«El 90% te pi­de que les qui­tes las ma­mas»

Es­ta su­per­es­pe­cia­lis­ta en ci­ru­gía on­co­ló­gi­ca con­vi­ve a dia­rio con el mie­do de sus pa­cien­tes. «No hay que co­rrer a ope­rar­se», acon­se­ja. Sus téc­ni­cas es­tán re­du­cien­do la agre­si­vi­dad de las in­ter­ven­cio­nes

ABC - Salud - - SALUD - NURIA RA­MÍ­REZ DE CAS­TRO ISA­BEL RUBIO

«En el 75% de los ca­sos se pue­de ha­cer una ci­ru­gía con­ser­va­do­ra sin ex­tir­par el pe­cho»

La re­cons­truc­ción con gra­sa o «li­po­fi­lling» per­mi­te re­mo­de­lar la ma­ma con gra­sa de la pa­cien­te

Isa­bel Rubio acu­mu­la mi­les de ho­ras de qui­ró­fano y siem­pre vin­cu­la­da a la ci­ru­gía on­co­ló­gi­ca de la ma­ma. Lo su­yo es el bis­tu­rí, pe­ro co­mo bue­na ci­ru­ja­na del cán­cer nun­ca pier­de vi­sión glo­bal del tra­ta­mien­to de sus pa­cien­tes. Fue coor­di­na­do­ra de la Uni­dad de Pa­to­lo­gía Ma­ma­ria del Hos­pi­tal Uni­ver­si­ta­rio Vall d´He­bron de Bar­ce­lo­na y co­di­rec­to­ra de la Uni­dad de Cán­cer de Ma­ma del Ins­ti­tu­to On­co­ló­gi­co Ba­sel­ga. Aho­ra di­ri­ge el Área de Pa­to­lo­gía Ma­ma­ria de la Clí­ni­ca Uni­ver­si­dad de Na­va­rra des­de don­de si­gue im­pul­san­do las téc­ni­cas de mí­ni­ma agre­sión de las que ha si­do pio­ne­ra. Por eso no du­da cuan­do se le pre­gun­ta qué es lo úl­ti­mo en ci­ru­gía del cán­cer de ma­ma: «Lo más nue­vo es no ope­rar o ha­cer­lo ca­da vez me­nos», di­ce. Sin em­bar­go, las pa­cien­tes aún lle­gan a la con­sul­ta pi­dien­do una mas­tec­to­mía bi­la­te­ral, la ex­tir­pa­ción com­ple­ta de las dos ma­mas. La la­bor del mé­di­co es in­for­mar­las y guiar­las pa­ra que to­men la me­jor. «Ellas de­ben te­ner la úl­ti­ma pa­la­bra en su tra­ta­mien­to», acon­se­ja Isa­bel Rubio. Con la ayu­da de es­ta ci­ru­ja­na re­sol­ve­mos al­gu­nas de las du­das más co­mu­nes de los en­fer­mos: ¿Es más se­gu­ro ex­tir­par por com­ple­to la ma­ma? ¿cuán­do es el me­jor mo­men­to de la re­cons­truc­ción? ¿qué ven­ta­jas tie­ne la ra­dio­te­ra­pia in­tra­ope­ra­to­ria?

«QUÍTEMELO CUAN­TO AN­TES». «Nun­ca hay que co­rrer pa­ra ope­rar­se», ase­gu­ra la doc­to­ra Rubio. Cuan­do se diag­nos­ti­ca un tu­mor en la ma­ma, la úni­ca ur­gen­cia es acu­dir a un cen­tro don­de ten­gan una uni­dad de cán­cer de ma­ma, con es­pe­cia­lis­tas que se de­di­quen a tra­tar so­lo es­te tu­mor. «Los pa­cien­tes tra­ta­dos en uni­da­des de ma­ma son los que tie­nen me­jo­res re­sul­ta­dos», no du­da.

COM­BA­TIR EL EFEC­TO «AN­GE­LI­NA JO­LIE». Cuan­do la ac­triz es­ta­dou­ni­den­se anun­ció que se ex­tir­pa­ría ma­mas y ova­rios pa­ra evi­tar co­rrer el mis­mo des­tino que su ma­dre y su tía, muer­tas por un tu­mor de ova­rio y de pe­cho, me­jo­ró la con­cien­cia de mu­chas mu­je­res. Al­gu­nas des­cu­brie­ron que exis­ten mu­ta­cio­nes ge­né­ti­cas que pre­dis­po­nen a desa­rro­llar un cán­cer y se he­re­dan de pa­dres a hi­jos. Las con­sul­tas de con­se­jo ge­né­ti­co au­men­ta­ron y eso fue una bue­na no­ti­cia. Pe­ro Jo­lie tam­bién ge­ne­ró mu­cha con­fu­sión y hu­bo quien en­ten­dió que cuan­do se tie­ne un cán­cer lo me­jor es ex­tir­par por com­ple­to la ma­ma. «Eso no es cier­to. el me­jor tra­ta­mien­to qui­rúr­gi­co es siem­pre el más sim­ple que se pue­da ha­cer. Si se pue­de pre­ser­var la ma­ma, la su­per­vi­ven­cia es igual que si se qui­ta­ra».

¿CUÁN­DO HAY QUE EXTIRPARLAS? Se­gún los da­tos que ma­ne­ja es­ta especialista, en el 75% de los ca­sos se pue­de ha­cer una ci­ru­gía con­ser­va­do­ra. Y cuan­do es ne­ce­sa­ria eli­mi­nar por com­ple­to la ma­ma (mas­tec­to­mía) no tie­ne por qué ser siem­pre las dos. «El 90 por cien­to de las mu­je­res que lle­gan a mi con­sul­ta me pi­den que le ex­tir­pe­mos las dos ma­mas y so­lo lo ha­ce­mos en el 1 por cien­to de los ca­sos. Hay que dar­les to­da la in­for­ma­ción -beneficios y ries­gos- a las mu­je­res pa­ra que de­ci­dan sus tra­ta­mien­tos».

¿ES PE­LI­GRO­SA LA RE­CONS­TRUC­CIÓN

IN­ME­DIA­TA? «Cual­quie­ra que ne­ce­si­te una mas­tec­to­mía de­be ha­blar con su mé­di­co de la po­si­bi­li­dad de re­cons­truir su ma­ma. Pue­de ser in­me­dia­ta -en el mis­ma ci­ru­gía que se ex­tir­pa el tu­mor y el te­ji­do ma­ma­rio-, o tar­día. En el 20 por cien­to de los ca­sos, la en­fer­me­dad per­mi­te re­cons­truir­la al mis­mo tiem­po. Aho­ra ha­ce­mos mas­tec­to­mías en las que se re­ser­va to­da la piel y el com­ple­jo pe­zón-areo­la y sa­be­mos que es­to es se­gu­ro».

LA RE­CONS­TRUC­CIÓN, ¿ME­JOR CON GRA­SA O CON UNA PRÓ­TE­SIS? De­pen­de del ta­ma­ño de la ma­ma y de la zo­na a re­cons­truir. Se pue­de ha­cer con pró­te­sis, te­ji­do del ab­do­men, el múscu­lo de la es­pal­da y la gra­sa del cuer­po. «Aho­ra sa­be­mos que la re­cons­truc­ción con gra­sa es se­gu­ra y no hay ma­yor ries­go de re­caí­da RA­DIO­TE­RA­PIA DES­DE EL QUI­RÓ­FANO Cuan­to me­nos agre­si­vos sea­mos me­jor, aun­que a ve­ces es ne­ce­sa­rio uti­li­zar to­das las ar­mas a nues­tro al­can­ce: fár­ma­cos, ci­ru­gía y ra­dio­te­ra­pia. «En ca­sos se­lec­cio­na­dos, da­mos la ra­dia­ción en el pro­pio qui­ró­fano. Así ra­dia­mos so­lo la zo­na don­de he­mos qui­ta­do el tu­mor. La pa­cien­te sa­le del qui­ró­fano con la ci­ru­gía y la ra­dio­te­ra­pia he­cha».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.