«No nos qui­ta­rá tra­ba­jo, ope­ra­re­mos más»

ABC - Salud - - Salud -

El ro­bot Da Vin­ci ofre­ce gran­des ven­ta­jas fren­te a la ci­ru­gía con­ven­cio­nal, co­mo una pre­ci­sión su­pe­rior o la ma­ni­pu­la­ción de te­ji­do de di­fí­cil ac­ce­so. Sin em­bar­go, aún fun­cio­na me­dian­te un sis­te­ma es­cla­vo-maes­tro en el que es­te ar­ti­lu­gio me­cá­ni­co so­lo eje­cu­ta los mo­vi­mien­tos que el ci­ru­jano or­de­na. El si­guien­te pa­so se­rá, se­gún ase­ve­ra el je­fe aso­cia­do del Ser­vi­cio de Ci­ru­gía To­rá­ci­ca del Hos­pi­tal Uni­ver­si­ta­rio Qui­rón­sa­lud Ma­drid, Ja­vier Mo­ra­die­llos, la má­qui­na que asis­te al ci­ru­jano y que ha­ga uso de la reali­dad au­men­ta­da. Y aún más le­jos en el fu­tu­ro: el ro­bot au­tó­no­mo. ¿Es vis­to su po­ten­cial co­mo una ame­na­za pa­ra los ci­ru­ja­nos? «No creo que nin­gún mé­di­co-afir­ma el doc­tor Ja­vier Mo­ra­die­llos- pien­se ja­más en esos tér­mi­nos. Los ci­ru­ja­nos, co­mo to­dos los pro­fe­sio­na­les, nos va­mos a adap­tar. Si re­sul­ta que hay un ro­bot se­mi-ope­ra­dor, nos adap­ta­re­mos pa­ra ser los ex­per­tos en su ma­ne­jo». Se opera más con los ojos que con las ma­nos y se opera más con la men­te. Es­to sig­ni­fi­ca, de acuer­do al ci­ru­jano, que hay que ele­gir bien al pa­cien­te y la téc­ni­ca ade­cua­da. «No es que nos va­yan a qui­tar el tra­ba­jo, sino que va­mos a po­der ope­rar a más pa­cien­tes y con me­jo­res re­sul­ta­dos».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.