GOLF SA­LU­DA­BLE

La im­por­tan­cia de los es­ti­ra­mien­tos

ABC - Salud - - SALUD -

El golf es uno de los de­por­tes más sa­nos que exis­ten. Los lar­gos pa­seos al aire li­bre son muy po­si­ti­vos pa­ra el sis­te­ma car­dio­vas­cu­lar, ade­más de evi­tar pro­ble­mas de hi­per­ten­sión y de co­les­te­rol. Sin em­bar­go, al po­ner el cuer­po en cons­tan­te mo­vi­mien­to tam­bién exis­te un cier­to ries­go de le­sio­nes. El trau­ma­tó­lo­go Ig­na­cio Gue­rras une a su pro­fe­sión mé­di­ca la pa­sión por el golf (pre­si­de la Fe­de­ra­ción de Ma­drid), por lo que es un voz más que au­to­ri­za­da pa­ra ex­pli­car có­mo evi­tar los pro­ble­mas fí­si­cos. “En el golf hay unas le­sio­nes tí­pi­cas que se pro­du­cen por los mo­vi­mien­tos de mi­cro­rre­pe­ti­ción en la co­lum­na lum­bar, los co­dos y los hom­bros -co­men­ta-. Las de la co­lum­na se de­ben a que el mo­vi­mien­to del swing es un ges­to vio­len­to don­de se pro­du­ce un mo­vi­mien­to de ro­ta­ción en el mis­mo sen­ti­do y a la lar­ga pre­sio­na el mis­mo si­tio (la zo­na de tran­si­ción en­tre las luim­ba­res y las sa­cras)”. La lle­ga­da de nue­vos ma­te­ria­les a los

PA­RA EL DOCTOR GUE­RRAS, CON UNOS CUI­DA­DOS ALARGAREMOS NUES­TRA VI­DA GOLFÍSTICA

pa­los, co­mo la fi­bra de car­bono, ha mo­ti­va­do que tam­bién su­fran las mu­ñe­cas, co­dos y hom­bros por la re­ver­be­ran­cia de los im­pac­tos.

Por eso el doctor pro­po­ne unos sim­ples con­se­jos que evi­ta­rán te­ner do­len­cias ar­ti­cu­la­res. “Son fun­da­men­ta­les un buen ca­len­ta­mien­to, un buen es­ti­ra­mien­to y ha­cer al­gún swing en sen­ti­do con­tra­rio al ha­bi­tual. Tam­bién evi­tar el so­bre­pe­so y com­ple­men­tar­lo to­do con al­gún pro­tec­tor de car­tí­la­go, con com­pues­tos que lle­ven áci­do hia­lu­ró­ni­co, co­lá­geno y sul­fa­tos de glu­ta­sa­mi­na”.

An­tes de sa­lir a ju­gar con­vie­ne es­ti­rar los hom­bros y los co­dos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.