El me­jor par­que zoo­ló­gi­co del mun­do Te­ne­ri­fe

Lo­ro Par­que ha si­do re­co­no­ci­do es­te año co­mo el me­jor zoo del pla­ne­ta, se­gún los in­ter­nau­tas de Tri­pAd­vi­sor

ABC - Viajar - - Viajar Destinos - TEX­TO: ABC VIA­JAR

Des­de fi­nal de agos­to, los res­pon­sa­bles y tra­ba­ja­do­res de Lo­ro Par­que tie­nen un mo­ti­vo más pa­ra sen­tir­se or­gu­llo­sos. Es, ofi­cial­men­te, el me­jor par­que zoo­ló­gi­co del mun­do, se­gún los pre­mios Tra­ve­ller’s Choi­ce 2017, que otor­ga Tri­pAd­vi­sor a par­tir de las eva­lua­cio­nes in­de­pen­dien­tes de los usua­rios de es­te po­pu­lar por­tal de via­jes. El re­co­no­ci­mien­to de los via­je­ros es la prue­ba del al­go­dón que ava­la su la­bor de con­ser­va­ción y edu­ca­ción en el mun­do ani­mal y sus eco­sis­te­mas. No es el pri­mer pre­mio. Lo­ro Par­que ya te­nía la cer­ti­fi­ca­ción de bie­nes­tar ani­mal que otor­ga la or­ga­ni­za­ción Ame­ri­can Hu­ma­ne (es el pri­mer zoo de Eu­ro­pa que la tie­ne) o el cer­ti­fi­ca­do de ca­li­dad de la au­di­to­ria in­de­pen­dien­te Glo­bal Spi­rit.

Lo­ro Par­que re­pre­sen­ta los va­lo­res del zoo mo­derno, un en­torno lleno de vi­da ani­mal y ve­ge­tal don­de se pro­te­gen y con­ser­van di­fe­ren­tes ani­ma­les cu­ya vi­da en la na­tu­ra­le­za co­rre pe­li­gro. Pe­ro, ade­más de ese tra­ba­jo de com­pro­mi­so 100% con el mei­do am­bien­te, es­te par­que si­tua­do en Puer­to de la Cruz, su­po­ne una ex­pe­rien­cia inol­vi­da­ble pa­ra sus vi­si­tan­tes, mu­chos de ellos fa­mi­lias. En la vi­si­ta se pue­den ver por ejem­plo tres leo­nes de An­go­la, una es­pe­cie muy ame­na­za­da en mu­chas zo­nas de Áfri­ca, o pan­das ro­jos, uno de los es­pa­cios más im­pre­sio­nan­tes del par­que, en una ins­ta­la­cio­nes que re­pro­du­cen con mi­mo el am­bien­te sel­vá­ti­co pro­pio de su há­bi­tat na­tu­ral.

En reali­dad, to­do el pa­seo por el par­que es una in­mer­sión úni­ca en la na­tu­ra­le­za, re­co­no­ci­da por el en­tu­sias­mo de sus vi­si­tan­tes. La me­ticu­losi­dad con la que se re­pro­du­ce ca­da en­torno na­tu­ral re­sul­ta ver­da­de­ra­men­te emo­cio­nan­te. Pa­ra los afi­cio­na­dos al mun­do ma­rino, Lo­ro Par­que cuen­ta con otro es­pa­cio im­pres­cin­di­ble: Or­caO­cean, con una ex­hi­bi­ción úni­ca de las or­cas, o los del­fi­nes. Tam­bién hay un es­pa­cio de­di­ca­do a los go­ri­las, o un gran pin­güi­na­rio que nos tras­la­da di­rec­ta­men­te al mun­do an­tár­ti­co.

Lo­ro Par­que se inau­gu­ró a fi­nal del año 1972, con so­lo 13.000 me­tros cua­dra­dos y 30 per­so­nas. Des­de en­ton­ces lo han vi­si­ta­do 47 mi­llo­nes de per­so­nas, que han asis­ti­do pa­so a pa­so al per­fec­cio­na­mien­to y am­plia­ción de sus ins­ta­la­cio­nes, a su com­pro­mi­so con la bio­di­ver­si­dad y la be­lle­za. A par­tir de ese com­pro­mi­so na­cie­ron Ani­mal Em­bassy, una zo­na de­di­ca­da a con­cien­ciar

LO­RO PAR­QUE PRI­MA EL AMOR AL DE­TA­LLE Y EL RES­PE­TO AL MUN­DO NA­TU­RAL

a los vi­si­tan­tes de la im­por­tan­cia del res­pe­to al me­dio na­tu­ral, y Lo­ro Par­que Fun­da­ción, una ins­ti­tu­ción in­ter­na­cio­nal sin áni­mo de lu­cro que tie­ne co­mo mi­sión con­ser­var las es­pe­cies sal­va­jes y sus há­bi­tats. Sus re­sul­ta­dos: más de 17 mi­llo­nes de dó­la­res es­ta­dou­ni­den­ses in­ver­ti­dos en más de 130 pro­yec­tos, y 9 es­pe­cies de lo­ros di­rec­ta­men­te sal­va­das de la ex­tin­ción in­mi­nen­te.

En la ac­tua­li­dad, Lo­ro Par­que su­ma 135.000 me­tros cua­dra­dos lle­nos de ins­ta­la­cio­nes cons­trui­das con amor al de­ta­lle, in­clui­da una de las áreas que le han he­cho más po­pu­lar: allí ha­bi­ta la más gran­de y di­ver­sa co­lec­ción de lo­ros que exis­te en el mun­do. En sep­tiem­bre de 2018 se ce­le­bra­rá en es­tas ins­ta­la­cio­nes el IX Con­gre­so In­ter­na­cio­nal so­bre Pa­pa­ga­yos.

Un rin­cón del es­pa­cio de­di­ca­do a los leo­nes en Lo­ro Par­que (Te­ne­ri­fe)

En es­te par­que ha­bi­ta la ma­yor co­lec­ción de lo­ros del mun­do. So­bre es­tas lí­neas, un pan­da ro­jo

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.