Un lu­gar para sen­tir

Es uno de los mu­ni­ci­pios más be­llos de la is­la, con una mez­cla má­gi­ca de naturaleza e his­to­ria y un lu­gar cla­ve: el san­tua­rio de la Vir­gen del Pino

ABC - Viajar - - Viajar -

l mu­ni­ci­pio ca­na­rio de Te­ror tie­ne mu­chas ra­zo­nes para ser uno de los lu­ga­res im­pres­cin­di­bles en su vi­si­ta por la is­la de Gran Ca­na­ria, prin­ci­pal­men­te en los me­ses de ve­rano en los que se con­vier­te en el cen­tro de peregrinación al san­tua­rio de la Vir­gen del Pino. El 8 de sep­tiem­bre se ce­le­bra el día prin­ci­pal de su fes­ti­vi­dad.

La Vi­lla Ma­ria­na de Te­ror com­bi­na his­to­ria, mo­nu­men­ta­li­dad y naturaleza, pe­ro al mis­mo tiem­po es un re­fe­ren­te in­cues­tio­na­ble de la re­li­gio­si­dad y las tra­di­cio­nes de Ca­na­rias. Co­no­cer Te­ror es un acon­te­ci­mien­to má­gi­co. Su im­po­nen­te Ba­sí­li­ca, san­tua­rio de Ntra. Sra. del Pino, su en­torno his­tó­ri­co, sus mon­ta­ñas y pai­sa­jes le con­fie­ren un ca­rác­ter de es­pe­cial en­can­to para quie­nes bus­can un lu­gar apa­ci­ble don­de pa­sar unas ho­ras o unos días de des­can­so.

Te­ror es un lu­gar de pro­fun­da tran­qui­li­dad, a pe­sar de la cor­ta dis­tan­cia que le se­pa­ra de la ca­pi­tal de la is­la; es lu­gar de ca­mi­nos y pe­re­gri­nos, de gen­te aco­ge­do­ra, muy uni­da a los campos y a la tie­rra; de co­mer­cian­tes, de ar­te­sa­nos y ar­tis­tas que han re­fle­ja­do en sus crea­cio­nes plás­ti­cas, mu­si­ca­les o li­te­ra­rias la hue­lla que les ha de­ja­do es­te lu­gar en­can­ta­dor.

La his­to­ria de Te­ror no se en­ten­de­ría sin la Vir­gen del Pino, Pa­tro­na de la Dió­ce­sis de Ca­na­rias y re­fe­ren­te re­li­gio­so de ge­ne­ra­cio­nes de ca­na­rios. La de­vo­ción a la Vir­gen del Pino en­tre los ca­na­rios se ex­pan­de a lo lar­go de los si­glos des­de los pri­me­ros años de la con­quis­ta has­ta la ac­tua­li­dad, y con­vier­te a Te­ror en uno de los prin­ci­pa­les cen­tros re­li­gio­sos de las Is­las Ca­na­rias.

Su cas­co his­tó­ri­co cons­ti­tu­ye uno de los pa­tri­mo­nios cul­tu­ra­les más im­por­tan­tes del ar­chi­pié­la­go, con una en­ti­dad re­li­gio­sa y so­cial que ha que­da­do im­preg­na­da en sus ca­lles, casas, pla­zas y mo­nu­men­tos. En abril de 1979, el en­torno de la Ba­sí­li­ca fue de­cla­ra­do Con­jun­to His­tó­ri­co-Ar­tís­ti­co, con el fin de con­ser­var­lo y evi­tar su des­apa­ri­ción.

Des­de sus orí­ge­nes, Te­ror se ha ca­rac­te­ri­za­do co­mo uno de los en­cla­ves más fron­do­sos y prós­pe­ros para el cul­ti­vo, con abun­dan­cia de ve­ge­ta­ción y aguas, ha­cien­do po­si­ble que se man­tu­vie­ran du­ran­te si­glos al­gu­nos de los pa­ra­jes na­tu­ra­les más be­llos de la is­la. El mu­ni­ci­pio con­ser­va zo­nas de

Ees­pe­cial pro­tec­ción na­tu­ral y pai­sa­jes de mon­ta­ñas sur­ca­das por ba­rran­cos que se pro­lon­gan des­de el in­te­rior ha­cia la cos­ta.

La Fin­ca de Oso­rio es qui­zás el re­cin­to na­tu­ral por ex­ce­len­cia de Te­ror, que for­ma par­te del mí­ti­co Par­que Ru­ral de Do­ra­mas, del que se tie­nen no­ti­cias des­de an­tes de la con­quis­ta, ya que cons­ti­tu­yó uno de los bos­ques más im­por­tan­tes de Gran Ca­na­ria.

La si­tua­ción geo­grá­fi­ca del mu­ni­ci­pio, en las me­dia­nías de la is­la, lo ha con­ver­ti­do a lo lar­go de su his­to­ria en un im­por­tan­te cen­tro co­mer­cial abierto, con su co­no­ci­do Mer­ca­di­llo do­mi­ni­cal, uno de los mer­ca­dos am­bu­lan­tes más an­ti­guos de la is­la. Te­ror con-

LA FIES­TA DE LA VIR­GEN DEL PINO TRAS­CIEN­DE A TO­DO EL AR­CHI­PIÉ­LA­GO

ser­va ade­más un im­por­tan­te pa­tri­mo­nio et­no­grá­fi­co que se ma­ni­fies­ta en sus fies­tas, mar­ca­das en la ma­yo­ría de los ca­sos por tra­di­cio­nes re­la­cio­na­das con la re­co­lec­ción agrí­co­la y las creen­cias re­li­gio­sas.

Aun­que la Fies­ta del Pino so­bre­pa­sa cual­quier otra ce­le­bra­ción, son va­rias las fies­tas que se desa­rro­llan en Te­ror a lo lar­go del año, so­bre to­do en ve­rano. Sin em­bar­go, El Pino es la Fies­ta Ma­yor de Gran Ca­na­ria que tras­cien­de a to­do el ar­chi­pié­la­go y trans­for­ma Te­ror ca­da mes de sep­tiem­bre en un cen­tro de peregrinación cons­tan­te, prin­ci­pal­men­te en los días 7 y 8 en los que los pe­re­gri­nos lle­gan ca­mi­nan­do has­ta la Ba­sí­li­ca del Pino para par­ti­ci­par en la Ofren­da Ro­me­ría y en la pro­ce­sión de la Vir­gen.

Naturaleza y sen­de­ris­mo

El sen­tir re­li­gio­so de los ca­na­rios ha­cia la Vir­gen del Pino ha ido te­jien­do a lo lar­go de la his­to­ria una red de ca­mi­nos reales que con­du­cen a Te­ror des­de to­dos los lu­ga­res de la is­la. El ca­mino real que co­mu­ni­ca­ba Las Pal­mas de Gran Ca­na­ria con la Vi­lla Ma­ria­na de Te­ror es qui­zá uno de los más im­por­tan­tes y tran­si­ta­dos en el pa­sa­do, no só­lo por los pe­re­gri­nos, sino por los ve­ci­nos y co­mer­cian­tes que se tras­la­da­ban por es­ta an­ti­gua vía des­de Te­ror has­ta la ca­pi­tal.

Te­ror ofre­ce muy bue­nas po­si­bi­li­da­des para los aman­tes de la naturaleza y el sen­de­ris­mo. Se pue­de dis­fru­tar de ca­mi­nos, mon­ta­ñas, ba­rran­cos, tie­rras de cul­ti­vo y bos­que de lau­ri­sil­va. El pró­xi­mo 28 de ju­lio ten­drá lu­gar ca­rre­ra de montaña Aguas de Te­ror Trail-Desafío de Los Pi­cos, con más de 800 par­ti­ci­pan­tes.

Gastronomía

La gastronomía te­ro­ren­se es­tá muy vin­cu­la­da a la tí­pi­ca co­ci­na ca­na­ria con productos agrí­co­las y ga­na­de­ros co­mo las pa­pas (pa­ta­tas), las pi­ñas (ma­zor­ca), las ju­días o el ca­la­ba­cín, uti­li­za­dos para la ela­bo­ra­ción de los po­ta­jes tí­pi­cos ca­na­rios. Pe­ro si exis­ten productos que son un re­fe­ren­te co­mo mar­ca de Ca­na­rias y que han tras­cen­di­do a la gastronomía en las is­las, son los co­no­ci­dos cho­ri­zos y mor­ci­llas de Te­ror. Tan­to es así, que la me­jor piz­za de España del 2018 y la 13ª del mun­do, pre­mia­da en el Campeonato del Mun­do de Piz­za, ce­le­bra­do en abril en Par­ma ( Ita­lia), es­tá ela­bo­ra­da en Gran Ca­na­ria por la fa­mi­lia Ta­va­ni y tie­ne en­tre sus in­gre­dien­tes cho­ri­zo de Te­ror.

Te­ror ofre­ce ex­ce­len­tes ru­tas para los aman­tes del sen­de­ris­mo

ABC

Tra­di­ción y cul­tu­ra ca­na­ria en la ofren­da a la pa­tro­na

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.