Tra­ba­jo en equi­po

ABC (Toledo / Castilla-La Mancha) - - OPINIÓN -

Son el me­jor ejem­plo de tra­ba­jo en equi­po, con to­tal au­sen­cia de pro­ta­go­nis­mo o afán por so­bre­sa­lir, sa­bién­do­se pri­vi­le­gia­dos. Na­die es más im­por­tan­te que otro, to­dos son igual­men­te ne­ce­sa­rios; ac­túan con un rit­mo de­ter­mi­na­do, cal­cu­la­do, me­di­do, ni ma­yor ni me­nor que el del com­pa­ñe­ro.

Fuer­tes, ru­dos o re­fi­na­dos, pe­ro de­li­ca­dos por­que son cons­cien­tes del va­lor de las obras de ar­te con las que tra­ba­jan. Anó­ni­mos: des­de fue­ra es di­fí­cil co­no­cer su iden­ti­dad, tam­po­co les im­por­ta; desem­pe­ñan su ta­rea en la os­cu­ri­dad, fia­dos cie­ga­men­te a las in­di­ca­cio­nes que re­ci­ben.

No exis­ten ce­los, no se dan zan­ca­di­llas, no in­tere­sa aca­bar pron­to ni lle­gar al fi­nal an­tes que el com­pa­ñe­ro; se apo­yan y se ayu­dan re­cí­pro­ca­men­te po­nien­do al­ma y co­ra­zón en esa ta­rea co­mún, por­que el úni­co ob­je­ti­vo, lo que im­por­ta, es que la obra de ar­te sea ex­hi­bi­da y ad­mi­ra­da.

Re­pre­sen­tan un mo­de­lo de tra­ba­jo que ha­ría triun­far cual­quier gran em­pre­sa, pe­ro du­do que exis­ta al­gu­na em­pre­sa ca­paz de ins­pi­rar en sus em­plea­dos el gra­do de amor, or­gu­llo y pa­sión que sien­ten los que tie­nen el pri­vi­le­gio de ser cos­ta­le­ros de la Ma­ca­re­na, el Cris­to del Gran Po­der o cual­quier otro «pa­so» de la Se­ma­na San­ta es­pa­ño­la. MARIAN RI­CO RO­ME­RO ZA­RA­GO­ZA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.