La Fe­de­ra­ción ya es­tá en Santander

Co­mo ya ade­lan­tó Ju­lia Ca­sa­nue­va na­da más ha­cer­se car­go de la Fe­de­ra­ción Es­pa­ño­la, la se­de fe­de­ra­ti­va se tras­la­da­ría a Santander

ABC - Vela - - Abc De La Náutica -

Si lla­ma­mos a la puer­ta de Luis de Sa­la­zar, 9, nos en­con­tra­re­mos con un par de pi­sos va­cíos y es que la Real Fe­de­ra­ción Es­pa­ño­la de Vela ha tras­la­da­do su se­de a Santander. En Ma­drid que­da una se­cre­ta­ria, que va a tra­ba­jar en su ca­sa, y dos lo­ca­les que es­tán pre­vis­to que se al­qui­len con la in­ten­ción de com­pen­sar los gas­tos del tras­la­do.

Se­gún Javier Sanz, vi­ce­pre­si­den­te eco­nó­mi­co de la Fe­de­ra­ción, «to­do va a es­tar cen­tra­li­za­do en Santander, por­que allí te­ne­mos el material y to­da la lo­gís­ti­ca». Es­ta pre­mi­sa pa­re­ce muy ra­zo­na­ble si es ver­dad que se cum­ple con el tiem­po. En el ac­tual ci­clo, se­gun­do por lo vis­to, las cla­ses Finn y 470 es­tán en­tre­nán­do­se en Bar­ce­lo­na; los La­ser, en Ca­na­rias; las ta­blas en Ma­llor­ca y los 49er, FX y Na­cra 17, en Santander. Pa­ra an­tes del ve­rano to­do el equi­po de­be de es­tar en Santander pa­ra pre­pa­rar el Mun­dial y en un ter­cer ci­clo, ya se ve­ría lo que se ha­ce. Es­tos son los pla­nes de Ju­lia Ca­sa­nue­va y su Jun­ta di­rec­ti­va.

Los afi­cio­na­dos nos pre­gun­ta­mos una y otra vez ¿qué ha­cen las ta­blas en Ma­llor­ca cuan­do Ma­ri­na y Blan­ca tie­nen un ex­tra­or­di­na­rio cam­po de re­ga­tas en el Puer­to de San­ta­ma­ría, muy cer­ca de su ca­sa? ¿No se­ría mu­cho más ba­ra­to de­jar­las allí?

Mien­tras se or­ga­ni­za to­do es­te tras­la­do y se acla­ra bien quie­nes van a man­dar en el Equi­po, si Asier Fernández de Bo­ba­di­lla o Chi­mo Gon­zá­lez De­ve­sa, de mo­men­to Van der Ploeg y Jo­se­le se han es­fu­ma­do. Unos dicen que han di­mi­ti­do y otros... las ma­las len­guas, que no ha­bía quien los aguan­ta­se. El ca­so, sea co­mo sea, es que se le ha cor­ta­do el cue­llo a dos ga­llos en un corral lleno de am­bi­cio­nes.

Las Jun­tas, en Ma­drid

¿Dón­de se van a re­unir los di­rec­ti­vos y las asam­bleas? Co­mo via­jar a Santander pue­de ser una odi­sea, no por­que es­té le­jos, sino por­que no hay las co­mu­ni­ca­cio­nes per­ti­nen­tes en­tre las ciu­da­des y si las hay, son muy ca­ras y es­ca­sas por lo que ha­bría que que­dar­se a dor­mir en Santander, al me­nos una no­che, Ju­lia Ca­sa­nue­va ha pen­sa­do que la se­cre­ta­ria que de­ja tra­ba­jan­do en su ca­sa en Ma­drid or­ga­ni­ce las reunio­nes de la Jun­ta Di­rec­ti­va en al­gu­na sa­la de reunio­nes de al­gún ho­tel, con el que es­tá pre­vis­to lle­gar a un acuer­do de pa­tro­ci­nio de in­ter­cam­bio y pa­ra las asam­bleas pe­dir­le al Con­se­jo Su­pe­rior de Deportes un lo­cal gran­de, co­mo ya se hi­zo en la pa­sa­da Asam­blea Ge­ne­ral Or­di­na­ria. To­do muy bien pen­sa­do, pe­ro de la teo­ría a la prác­ti­ca... Que­da por dis­lum­brar dón­de se van a re­unir más co­ti­dia­na- men­te Ju­lia Ca­sa­nue­va y Javier Sanz pa­ra tra­tar lo más im­por­tan­te, los te­mas eco­nó­mi­cos. Se­gún Sanz la Fe­de­ra­ción es­tá sa­nea­da y no se de­be ya na­da a na­die. Se le ha pa­ga­do a Pa­no­ra­ma, a Mu­ni­lla y a to­do al que se le de­bía di­ne­ro. Aho­ra fal­ta por de­ci­dir con qué di­ne­ro se van a pa­gar las in­dem­ni­za­cio­nes de los des­pi­dos que se han pro­du­ci­do, por­que con los di­ne­ros de las sub­ven­cio­nes no se pue­de, ya que ese di­ne­ro es pa­ra gas­tar­lo en de­por­te.

El ca­so es que nos que­da un año me­nos pa­ra los Jue­gos de To­kio y el Equi­po Preo­lím­pi­co se va a pre­sen­tar en Pal­ma el 31 de mar­zo de 2018. El 2020 ya es­tá ahí.

MA­DRID SE QUE­DA PA­RA LAS REUNIO­NES DE LA JUN­TA DI­REC­TI­VA EN LAS QUE SE ALQUILARÁ UNA SA­LA DE UN HO­TEL

El CEAR de Santander se con­su­ma co­mo se­de de la Fe­de­ra­ción

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.