Cin­co ga­na­do­res de lu­jo

El «Ha­llo­we’en» (1926) se co­ro­nó co­mo cam­peón de la Co­pa del Rey Pa­ne­rai de bar­cos de épo­ca en la cla­se Big Boats

ABC - Vela - - Abc De La Náutica -

l ve­le­ro de Ini­go Strez reali­zó una ter­ce­ra y úl­ti­ma man­ga ca­si per­fec­ta y se im­pu­so en tiem­po real y en com­pen­san­do a su prin­ci­pal ad­ver­sa­rio, el «Moon­beam IV» (1914), que tu­vo que con­for­mar­se con pla­ta.

A pe­sar de su me­nor es­lo­ra, la em­bar­ca­ción ga­na­do­ra, que na­ve­ga por el Ro­yal Irish Yacht Club (RIYC) y en cu­yo his­to­rial fi­gu­ra ha­ber os­ten­ta­do du­ran­te 13 años (de 1926 a a 1939) el ré­cord de la re­ga­ta Fast­net, fue la más ve­loz de la flo­ta de gran­des es­lo­ras.

El «Nord­wind» (1939), el bar­co cons­trui­do por la Ma­ri­na de Gue­rra ale­ma­na al prin­ci­pio de la II Gue­rra Mun­dial, fue ter­ce­ro, des­pués de que el «Moon­beam of Fi­fe» (1903) re­nun­cia­ra a par­ti­ci­par en la úl­ti­ma prue­ba de­bi­do a la ro­tu­ra de un oben­que el pa­sa­do vier­nes.

EDe­but de Ber­te­lli

Pa­ra Pa­tri­zio Ber­te­lli, co-pro­pie­ta­rio del im­pe­rio de la moda Pra­da y Cha­llen­ger of Re­cord de la Co­pa Amé­ri­ca, lo que im­por­ta cuan­do se par­ti­ci­pa en una re­ga­ta es ga­nar­la. Lo di­jo, mo­men­tos an­tes de ha­cer­se a la mar a bor­do de su bar­co clá­si­co, «Lin­net» (1905), un NY30 de 13 me­tros de es­lo­ra di­se­ña­do por Nat­ha­nael He­rres­hoff, y lo ejem­pli­fi­có en el mar, al im­po­ner­se con su­ma au­to­ri­dad en la cla­se Épo­ca Can­gre­ja (bar­cos bo­ta­dos has­ta 1950 con apa­re­jo tra­pe­zoi­dal) al «Chi­nook» (1916) y al «Olym­pian» (1913), se­gun­do y ter­ce­ro, res­pec­ti­va­men­te. La em­bar­ca­ción de Ber­te­lli, quien se con­fe­só «enamo­ra­do» de Me­nor­ca y sus aguas, com­ple­tó un par­cial de 3-1-2 y y aven­ta­jó en cin­co pun­tos a su más in­me­dia­to per­se­gui­dor. Era la pri­me­ra vez que com­pe­tía en la Co­pa del Rey Pa­ne­rai, pe­ro no se­rá la úl­ti­ma: «Es una re­ga­ta muy be­lla y bien or­ga­ni­za­da».

«Cip­pino», en Épo­ca Mar­co­ni

En la cla­se Épo­ca Mar­co­ni (ve­le­ros has­ta 1950 con apa­re­jo de vela trian­gu­lar) ga­nó con cla­ri­dad el «Cip­pino» (1949), de Da­niel Sie­lec­ki, que na­ve­ga ba­jo pa­be­llón del Yacht Club Ar­gen­tino. Se ad­ju­di­có las tres re­ga­tas de la Co­pa del Rey Pa­ne­rai y se co­ro­nó co­mo el me­jor bar­co del cir­cui­to na­cio­nal de clá­si­cos, tras sus vic­to­rias en el Tro­feo Vela Clá­si­ca de Bar­ce­lo­na y la Re­ga­ta Illes Ba­lears Clàs­sics del Club de Mar Ma­llor­ca. El «Co­met» (1946), de Wi­lliam Graham, y el «FJord III» (1947), pa­tro­nea­do por Ger­man Frers, no in­quie­ta­ron al «Cip­pino», cu­ya tri­pu­la­ción es­tá li­de­ra­da por el ex re­ga­tis­ta olím­pi­co Mar­tín Bi­lloch.

El «Ar­di», un One Ton de 1968 di­se­ña­do por Aber­king y Ras­mus­sen, se al­zó con la Mahón pro­pi­ció un gran even­to pa­ra la Co­pa del Rey Pa­ne­rai vic­to­ria en la ca­te­go­ría de clá­si­cos (ve­le­ros bo­ta­dos en­tre 1950 y 1975), don­de se die­ron ci­ta 20 em­bar­ca­cio­nes, gra­cias a una bue­na úl­ti­ma man­ga en la que so­lo fue su­pe­ra­do por «Il Mo­ro di Ve­ne­zia» (1975). El «Ar­gos» (1964), de Bár­ba­ra Tri­lling, que ha­bía lle­ga­do a la jor­na­da de­fi­ni­ti­va em­pa­ta­do a pun­tos con el «Ar­di», tu­vo un mal día y cru- zó la lí­nea de lle­ga­da en sép­ti­ma po­si­ción, que­dan­do re­le­ga­do a la ter­ce­ra pla­za de la ge­ne­ral. El «Guía» (1967) ob­tu­vo la pla­ta gra­cias a que aguan­tó el ti­po y fue cuar­to.

El «Ca­li­ma» (1970), «rey de re­yes» de la Co­pa del Rey Pa­ne­rai de Mahón, es­cri­bió una nue­va pá­gi­na en su in­creí­ble pal­ma­rés. El bar­co de Ja­vier Pu­jol, un Spark­man & Step­hens cons­trui­do en los as­ti­lle­ros es­pa­ño­les Ca­ra­be­la, ga­nó la úl­ti­ma re­ga­ta de la com­pe­ti­ción en la cla­se Es­pí­ri­tu de Tra­di­ción y su­mó su un­dé­ci­mo triun­fo en la prue­ba más im­por­tan­te del cir­cui­to de es­pa­ñol de bar­cos clá­si­cos y de épo­ca. Pe­leó has­ta el úl­ti­mo bor­do con el «Lohen­grin» (1974), que ter­mi­nó se­gun­do, y el «Le­go­las» (2003), que ob­tu­vo el bron­ce.

Ale­jan­dro Guasch

«Es­ta­mos muy con­ten­tos de ha­ber vuel­to a ga­nar. Fe­li­ci­ta­mos a la or­ga­ni­za­ción por có­mo se es­ta­ble­cie­ron los cam­pos de re­ga­ta. La re­ga­ta nos sa­lió bien, el pri­mer gi­ro en la bo­ya de des­mar­que re­sul­tó per­fec­to y, con 18 nu­dos, el bar­co res­pon­dió al má­xi­mo. Ha­bía­mos anun­cia­do que íba­mos a na­ve­gar con ca­be­za, y en ca­be­za que­da­mos», ex­pli­có Ale­jan­dro Guasch, pa­trón del Ca­li­ma.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.