­re­te de una mez­qui­ta. Se­gui­da­men­te po­de­mos apre­ciar un bre­ve plano del Cris­to del Do­lor que Joa­quín Bil­bao ta­lló pa­ra las Ci­ga­rre­ras en su pe­núl­ti­ma sa­li­da pro­ce­sio­nal. Al año si­guien­te la her­man­dad re­cu­pe­ra­ría el Cris­to de Ama­ro Váz­quez que ha­bía de­ja­do en los Ter­ce­ros. Tras ello apa­re­ce la cruz de guía del Cris­to de Bur­gos, que sa­le por la puer­ta prin­ci­pal de San Pe­dro a la Ca­lle Sor Án­ge­la de la Cruz pa­ra in­cor­po­rar­se a la en­ton­ces es­tre­cha ca­lle Ima­gen. A la sa­li­da del pa­so al­gu­nos es­pec­ta­do­res rea­li­zan sa­lu­do mi­li­tar. En él fi­gu­ra la Mag­da­le­na a los pies del Cris­to una com­po­si­ción que se per­de­ría dos años des­pués.

Hay unos pla­nos be­llí­si­mos de los na­za­re­nos de las Ci­ga­rre­ras en la lon­ja de la uni­ver­si­dad y del pa­lio de la Vir­gen de la Vic­to­ria ca­si tal y co­mo lo co­no­ce­mos hoy por la ca­lle San Fer­nan­do. El in­for­ma­ti­vo ter­mi­na con

la men­ción del ‘Cris­to del Gran Po­der, obra maes­tra de Mon­ta­ñés, el Fi­dias es­pa­ñol’. A su pa­so, va­rios ni­ños ves­ti­dos de re­que­té rea­li­zan el sa­lu­do mi­li­tar mien­tras una an­cia­na y una ni­ña le­van­tan la mano al mo­do fas­cis­ta mien­tras dis­cu­rre el Gran Po­der. 1957 Es­ta­mos en una Es­pa­ña y en una Ita­lia di­fe­ren­tes. El in­for­ma­ti­vo pro­du­ci­do por As­tra Ci­ne­ma­to­gra­fi­ca con el tí­tu­lo Mon­do Li­be­ro pre­ten­de mos­trar a mo­do di­vul­ga­ti­vo ‘Los ri­tos de la Pa­sión de Cris­to en Se­vi­lla y en Ro­ma’.

Se cen­tra en la sa­li­da de los pa­sos de la her­man­dad del Va­lle, en un año en que la llu­via ‘ha he­cho más pe­sa­do el des­fi­le de los cor­te­jos’. Cu­rio­sa­men­te con­fun­de las imá­ge­nes del Na­za­reno de San Juan de Éci­ja con las de Se­vi­lla. Es­ta an­ti­gua ima­gen apa­re­ce tal y co­mo era an­tes de la in­ter­ven­ción que rea­li­za­ra so­bre ella el ar­tis­ta de Car­mo­na Fran­cis­co Bui­za.

En­tre otros cu­rio­sos re­gis­tros del ins­ti­tu­to re­la­cio­na­dos con Se­vi­lla apa­re­cen las be­llas pro­ce­sio­nes de la ciu­dad de Mur­cia erró­nea­men­te atri­bui­das a la ciu­dad de Se­vi­lla. Ade­más exis­te un her­mo­so re­por­ta­je de la ro­me­ría de Val­me de 1943 que fue mon­ta­do con la mar­cha ‘So­leá da­me la mano’ de fon­do.

El car­de­nal Eus­ta­quio Ilun­dáin pre­si­de la pro­ce­sión de las pal­mas el Do­min­go de Ra­mos de 1934.

La Vir­gen del Sub­te­rrá­neo re­ci­be el aplau­so de la mul­ti­tud que se con­gre­ga en la ca­lle Fe­ria. Jun­to al pa­so, guar­dias de asal­to a ca­ba­llo.

Sa­le el pa­so de la Sa­gra­da Ce­na con el Cris­to de Ma­nuel Gu­tié­rrez Cano y el apos­to­la­do de Gis­bert.

El pa­so de la Pre­sen­ta­ción de San Be­ni­to en­tre fuer­tes me­di­das de se­gu­ri­dad. En la de­lan­te­ra guar­dias de asal­to y guar­dias ci­vi­les en los cos­te­ros.

Jun­to a la cruz de guía de San Be­ni­to, sor­pren­de de nue­vo el im­por­tan­te des­plie­gue de guar­dias pa­ra evi­tar al­ter­ca­dos.

La Vir­gen de la Es­tre­lla por el puen­te de Tria­na, mien­tras quie­nes la acom­pa­ñan mi­ran cu­rio­sos a la cá­ma­ra de FOX MOVIETONE.

El Cris­to de Joa­quín Bil­bao en la que se­ría su pe­núl­ti­ma Se­ma­na San­ta an­tes de que las Ci­ga­rre­ras re­cu­pe­ra­ra la ima­gen de Ama­ro Váz­quez.

La Bro­che Vir­gen que de la Vic­to­ria de las Ci­ga­rre­ras por su­je­ta la ca­lle el to­ca­do San Fer­nan­do de la Vir­gen ca­mino de la de la ca­rre­ra ofi­cial. Es­tre­lla.

El Bro­che pa­so que re­vi­ra pa­ra to­mar la an­ti­gua ca­lle Ima­gen. su­je­ta Se el to­ca­do apre­cia de la la Mag­da­le­na Vir­gen de la a los pies Es­tre­lla. del cru­ci­fi­ca­do y el pe­lí­cano co­mo em­ble­ma del amor di­vino en la tra­se­ra.

Ni­ños ves­ti­dos de re­que­tés rea­li­zan el sa­lu­do mi­li­tar mien­tras una ni­ña y una an­cia­na ha­cen el sa­lu­do fas­cis­ta mien­tras pa­sa el Gran Po­der.

Vis­ta la­te­ral del pa­lio de la Vir­gen del Va­lle.

Pri­mer plano del Na­za­reno de Éci­ja, un año an­tes de que lo re­mo­de­la­ra Fran­cis­co Bui­za.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.