¿LO­GRA­RÁ MADURAR ALI­CAN­TE EN LA VOR?

ABC - Vela - - Abc De La Náutica - SER­GIO W. SMIT

zen.com di­ri­gi­do a al­tos eje­cu­ti­vos, ge­ren­tes de em­pre­sas, o je­fes de equi­pos, la con­fe­ren­cia «Se­cre­tos de Lí­de­res» es una ini­cia­ti­va sin­gu­lar y de gran impacto que tra­ba­ja­rá la re­co­ne­xión de las per­so­nas en un mundo hi­per­co­nec­ta­do «arte de co­nec­tar», a en­con­trar la cla­ri­dad, lo­grar ha­cer fo­cus so­bre tu «One Pro­yec­to» y me­jo­rar tú pro­duc­ti­vi­dad per­so­nal y cor­po­ra­ti­va.

Una apues­ta va­lien­te y di­ná­mi­ca que se­gu­ro se con­vier­te en uno de los even­tos pa­ra­le­los a la Vol­vo Ocean Ra­ce con más impacto en Ali­can­te.

El tu­ris­mo MICE, de nue­vo, no ha que­ri­do per­der­se la opor­tu­ni­dad de vol­ver a ofre- cer sus pro­duc­tos con la lle­ga­da de la Vol­vo Ocean Ra­ce a Ali­can­te. Tou­ro­pe­ra­do­res, agen­cias de via­jes, agen­cias de co­mu­ni­ca­cion y em­pre­sas es­pe­cia­li­za­das en mar­ke­ting ate­rri­za­rán en la zo­na sur de la Co­mu­ni­dad Va­len­cia­na con sus gru­pos y em­pre­sas uti­li­zan­do es­te even­to náu­ti­co co­mo su­per­la­ti­vo pa­ra ce­le­brar reunio­nes, in­cen­ti­vos, con­gre­sos y even­tos pri­va­dos pa­ra sus clien­tes, ayu­dan­do a di­na­mi­zar y asen­tar un sec­tor tu­rís­ti­co de al­to impacto pa­ra los des­ti­nos.

Ac­ti­vi­da­des náu­ti­cas

De he­cho, es­te ti­po de ac­cio­nes se con­vier­te en uno de los ob­je­ti­vos cen­tra­les pa­ra Vol­vo co­mo mar­ca y pa­ra pa­tro­ci­na­do­res co­mo Map­fre –del equi­po es­pa­ñol– o Dong­feng - de, uno de los dos bar­cos chi­nos que par­ti­ci­pan en es­ta vuel­ta al mundo con es­ca­las, que traen a sus prin­ci­pa­les clien­tes o equi­pos de tra­ba­jo pa­ra ofre­cer­les la opor­tu­ni­dad de ver el es­pec­tácu­lo de la sa­li­da de la Vol­vo Ocean Ra­ce.

Pe­ro apar­te de la re­ga­ta In Port, ProAm o la sa­li­da, los asis­ten­tes a es­te acon­te­ci­mien­to tam­bién re­cla­man otras ac­ti­vi­da­des náu­ti­cas. En­tre las más de­man­da­das en­con­tra­mos las re­ga­tas de vela, in­ten­tan­do si­mu­lar lo que es una re­ga­ta real don­de se pue­den lle­gar a unir flo­tas de has­ta 40 ve­le­ros que com­pi­ten en un cam­po de re­ga­tas de­li­mi­ta­do acom­pa­ña­dos de pa­tro­nes pro­fe­sio­na­les y un dis­po­si­ti­vo de se­gu­ri­dad acor­de a las ne­ce­si­da­des de un even­to de es­ta na­tu­ra­le­za.

Otro de los pro­duc­tos que go­zan de muy bue­na aco­gi­da es una vi­si­ta guia­da al mu­seo de la Vol­vo Ocean Ra­ce, que du­ran­te es­tas fe­chas go­zan de su pi­co de afluen­cia en­tre ca­da edi­ción y don­de los guías de­lei­tan a los vi­si­tan­tes con los de­ta­lles de lo que es una vuel­ta al mundo a vela don­de los re­ga­tis­tas par­ti­ci­pan­tes se man­tie­nen en com­pe­ti­ción du­ran­te 170 días en el agua.

La Vol­vo Ocean Ra­ce se ha con­ver­ti­do pa­ra Ali­can­te en un es­ca­pa­ra­te per­fec­to y una he­rra­mien­ta idó­nea en bus­ca del ma­ná de la deses­ta­cio­na­li­za­ción del tu­ris­mo náu­ti­co.

Por tierra, por mar o por ai­re, bus­ca un hueco en tu agen­da del 12 al 22 de oc­tu­bre y acér­ca­te a Ali­can­te pa­ra dis­fru­tar de uno de los gran­des even­tos náu­ti­cos que exis­ten en es­tos mo­men­tos a ni­vel in­ter­na­cio­nal. Ali­can­te de­be­ría aprovechar el ti­rón de la sa­li­da de la Vol­vo n no­viem­bre de 2005, la Vol­vo Ocean Ra­ce par­tía por pri­me­ra vez de un puer­to no bri­tá­ni­co en to­da su his­to­ria, unién­do­la a su eta­pa de la Whit­bread Around the World Ra­ce.

Vi­go se con­vir­tió así en un pun­to de in­fle­xión pa­ra es­te gran even­to náu­ti­co.

Tres años des­pués, en oc­tu­bre de 2008, y ayu­da­da por la ex­ce­len­te edi­ción de la Co­pa Amé­ri­ca en Va­len­cia, la Vol­vo Ocean Ra­ce cam­bió de puer­to con­vir­tien­do a Ali­can­te en el puer­to de sa­li­da de la vuel­ta al mundo a vela.

Ini­cial­men­te se fir­ma­ba por tres edi­cio­nes en to­tal y con el com­pro­mi­so de que los cuar­te­les ge­ne­ra­les de la or­ga­ni­za­ción de la re­ga­ta se tras­la­da­ran a Ali­can­te.

Aho­ra, la Vol­vo Ocean Ra­ce ha re­no­va­do sus vo­tos con la ciu­dad de Ali­can­te has­ta 2023, cam­bian­do la ca­den­cia en­tre ca­da edi­ción a dos años y por lo que se dis­fru­ta­rá de es­ta pró­xi­ma edi­ción y tres más —a de­ter­mi­nar aun los años—, lo que su­po­ne una tran­qui­li­dad pa­ra aque­llos in­ver­so­res o cor­po­ra­cio­nes que quie­ran apos­tar en es­te even­to de­por­ti­vo.

Si a lo lar­go de las tres pri­me­ras edi­cio­nes ini­cial­men­te hu­bie­ra bas­ta­do co­mo pa­ra con­so­li­dar la re­ga­ta co­mo iden­ti­dad de mar­ca pa­ra la ciu­dad, es­to no ha ocu­rri­do por mu­cho que los po­lí­ti­cos de turno nos lo quie­ran ven­der así. En 2008, la re­ga­ta en­tra­ba co­mo un ele­fan­te en una ca­cha­rre­ría de­jan­do fríos en un prin­ci­pio a los ali­can­ti­nos, y ca­brea­dos cuan­do sa­lie­ron los nú­me­ros de lo que ha­bía si­do el pa­so de la Vol­vo Ocean Ra­ce por su ciu­dad. Unos nú­me­ros que pro­mul­ga­ban un re­torno eco­nó­mi­co en­vi­dia­ble, pe­ro que ba­jan­do a tierra, el 99 por cien­to de los ali­can­ti­nos no ha­bían vis­to ni pa­sar por cul­pa de la pre­sun­ta ma­la ges­tión y las en­gra­sa­das puer­tas gi­ra­to­rias...

Eso ge­ne­ró que, en la edi­ción de 2011, la Vol­vo Ocean Ra­ce arran­ca­ra con un gran es­cep­ti­cis­mo en es­ta ciu­dad puer­to de sa­li­da y ter­mi­na­ra con un sen­ti­mien­to de pa­so­tis­mo, vi­vien­do los mo­men­tos de me­nos em­pa­tía en­tre los ciu­da­da­nos de Ali­can­te y la re­ga­ta oceá­ni­ca.

En la pa­sa­da edi­ción, en 2014, ini­cial­men­te la úl­ti­ma en Ali­can­te, sim­ple­men­te se vi­vía una sen­sa­ción de fin de ci­clo y a otra co­sa...

A prin­ci­pios de año, cuan­do en mu­chos círcu­los da­ban ya por he­cho que Lis­boa iba a ser la nue­va Ciu­dad Puer­to de Sa­li­da, un en­vi­te de la Ge­ne­ra­li­tat Va­len­cia­na vol­vía a po­ner Ali­can­te en el can­de­le­ro, lo­gran­do fir­mar por tres edi­cio­nes más.

No voy a pro­fun­di­zar so­bre es­te te­ma y me voy a que­dar so­bre el he­cho. Ali­can­te con es­te nue­vo con­tra­to es­tá en dis­po­si­ción de al­can­zar su ma­du­rez con la Vol­vo Ocean Ra­ce y lo­grar fi­nal­men­te que se con­vier­ta en una iden­ti­dad de mar­ca pa­ra la ciu­dad.

¿Lo lo­gra­rá es­ta gran ciu­dad pe­se a la cla­se po­lí­ti­ca?

ALI­CAN­TE PUE­DE PA­SAR A LOS ANALES DE LA HIS­TO­RIA SI ES CA­PAZ DE MAN­TE­NER UNA BUE­NA TEN­SIÓN CO­MO CIU­DAD DE PUN­TO DE PAR­TI­DA

E

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.