Por una de­fen­sa eu­ro­pea de ver­dad

ABC (Toledo / Castilla-La Mancha) - - ENFOQUE - ÁN­GEL EXPÓSITO

Tea­tro. La vi­da es puro tea­tro. Do­nald Trump so­bre­ac­túa pa­ra man­te­ner su per­so­na­je. Y Em­ma­nuel Ma­cron ha­ce al­go pa­re­ci­do pa­ra re­cu­pe­rar po­pu­la­ri­dad. El ri­fi­rra­fe, an­tes de co­men­zar la con­me­mo­ra­ción del cen­te­na­rio del ar­mis­ti­cio que pu­so fin a la Pri­me­ra Gue­rra Mun­dial en 1918, fue tea­tro. Puro tea­tro.

El te­ma de fon­do es que tan­to Trump co­mo Ma­cron tie­nen ra­zón. Más allá del postureo. Por­que los paí­ses eu­ro­peos de­be­mos in­cre­men­tar la apor­ta­ción a nues­tra de­fen­sa. Sí o tam­bién. Y, por otro la­do, de­be­ría­mos ha­cer­nos ma­yo­res de una vez, y em­pe­zar a va­ler­nos por no­so­tros mis­mos sin la de­pen­den­cia ado­les­cen­te del Tío Sam. Pe­ro no sea­mos cí­ni­cos. La cues­tión no es lo que di­ga un pre­si­den­te his­trió­ni­co u otro en ho­ras ba­jas. No. El pro­ble­ma de ver­dad so­mos no­so­tros. La opi­nión pú­bli­ca eu­ro­pea que por co­mo­di­dad –ya ven­drán a de­fen­der­nos– o por co­bar­día –que otro pon­ga los muer­tos– no que­re­mos afron­tar la reali­dad de es­te prin­ci­pio del si­glo XXI. Por ello ha­cen fal­ta po­lí­ti­cos que di­gan la ver­dad. Aun­que se pa­se de tui­te­ro y de es­tram­bó­ti­co, Do­nald Trump, sin que sir­va de pre­ce­den­te, tie­ne ra­zón.

En el ex­tre­mo con­tra­rio es­tán los go­bier­nos po­pu­lis­tas o ca­si, co­mo el nues­tro, que se es­con­den en una fal­sa pro­gre­sía bue­nis­ta. Que se apo­yan en so­cios an­ti­eu­ro­peos y bo­li­va­ria­nos. Y que nun­ca re­co­no­ce­rán el nue­vo mo­de­lo de gue­rra que nos ocu­pa.

P.D.: En la agen­da de la cum­bre es­tán Si­ria, Irán, el co­mer­cio y Áfri­ca. Ha­ce unos me­ses, un ofi­cial es­pa­ñol en Ma­lí me dio una cla­ve in­tere­san­te. Y muy preo­cu­pan­te. «Aquí, en se­rio, lo que se di­ce en se­rio, se des­plie­ga el Ejér­ci­to fran­cés. El res­to apo­ya­mos lo­gís­ti­ca­men­te y pa­ra for­ma­ción de fuer­zas lo­ca­les. Pe­ro de­be­ría­mos ir más allá. O nos to­ma­mos en se­rio que el yiha­dis­mo no pue­de im­plan­tar­se en el Sahel o nos arre­pen­ti­re­mos más pron­to que tar­de». Y la gran pre­gun­ta: ¿los eu­ro­peos es­ta­mos dis­pues­tos a re­co­no­cer la reali­dad y dar los pa­sos pa­ra en­fren­tar­nos a es­ta ver­dad? Exac­to. Sea­mos sin­ce­ros. Hoy por hoy, no.

REUTERS

Jun­to a es­tas lí­neas, el pri­mer mi­nis­tro ca­na­dien­se, Jus­tin Tru­deau, par­ti­ci­pa en la ce­re­mo­nia con­me­mo­ra­ti­va en el ce­men­te­rio de Vimy. A la de­re­cha, la pri­me­ra mi­nis­tra bri­tá­ni­ca, The­re­sa May, y el pre­si­den­te fran­cés, en la ofren­da flo­ral en el Me­mo­rial de Thiep­va.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.